Junín. martes 22 de septiembre de 2020
Semanario de Junín » Locales » 24 abr 2020

cuarentena violenta

La brutalidad policial se naturaliza en Junín

Un comerciante de la ciudad y su hijo fueron golpeados por una docena de policías que entraron a su casa con el pretexto de que tenía la “música fuerte”. El hombre viene haciendo públicas sus críticas al Intendente. Ya son varios los casos con esta característica y nadie da respuestas, ni siquiera el Poder Judicial


Otro caso de brutalidad policial se registró anoche en Junín, mientras las autoridades de seguridad y municipales manifiestan un silencio cómplice realmente preocupante.

Marcelo Teilleri, un comerciante de Junín, junto a su familia, vivieron un calvario en su vivienda de Belgrano 1178 cuando en la medianoche del jueves irrumpió la policía en el momento en que la víctima estaba filmando para las redes sociales un musical doméstico.

Si bien se indicó que “un vecino” había hecho la denuncia por la “música fuerte” un par de efectivos se acercaron y lo golpearon, luego el resto, que eran unos 12, ingresaron a la vivienda, donde se hallaban la esposa del hombre y sus tres nietos.

Su hijo estaba durmiendo y al oír los gritos se despertó y también fue castigado con brutalidad recibiendo heridas en su cabeza por los golpes propinados.

Los efectivos, además de causarle heridas a Teilleri y su hijo, causaron terror en su esposa y nietos rompiendo diversos enseres de la casa y mostrando una violencia inusitada.

El resultado de esa violencia quedó demostrado ya que el comerciante debió ser trasladado al hospital donde se constató que uno de sus ojos está dañado severamente, dos costillas fracturadas, al igual que su nariz, tal como relata en el video que grabó y que reproducimos.

Teilleri pidió la asistencia del médico de policía, al que le negaron por "la cuarentena". No quiso retirarse sin que lo revisaran y fue trasladado al H.I.G.A.

Posteriormente, trascendió que el titular de la Comisaría Segunda, le habría pedido “disculpas”, sin embargo, la situación resulta escandalosa debido a las formas violentas que se vienen manifestando desde la secretaría de Seguridad de la municipalidad que lideran Andrés Rosa y Luis Chami, con el aval del intendente Pablo Petrecca.

El hijo de Teilleri también fue golpeado con brutalidad.

Teilleri a través de sus cuestionamientos públicos en las redes sociales ha sido crítico del espacio político que supo llevar a la intendencia a Petrecca y del mismo jefe comunal, situación que jamás podría ameritar semejante brutalidad, aunque no se trata de la primera que ejecuta esta gestión Petrecca.

Vale recordar el año pasado, cuando cuatro referentes del Partido Obrero fueron detenidos por más de 14 horas por hacer una pintada en una pared con motivo de las elecciones.

Luego, el despliegue y abuso realizado con las topadoras hace apenas más de un mes en el barrio cercano a la alcantarilla de la calle Chile, donde quedó Chami no pudo sostener evidencias que permitieran los destrozos que se pretendían causar para tirar abajo las viviendas humildes de gente en situación de vulnerabilidad.

La golpiza propinada hace unos días a un jardinero que había criticado a Petrecca porque no podía salir a trabajar por la cuarentena obligatoria, y fuera acusado aún sin pruebas de “alentar a saqueos”

Ayer falleció un joven por chocar su moto contra un terraplén de tierra que se hizo de apuro, sin señalizar, para dividir intempestivamente la ciudad sin otra explicación que el capricho del funcionario, que aprovecha la situación de anomia para el abuso de poder.

Finalmente el caso de Teilleri que pretende ser justificado incluso por el Poder Judicial, el que frente al aislamiento debiera estar monitoreando el cumplimiento de los derechos de todos y cada uno, pero prefiere seguir haciendo la vista gorda sobre hechos cuya brutalidad resulta incontrastable.

NOTICIAS RELACIONADAS

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS