Junín. sábado 23 de septiembre de 2017
Semanario de Junín » Opinión » 4 sep 2017

OPINION

¿Dónde está Santiago Maldonado?

No está bien "callar" a las escuelas y no está bien "politizar" temas desde lo partidario, pero como docentes debemos mostrar todas las caras de la moneda y lograr que nuestros alumnos se formen una opinión propia.


Por:
MIGUEL MANCUSO

Yo soy de una generación que vivió la censura política abierta. Fui perseguido por pertenecer a grupos juveniles de la iglesia, por leer y estar de acuerdo con la Encíclica Papal Populorum Progresio, por leer “Las venas abiertas de América Latina” de Galeano, por cantar canciones de los Olimareños, por decir que creía en la Iglesia de los pobres y los humildes y no la de las "monedas de oro".

Viví en plena época de la dictadura militar en una pensión y tuve compañeros de facultad desaparecidos. Por eso no quiero nunca más revivir estas épocas.

Están llegando notas a directivos de escuelas de parte de las Supervisiones con el objetivo de prohibir que se hable de Santiago Maldonado en las aulas.

En las redes hablan de no hacer política en la escuela.

¿Qué es no hacer política?

Paulo Freire decía que la educación es un hecho ético-político, y yo digo que política hacemos todos los días y en cualquier momento que expresamos una idea.

No podemos confundir "política" en general con política partidaria que es específica de partidos políticos. Todo en la vida es política! Cualquier decisión o elección es política. La escuela se mueve políticamente!

Cuánta tristeza tanta ignorancia e indiferencia...

Está bien que nuestros políticos no son ejemplo de nada pero cada uno de nuestros actos implica tomar una posición y eso es política.

¿Por qué algún iluminado debe censurar lo que hablamos en un aula? A este ritmo creo que dentro de poco nos pondrán cámaras para saber que decimos.

Sres. la historia de la censura es la historia del poder.

En el mundo contemporáneo la censura es algo sofisticado y es mucho más poderosa que lo ha sido nunca, pese a los miles de afirmaciones en favor de la libertad de expresión contenidas en las declaraciones de derechos humanos y en las Constituciones.

En la actualidad la censura se ejerce de mil maneras, es una censura que tiene su origen en el control de los medios de comunicación de masas por unas pocas empresas, en la uniformidad y eliminación de la reflexión personal y el pensamiento crítico y también en el silencio.

La mejor censura es no informar de lo que puede desestabilizar el status quo. Hoy la censura tiene un ámbito internacional y en tiempo de guerras se convierte, la información, en un campo de batalla.

Por eso digo no está bien "callar" a las escuelas y no está bien "politizar" temas desde lo partidario, pero como docentes debemos mostrar todas las caras de la moneda y lograr que nuestros alumnos se formen una opinión propia.

Los que educamos debemos defender el valor de la palabra y el pensamiento, pero también, saber la diferencia en el abordaje de ciertos temas.

Hablamos de que nuestros alumnos deben tener un pensamiento crítico y cuando se tocan determinados temas reprimimos la voz de quien puede enseñarles a dialogar y respetar todas las ideas.

¿Por qué subestimamos a los adolescentes? ¿Acaso creemos que son tontos?

Piensan y mucho, el problema como siempre digo somos los adultos que nunca sabemos tomar el rol que nos corresponde en esta sociedad y que en lugar de dar ejemplos o le damos libertinaje o le damos represión.

 

 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS