Junín. jueves 09 de julio de 2020
Semanario de Junín » Opinión » 17 jun 2020

TENSION EN LA PENINSULA

A 70 años del inicio de la Guerra de Corea, el análisis de un experto juninense

A casi una semana del 70 aniversario del inicio de la Guerra de Corea, con la demolición de la oficina de enlace intercoreana, la República Popular Democrática de Corea le dice a su vecina del sur: "Córranse de la mesa de negociación porque ustedes no tienen poder de decisión", apuntó el profesor Luciano Lanare.


La Guerra de Corea comenzó el 25 de junio de 1950 y el cese al fuego se dio tres años después, aunque técnicamente ambas naciones siguen en conflicto. Fue una consecuencia directa del final de la Segunda Guerra Mundial e inicio de la Guerra Fría, pero se originó por la presión que EE.UU ejercía desde el territorio ocupado del sur de la península.

El norte, que contaba al igual que hoy con apoyo de China y Rusia -ex URSS-, tiene frontera terrestre con ambos países. De ahí la relevancia estratégica tanto en el pasado como en el presente.

La explosión que derrumbó la oficina de enlace esta semana puede tomarse como algo simbólico, pero se debe enmarcar en una escalada creciente de tensiones. Maniobras desestabilizadoras desde Corea del Sur por parte de desertores norcoreanos fueron el detonante para las reacciones de Pyongyang contra Seúl.

"Corea del Sur no puede resolver el tema de los desertores, no puede contenerlos", apuntó el juninense Luciano Martín Lanare (45), profesor de la Cátedra de Asia y África de la Universidad Nacional de La Plata, hijo del recordado meteorólogo Luis María Lanare, fallecido en marzo pasado.  

Luciano Martín Lanare (45), experto en  Asia y África.

"Cuando semanas atras la CNN tiró que a Kim Jong-un estaba muerto y se venía la hecatombe, dos de las fuentes fueron desertores que además fueron elegidos legisladores a la Asamblea Nacional de Corea del Sur. Estos tuvieron que salir a pedir disculpas con un comunicado diciendo que habían difundido una mentira y sentían sobre sus espaldas el peso de haber generado un conflicto diplomático", graficó el entrevistado.

LOS GLOBOS DE LA DISCORDIA

Los desertores se amparan en el derecho a la libre expresión para llevar a cabo diversas acciones que buscan socavar al Gobierno de Kim, como el envío de propaganda. Sin embargo, Lanare indicó que hay un fallo de la Justicia surcoreana de 2016 que no les da la razón, porque dice que si la libertad de expresión pone en peligro la seguridad nacional, "deja de ser cuestión atendible".

"Al final de mayo se dio la continuación de una estrategia que tienen bien aceitada de enviar globos con panfletos anti gobernantes norcoreanos. Apareció un basta por parte de las autoridades norcoreanas y se tensó la relación, sobre todo de Kim Yo-jong, la hermana de Kim Jong-un", refirió el experto.

Si bien, según la información aportada por Lanare, los pobladores "no le dan mucha importancia, las autoridades lo viven como un afrenta (...) la última suelta de finales de mayo se cree que tiraron hasta 500.000 panfletos. En 2016 por ejemplo llegaron al millón".

EL TERCERO EN CUESTION

En el marco del aumento de la conflictividad que comenzó a principios de junio, Seúl intentó enviar señales de distensión cuando desde el norte se dejaron de atender las llamadas semanales de coordinación.

"El Ministerio de Unificación [de Corea del Sur] salió esta semana a decir va a denunciar penalmente a los desertores, a tratar de encarcelarlos", indicó Lanare. Pero el mensaje parece no haber sido suficiente para apaciguar el malestar.

"Corea del Sur está en una encrucijada muy complicada", aseguró el docente al señalar que "quien firma el cheque al final del día es EEUU en las relaciones con Corea del Norte".

Hace dos años, el 12 de junio de 2018, se produjo un hecho histórico cuando el presidente estadounidense, Donald Trump, se reunió en Singapur con Kim Jong-un para analizar la pacificación en la península. Pero luego de aquel encuentro, que tuvo una segunda instancia en febrero de 2019 en Vietnam, las negociaciones se paralizaron.

Los del sur están entre tratar de calmar, "porque si se arma un conflicto los perjudicados" son ellos, pero a la vez no "pueden tirar mucho de la cuerda", porque EE.UU dice que "hasta que no se desnuclearicen no se puede hacer nada'".

OTRA VEZ ARROZ 

Consultado sobre el fracaso de lo que parecía un auspicioso inicio del diálogo impulsado por Trump con Pyongyang, el experto de la Universidad Nacional de la Plata consideró que el norteamericano "es un jugador de casino además de ser dueño de casinos. Apuesta la ficha si sabe que puede ganar en el momento que está jugando".

"En su momento le servía una foto con Kim Jong-un, que era como una foto con Drácula para occidente", señaló. Trump se presentó como el que iba a "poner en caja" a Kim, pero después se demostró todo lo contrario. "Hay que tenerlo clarísimo: la desnuclearización nunca la van a poner en la mesa de negociación, eso nunca va a suceder".

Hasta el cierre de este informe la Casa Blanca no se había pronunciado oficialmente sobre la situación en la península, salvo por declaraciones de un vocero del Departamento de Estado a la agencia EFE. "EEUU apoya plenamente los esfuerzos de Corea del Sur en las relaciones intercoreanas e insta a Corea del Norte a evitar más acciones contraproducentes", anticipó Lanare.

En cambio, sí lo hicieron Rusia y China. El Ministerio de Relaciones Exteriores del gigante asiático comunicó que espera que las partes mantengan la paz y la estabilidad pese a la explosión de la oficina, mientras que el portavoz presidencial del Kremlin, Dmitri Peskov, señaló que su país invita a ambas coreas a mostrar "moderación" y desechar cualquier intento de represalia o respuesta militar.

Fuente www.mundo.sputniknews.com

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS