Junín. domingo 05 de julio de 2020
Semanario de Junín » Humor Político » 5 jun 2020

pagina amarilla

El Reino de Alexia


Parece que un rey cercano a sus afectos le hizo un regalo a Alexia. Tierra. Negra y colorada. De las dos.  Se desconoce el sentido, pero un regalo es un regalo y por no ser desagradecido, ahí quedó. Amontonada, en un rincón de los jardines del Palacio.

Un día, caminando por los alrededores, María Victoria le recriminó por la montaña que afeaba sus magnolias, jazmines y suculentas. ¿Cuándo vas a sacar esta mugre de ahí? Le espetó. Y como cada planteo de su dama es una orden, al otro día Alexia ordenó desparramarla en distintos lugares del reino.  ¿Por dónde, mi señor? Le preguntaron sus lacayos. “Por ahí, por cualquier lado, lejos de acá”. O sea, por donde joda a otros, pero no en sus narices. Por eso, al día siguiente, temprano, partieron los carruajes hacia lares distantes.

Unos la vertieron en los senderos del reino, algunos rellenaron unas zanjas y hubo quienes  la tiraron por otros lados.  Todos regresaron con la orden cumplida. Pasaron los días y al Palacio llegaron voces de protesta.  Parece que hubo montones que quedaron en lugares inapropiados, y taparon pasajes de los de las afueras, que se quedaron ‘del otro lado’. ‘Sacá la tierra, Alexia’, le rezongó más de uno. Pero el rey, los ignoró.

La montaña-tapón cumplió algo que Alexia buscó, y al fin logró: dividió a los pobres de los ricos en su reino. Esa acción, tuvo varias más, en la misma sintonía: dejó de levantar las ramas en algunos barrios  pero lo hizo más seguido en otros,  omitió cortar las cañas en ciertos lugares del reino  y dejó de fumigar contra el bicherío,  mientras llenó de humo a otros, con su moderno aparato fumigador. Cosas así.

Algunos vecinos le dijeron que gobernar así, es una vergüenza. Que debiera atender a todos por igual. Y tienen razón. Lamentablemente esta es la realidad de Alexia y así son sus dos caras. A algunos mucho, a la mayoría nada.

Por eso, lo de la tierra es más que un rezongo de su dama. Es la perfecta muestra de su mirada de la cosa pública. Tapa de mugre a los que no quiere.

Si para muestra basta un botón, con Alexia podría llenarse varias mercerías. No hace falta explicar qué clase de rey gobierna el Reino Frío. Mientras todo explota por los aires, él sigue como si nada, viendo pasar el tiempo y cumpliendo acciones improductivas, propias de un incapaz.

Así es Alexia, con y sin pandemia, con mucha tierra propia y sin nada en sus jardines. Un rey apático, sin ideas ni gestión, al mando de un reino que podía haber sido una maravilla, pero que lo convirtió en un pseudofeudo personal triste, y sin futuro.

PetrEgo

En la semana PetrEgo reunió su tropa y les gritó: ¡Estamos en emergencia! Parece que al contador de Costa Fría los números le empezaron a rebotar en su cabeza: el 40% menos de recaudación lo obligaron a una reunión de su mesa chica. Su Círculo Rojo de mente amarilla, hizo lo previsible: Si se achica, se recorta.

Hasta ahí, de manual, previsible. Ahora, ¿qué va a achicar PetrEgo? La respuesta es un verdadero misterio para una ciudad que no tiene mucho margen para recortar. No hay obras, no hay ampliaciones de pavimento, gas, agua, cloacas, no se pintan las columnas ni se agregan semáforos ni se junta el ramerío desparramado hace más de dos meses en algunos lados…no se mantienen las calles de tierra, ni siquiera con el regador cada tanto…¿entonces?

Porque es complicado achicar las prestaciones luego de haber aumentado las tasas entre el 70 y el 100% cuando arrancó el año, ¿No, PetrE? Porque, como explicar la nueva metida de dedo (otra más). Sería fenomenal.

No hace falta explicarlo: la mano viene complicada y por eso PetrEgo pidió la emergencia económica: ya avisó que se le complica pagar los sueldos y pese al cable que llegó de Nación y Provincia, el respirador se  sigue necesitando.

En el horizonte de conflictos, tal vez Ashira arranque primero, ya que PetrEgo avisó que busca recortar un 20% de los servicios y que verá qué hará con el contrato que  vence en septiembre. Reducir la recolección, el barrido y eliminar la barredora figuran entre algunas prioridades. El canon al Relleno Sanitario también está en la mira. No será en medio de un asado y abrazos de amigos que se resolverán estos conflictos.

La pandemia llegó para quedarse y sus efectos empiezan a asomar. Hay un problema adicional. Hay que gestionar de verdad y mucho más en la adversidad, no ya con los amigos palmeadores de las fotos sin sentido.

En la cancha se ven los pingos Petre.  Una joda. Ya sabemos que con esa monta, y sin el caballo del comisario, ganar la carrera será una utopía.

Te contamos todo lo QUE NO HICIMOS esta semana

- Sacar el montículo de tierra que tapona el paso de calle Chile

- Levantar mugre,  ramas y yuyos que se amontonan por todos lados

-) Avisar qué vamos  a recortar. ¿Servicios? ¿Ganas? ¿Más transparencia?

- Pintar columnas, sendas peatonales, agregar semáforos…

- Cambiar el cartel de calle Los Ombúes al 100 (¡saquen el que dice Los Jilgueros!)

- Comprar la capa para los superpoderes. Ah, ¿El pedido no era para volar de acá?

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS