Junín. martes 14 de julio de 2020
Semanario de Junín » Opinión » 3 jun 2020

Espacio de opinión

Los voceros de Petrecca en el Concejo Deliberante solo expresan lo que piensa el Intendente

Escribe: Santiago Aguiar (*)


En las últimas horas me he quedado atónito leyendo las declaraciones de algunos de los concejales oficialistas, que con el papel bien estudiado (“sin repetir y sin soplar”), parecen amplificar lo que el intendente realmente piensa y no se anima a decir.

Con una clara intención de instalar una nueva grieta entre los argentinos, los ediles de Juntos por el Cambio se manifiestan abiertamente a favor de la movida “anticuarentena” con la falsa dicotomía salud/economía, argumentando (sin ningún tipo de dato fehaciente y comprobable) que salvo Junín, todo el país se está yendo a la ruina por culpa de un mal manejo del presidente que conlleva el cierre de fábricas y comercios, un aumento del desempleo y la pobreza. Incluso deslizan que aprovechando el aislamiento, el gobierno devaluó un 70% la moneda local y eso se trasladó a los precios de la economía que ahora resultan imposibles de pagar.

Ante semejante barbaridad, me gustaría recordar algunos números que dejó la gestión del presidente Macri, de la cual la totalidad de los dirigentes de Cambiemos fue cómplice e incluso muchos de ellos funcionarios públicos, que mansa y obsecuentemente defendieron todas y cada una de las políticas de Macri y Vidal.

Sin más preámbulos vayamos punto por punto

-“Que el país se está yendo a la ruina”: la actividad económica durante la gestión de Mauricio Macri se contrajo 3 de los 4 años, sin ninguna pandemia de condicione las políticas públicas. De esa manera el Producto Bruto Interno (PBI) per cápita perdió más de un 30% en ese período.

-“Que están cerrando fábricas y comercios”: durante los años 2016 y 2019 cerraron 25.000 pymes en nuestro país y el gobierno no tomó ninguna medida más de profundizar el ajuste que proponía el FMI. Hoy el gobierno puso en marcha el programa ATP, créditos a tasa cero, planes de regularización fiscal, etc.

-“Que está aumentando el desempleo y la pobreza”: les recuerdo que durante la gestión en la que fueron protagonistas el desempleo volvió a marcar dos dígitos, lo que significó dos millones de argentinos sin empleo, con el agravante de que a la par creció considerablemente la precarización laboral. La pobreza, por su parte, trepó más de un 8% entre 2015 y 2019. De esta manera con cuatro millones de nuevos pobres, casi el 40% de los argentinos y más de 50% de los chicos sufría esta condición.

-“Que el peso se devaluó un 70% y eso genera una inflación imposible de afrontar”: para sacarlos de su evidente ignorancia al respecto les cuento que el tipo de cambio oficial sólo se depreció un 15% en lo que va del año, aunque intenten confundir a la gente con el valor del dólar informal o los “dólares financieros” como MEP y/o contado con liquidación (cotizaciones que responden a variables muy ajenas a la política cambiaria). De todas maneras, parece que han padecido amnesia selectiva, cuando no recuerdan que durante su gobierno la moneda nacional sufrió una devaluación del 500% y solo en 2019 el aumento del valor del dólar fue del 60% (cifra que hubiera sido mayor de no haberse impuesto el cepo cambiario antes del final de la gestión). En cuanto al aumento de los precios, la Argentina estuvo en el podio de los países con más inflación mundial con 54% solo en 2019 y donde los salarios fueron los mayores perdedores con una caída del poder adquisitivo superior al 25%. Desde diciembre pasado y hasta el último dato disponible, la inflación interanual viene descendiendo.

Pero tampoco quisiera que se olviden que durante la gestión macrista, la bicicleta financiera fue el deporte nacional, donde el Estado pagaba tasas de interés record para que los fondos especulativos vengan solo a hacer grandes fortunas a costa de la destrucción del crédito productivo y el de las familias. Esa misma usura y especulación que aseguró el negocio para que se fugaran del país las de 86.000 millones de dólares y nos dejaran compromisos de deuda por un importe superior al 90% de nuestro PBI.

La Argentina en la que vivimos está más herida por la gestión de los que hoy se dan el lujo de criticar que por la cuarentena. En efecto, en esta coyuntura inédita y penosa que atraviesa el mundo tenemos un Estado presente que trata de ponerse en el lugar de los más vulnerables, con políticas públicas específicas como el Ingreso Familiar de Emergencia, el Programa ATP, los créditos a tasa cero, el aumento de las jubilaciones y las asignaciones para asegurar que los que menos tienen le ganen a la inflación, planes de regularización impositiva, entre otras.

No hay manual para enfrentar una pandemia como esta, pero si está claro que el desprecio por la vida que muestran los que se dicen “anticuarentena” los pone en las antípodas de la gran mayoría de los argentinos que están haciendo un gran esfuerzo para minimizar el impacto del virus.

Querer plantear esta disyuntiva en los medios solo persigue el objetivo de dividir a la sociedad, revelando una miope ambición política. Por tal motivo sería oportuno que el intendente Petrecca aclare ante la sociedad juninense si sus voceros en el Concejo Deliberante hablan por él o padecen de un exceso de obsecuencia.

 

(*) Ex concejal. Dirigente del Frente Renovador.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS