Junín. sábado 23 de septiembre de 2017
Semanario de Junín » Locales » 30 ago 2017

TRANSITO MORTAL

Eduardo Naya, titular de Seguridad Vial: un ex bombero que echa nafta al fuego

Con 14 muertos, Junín sigue manteniendo un tristísimo récord, producto de calles infernales con falta de conciencia, respeto por los demás actores del tránsito y la ausencia casi total de controles y sanciones. Mientras tanto, el titular de la AMSV se muestra “satisfecho” por la merma en la cantidad de siniestros viales.


Por:
Redacción Semanario de Junín

Catorce muertos en las calles juninenses en lo que va del año. Más otros cientos de los que nada se sabe sobre su evolución o secuelas físicas, que fueron noticia por un rato pero debieron hacer frente a un largo, costoso y doloroso tratamiento de rehabilitación.

Esta es la realidad del tránsito en Junín, que nada ha cambiado de la mano del exbombero Eduardo Naya al frente de la Agencia Municipal de Seguridad Vial (AMSV).

Según las últimas estadísticas difundidas por el Hospital Interzonal “Abraham Piñeyro”, durante 2016 se atendieron 960 personas accidentadas, a las que habría que sumar muchas otras que no llegaron a recibir cuidados médicos. Por eso, al menos en las planillas oficiales, figura un promedio de 80 accidentes mensuales en la ciudad. Son los registrados: las otras colisiones menores terminan con intercambio de seguros y son las que menos problemas causan.

A todo esto: ¿qué es de la vida del bombero loco? El titular de la Agencia Municipal de Seguridad Vial Eduardo Naya está más callado que nunca, a pesar que suele gustar del protagonismo y hacer ‘abuso’ de su verborragia cada vez que le alcanzan un micrófono. ¿Lo habrán silenciado por las elecciones?

Hace apenas unos días asomó la cabeza para declarar su ‘satisfacción’ por la merma en la cantidad de siniestros viales y su ‘preocupación’ por la cantidad de muertes jóvenes. Y ya que estaba, como nadie le dice nada, alabó el “trabajo de prevención y control” que realiza el organismo a su cargo.

La verdad, si no fuera triste, sería cómico. Ya van para los dos años de gobierno y Naya no mostró todavía un solo resultado concreto, aunque ahora está feliz por la incorporación de diez nuevos agentes viales. El sistema sigue siendo el mismo que usaba su antecesor Daniel Kelly, con los ‘puestos cazabobos’ ubicados en estratégicos lugares de la ciudad y por lo general, comandados por la policía: así sólo logran atrapar a los violadores de papeles, pero jamás a los que andan sin casco, pasan en rojo o se atreven a circular a contramano, porque esos olfatean cuadras antes y cometen todas las aberraciones necesarias para zafar del control.

Para Naya, cualquier arista del tema tránsito merece la calificación de “muy complejo”, y por eso pasa el tiempo sin que al menos se ensayen soluciones, para una problemática que no es nueva pero sigue agregando peligrosidad, muertos y heridos.

CATORCE MUERTOS

Elma Terríbile, de 82 años, se convirtió el sábado pasado en la decimocuarta víctima fatal del caótico tránsito juninense en lo que va del año, luego de permanecer quince días internada en el HIGA, adonde fue trasladada tras ser embestida por una moto Guerrero 110, conducida por Pablo Obrador, mientras atravesaba la calle. El accidente ocurrió el sábado 12 de agosto pasado, aproximadamente a las 18 horas, en Primera Junta, entre Hipólito Yrigoyen y Pellegrini.

EL CASCO

Según Naya, como consecuencia de los controles vehiculares en la zona céntrica, el 80 por ciento de los motociclistas usa casco.

Dale, contate otro chiste. ¿Viviremos en la misma ciudad?

No, señor funcionario municipal. Ni tapándose los ojos en una esquina uno logra contar 8 cascos puestos de cada 10 motos que pasan. Y eso que es obligatorio.

Pero lo que pasa es que acá, en esta ciudad, las obligatoriedades no son eternas, al tiempito caducan. Sino, a pesar de los anuncios, vaya señor vecino y párese en cualquier estación de servicio a ver si no le cargan nafta a cualquier moto, tenga o no tenga casco su conductor. El tema de no expender combustible fue para las fotos y las declaraciones de rigor, después los controles se vuelven más laxos, se olvidan… y todo queda como estaba.

MÁS MEDIDAS

Naya sospecha que el problema de la inseguridad vial en la ciudad es cultural.

Acá un paréntesis: aplausos y más aplausos para un verdadero iluminado de nuestros días. ¿Cultural? Maravilloso, Naya, diste en la tecla. Ahora la pregunta es: vos, que tenés un carguito y estás más o menos involucrado en el tema, ¿qué estás haciendo para revertir?

Porque controlar los papeles del seguro, la VTV, la licencia de conducir y la documentación del auto, no cambia costumbres culturales ni en chiste. Porque si le pedís todo eso a un tipo que va con su motito cuando por el horario es obvio que vuelve de laburar, pero al lado pasó como pancho por su casa un minibús con el tipo, la mujer y los tres pibes, o un par haciendo willy… ¿de qué enseñanza o mejoramiento o contribución estaríamos hablando?

A todos hay que parar, Eduardo. A todos. Sí, no sólo a los que tienen caritas de buenos y sabés que a lo sumo renegarán por lo bajo, pero no te van a hacer nada. Animate a los otros, a los que tienen escape libre y creen que una gorra es igual al casco. A esos que sabés que no sólo no tienen un solo papel, sino que muchas veces andan en motos robadas. ¡Y animate a salir de centro! ¿Viste cuando sale Petrecca a timbrear? Bueno, decile que te señale algún barrio, donde parece que las leyes son distintas, y date una vueltita para mirar el panorama.

Y sobre todo, hay que ser guapo. Nada mejor para cambiar costumbres culturales que atacar al bolsillo. Y no cobrando por fotomultas pavotas como ‘invadir la senda peatonal’, esa que recién ahora están repintando, sino agarralos in fraganti por pasar semáforos en rojo y poner en riesgo su vida y la de los demás, por ejemplo. Vas a ver cómo después de tener que pagar, empiezan a distinguir colores…

EMERGENCIA VIAL

Por todo este cuadro, que sigue siendo igual de grave que siempre, es que sería interesante aprovechar la emergencia vial sancionada en junio por el Concejo Deliberante y regirá todo el año próximo.

A este ritmo, parece que nadie lo recuerda como pasó la vez anterior, cuando estuvo en vigencia por más de un año y significó apenas un papel en el municipio.

Por esta declaración, Naya, el municipio tiene facultades para reacomodar las políticas en materia de tránsito. Así que estás a tiempo. No te pongas contento con los reductores de velocidad nomás, y sacá los muchachos a la calle. Hace casi dos años que estás, así que arremángate de una vez. Eso sí: deciles que no dejen pasar a los amigos y cumplan su laburo. Trece muertos en ocho meses son muchos, y eso que Dios parece estar de tu lado dejando a un montón de gente con serias problemáticas físicas a raíz de accidentes viales, pero sin ingresar a esta estadística que es la única que se sigue y se publica en los diarios. Pero también existen.

NOTICIAS RELACIONADAS

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS