Junín. domingo 25 de octubre de 2020
Semanario de Junín » Opinión » 26 sep 2020

Mirada extrema

Inversión pública, negocios privados

Escribe: Andrés Rissolo.


El 11 de septiembre pasado, en una reunión que mantuvieron integrantes de los equipos municipales pertenecientes a diferentes áreas y el intendente Pablo Petrecca, se realizó el anunció de la creación de la Agencia Municipal de Tierras y Vivienda. Otro ardid hecho realidad para las presunciones del jefe municipal en sus esfuerzos por consolidar la obra pública con un sentido propio.

Según la información proveniente desde el mismo municipio, se busca “transformar el suelo en suelo urbano” para dotarlo de todo lo necesario para que pueda estar disponible para la construcción de viviendas. Tras la necesidad de la gente está encaramado el negocio privado.

Para ello se necesita planificar toda la infraestructura urbana, que Provincia y Nación se hagan cargo, para después usufructuar el increíble meganegocio inmobiliario que los adláteres del poder ya han finamente preparado.

Previo al anuncio, el administrador local no escatimó palabras de elogios al destacar: “el trabajo realizado por la gestión en los primero cuatro años de gobierno, con el desafió de llegar a una mayor integración de los barrios dotándolos de servicios básicos y esenciales y llevar dignidad a todo el partido de Junín”.

Como si ese no fuera la premisa fundamental que todo gobernante debiera realizar sin esperar ningún agradecimiento a cambio, Petrecca continuó su monserga con “la necesidad de dotar al suelo con servicio de agua, cloacas, tendidos eléctricos, calles con buen transitabilidad, transporte público y unidades sanitarias”.

Aunque el hecho más importante para el primer mandatario local fue el haber “tenido un avance muy significativo en materia de escrituración social”, hecho éste que según las propias palabras de Petrecca “nos quedaba pendiente poder darle un mayor empuje a  la generación de nuevo suelo  urbano para que esto, posteriormente  se convierta en nuevas viviendas”.

 Con tales anuncios y subrepticiamente, el proyecto “Central Park”, ubicado en los predios que hoy ocupan los talleres ferroviarios y vías pertenecientes a la línea Gral. José de San Martín, se iluminaba con luces de neón e inmensos reflectores proyectaban su haz de luz al firmamento, anunciando la consagración de otro hito para la realización de los mega emprendimientos que  reditúan grandes dividendos privados.

Con un viso legal y una perspectiva progresista, Petrecca ni por un momento dejó sin explicar que “para la generación de viviendas hacen falta el fuerte acompañamiento del estado provincial y nacional”.

Es decir: necesitan la plata que se aporta en todos los impuestos para construir la infraestructura, después los amigos del poder comunal se harán cargo de  los negocios privados. Los pingües dividendos que se mueven en la construcción de los inmuebles y/ edificaciones que estarán ubicados en el centro de la ciudad.

El impulso para la generación de nuevas unidades habitacionales de seguro tendrá a los estratos económicos más favorecidos como destinatarios de  todos los esfuerzos públicos. Por eso es tan importante para el intendente optimizar el trabajo de base que se realiza por coordinar los distintos departamentos municipales involucrados en el tema, no sólo dese los social y urbanístico - sino lo más importante – darle un marco jurídico para que todo “funcione” correctamente.

“El argumento de la vivienda es una cuestión a la que hay que darle el empuje y eso se hace extremando la utilización de todos los recursos, apuntando a articular esta política  junto al Estado Provincial y Nacional, que son los grandes financieros de cualquier proyecto de vivienda”.

Sin tiempo que perder, y ante la avanzada de la Suprema Corte de Justicia sobre el tema de la estación terminal de ómnibus, la avanzada del Petrecca cerró filas en torno a las próximas acciones que lo beneficien en el futuro. Pasó de anunciar que Junín no tenía tierras fiscales disponibles para ofrecer, a buscar ahora por busca dotar de tierras que puedan estar disponibles para la construcción de viviendas.

La responsabilidad de lograr la generación de suelo urbano recaerá en el trabajo mancomunado de las áreas de Gobierno, Desarrollo Social y Obras Públicas, quienes tendrán la función de la adquisición de tierras con destino a viviendas y a desarrollo productivo. La idea es centrarse en programas de reagrupamiento de la tierra y la aplicación de instrumentos jurídicos con que se cuentan en el ámbito municipal, advirtió el funcionario designado para tal efecto.

De aquí en más, esta nueva dependencia se ocupará de coordinar a los departamentos y formular las políticas adecuadas y acertadas al contexto. En definitiva, es reagrupar tareas que ya se vienen realizando para dotarlas de mayor grado de eficiencia, brindando un servicio local adecuado, como para curarse en salud de cualquier futura malversación de fondos, prevaricato, peculado o estafa al disco, con la que tan siquiera se pueda especular.

Muy lejos de la problemática social, el tema central pasa por la tenencia de la tierra. A partir de allí se pueden diseñar propuestas que apuntan, fundamentalmente, al negocio de la vivienda. Los municipios, como base primaria territorial, pueden ocuparse de la provisión de la tierra, porque el tema de las viviendas es más complejo e históricamente, en nuestro país, se encargaron los estados provinciales y nacionales como entes financieros.

Desde hace más de dos años que insistimos en esta clara la intención gubernamental. “Debemos apuntar a reordenar el banco de tierras, hacer un relevamiento para ver la disponibilidad y articular esto con las políticas que bajen del estado provincial o nacional. Deben conformar fuertemente el banco de tierras para cuando lleguen los proyectos”, remarcó Juan Mucciolo, titular de la flamante Agencia Municipal de Tierras y Vivienda.

Después de cuatro años de gestión ya están  localizados los lugares que podrán llegar a utilizarse para tal fin, según determinó el funcionario que agregó “tenemos lugares detectados, con proyectos listos y en marcha. Esto aún requiere todo el proyecto de legalización y estamos a la espera de la regularización”.

A pesar del manto de invisibilidad y de ignorancia que se le prendió dar a esta columna, el empleado municipal remarcó que “tenemos identificados no menos de seis lugares. Ahora estamos ingresando en la fase de elección del instrumento jurídico para que puedan ingresar al banco de tierra municipal”.

“La problemática es compleja, se decidió el abordaje integral: social, jurídico y urbanístico”, dijo Mucciolo, y advirtió que más allá de la conformación de la dependencia municipal “no somos los únicos actores, es importante que participen los colegios profesionales (técnicos, arquitectos, martilleros, etc.).

No se hizo mención, en la gacetilla municipal, pero no estaría lejos alguna empresa constructora amiga que “comulgue” con Pablo Petrecca y su loable idea de la construcción de meganegocios solventados por la sociedad.

-----------------------------------------------------

Hacé click en el enlace https://issuu.com/semanariodejunin9/docs/semanario_221 y disfrutá de la mejor redacción. 




 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS