Junín. viernes 25 de septiembre de 2020
Semanario de Junín » Municipios » 14 jun 2020

EN CHACABUCO

Un joven de 28 años se quitó la vida en una celda, luego de ser detenido

Tras un llamado de la propia víctima al 911, haciéndose pasar por otra persona, la policía de Chacabuco logró ubicarlo en su domicilio. Se lo llevaron demorado por agresiones a los efectivos y más tarde se suicidó.


La Justicia caratuló la causa como "suicidio" tras haber interrogado a familiares del joven –que se hallaban en la comisaría al momento de los hechos– y a los efectivos policiales que intervinieron realizándole RCP a la víctima hasta el arribo del personal asistencial del Hospital Municipal, quien acudió al lugar en forma inmediata trasladándolo al nosocopio local donde se constató el fallecimiento del joven.

Según lo informado por fuentes judiciales, en la noche de ayer sábado, Isaías Antoneda, de 28 años de edad, que se encontraba alojado en la comisaría local, se quitó la vida en una celda individual.

Los detalles narran que cerca de las 20.45 de ayer, la comisaría local recibió un llamado telefónico efectuado por el propio Antoneda, haciéndose pasar por otra persona y manifestando problemas en su domicilio. El llamado ingresó por la línea 911

Inmediatamente, desde la comisaría de Chacabuco se comunicaron telefónicamente con el lugar de los hechos, respondiendo el llamado la madre del joven, quien refirió que su hijo estaba agresivo, y que "por favor se presenten en el lugar", en el Barrio Parque Azul. Pero cuando los efectivos llegaron al lugar, el joven salió de la casa portando armas blancas y comenzó a agredir a uno de los policías, quien retrocedió mientras su compañera –quien se encontraba en el móvil– solicitaba refuerzos.

Al arribar un nuevo patrullero, Antoneda siguió intentando agredirlos hasta que lograron reducirlo, no sin antes ocacionarles algunas heridas a los efectivos. El joven finalmente fue trasladado –en carácter de aprehendido– al Hospital, en primer lugar, y luego a la comisaría local, donde fue alojado en na celda individual.

Del testimonio de familiares, se desprende que el joven sufría de adicciones y que ya había tenido intentos de suicidio. Manifiestaron, además, que el joven tuvo la intención de morir en el momento en que llegaron los efectivos policiales a su domicilio.

CONFORMIDAD DE LA FAMILIA

La conducta del jefe de Seguridad del Municipio de Chacabuco, el comisario general (RE), Marcelo Loyola, junto a la participación del intendente Víctor Aiola, que  le pusieron el cuerpo a la situación y llegaron hasta la casa de los familiares para la contención, hicieron que todo termine en paz. 

 

La gente siempre se ha manifestado en favor del Loyola, ya que trata de resolver rápidamente los pedidos sobre la seguridad y está en todos los barrios de la vecina ciudad, recorriendo y hablando con la gente.

Debido a la experiencia del "cara a cara", en su tarea profesional como policía, sabe consensuar y llevar a buen puerto y de ahí el afecto de la gente y la confianza del intendente Víctor Aiola, quien más de una vez le ha demostrado su confianza.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS