Junín. lunes 20 de noviembre de 2017
Semanario de Junín » Locales » 9 sep 2017

conflicto sin solución

Crisis en medios de prensa de Junín: despidos en Canal 10 y cambio de mando en LV

El tránsito de una fuerte crisis estructural en los medios periodísticos locales encienden una luz de alerta sobre la precarización y el deterioro de las fuentes laborales.


Por:
REDACCION SEMANARIO

En más de una ocasión desde estas páginas hemos encendido una luz de alerta sobre la precarización y el deterioro de las fuentes laborales en los medios de comunicación locales, que afectan no sólo a los propios trabajadores de prensa, sino que tiene consecuencias en la libertad de expresión y en la calidad de la información que se brinda.

La desaparición de más voces, más enfoques sobre la realidad y más actores en el periodismo es una cuestión central para la libertad de expresión. Si esas miradas no existen se empobrece la pluralidad. Si, además, hay menos fuentes laborales, los periodistas se ven obligados a aceptar condicionamientos mayores por parte de sus empleadores ante la posibilidad concreta de perder su trabajo en un mercado donde justamente lo que prima es la escasez.

En este marco, el despido de un periodista de Canal 10 de Junín, el levantamiento del noticiero de la noche de la misma señal y la posibilidad concreta de que la sangría laboral no se detenga, pusieron sobreaviso al resto de los trabajadores del Grupo América TV a quienes, según confirmaron a Semanario, la gerencia local les aseguró continuidad laboral.

Consultado por este medio, Andrés Mansilla, secretario general de la seccional Junín del Sindicato Argentino de Televisión (SAT) relativizó el despido del periodista Fernando Bongiorno de Canal 10, oficializado el pasado miércoles, aunque afirmó que “la situación de América TV es crítica” y que las autoridades van a “buscar reducir gastos pero sin tocar al personal”.

“Estuve reunido con el gerente Julio Botta hoy viernes (por ayer) y le plantee que había un malestar muy grande de los trabajadores por los rumores de despidos, y me aseguró que no había ningún ajuste de personal. El que se fue del canal (NdR: Fernando Bongiorno) tenía un contrato temporario y sabía que se le terminaba. Hay otro caso, de un trabajador (NdR: Eduardo Depine) al que le faltan dos años para jubilarse, y que tenemos que charlar ante la posibilidad de un retiro voluntario”, manifestó el dirigente gremial.

Por otra parte, Mansilla confirmó que las autoridades del canal “van a reducir horas de transmisión, pero eso no afectará al personal. Lo que hicieron fue levantar el noticiero de la noche (NdR: era conducido por Jorge Hankin), para ver si pueden tener una venta mayor de publicidad con el noticiero de América TV, porque económicamente no les redituaba. En cambio, con el noticiero nacional ya les dieron el visto bueno para que salgan a buscar publicidad. La situación del canal es crítica, y creen que van a llegar a fin de año con un déficit de 6.000.000 de pesos. Se va a buscar reducir gastos pero sin tocar al personal”, aseguró.

LA COMPRA DEL 40%

Siempre ocurre lo mismo cuando surge la noticia sobre un empresario que concreta un millonario desembolso para ingresar en el mercado de la TV: ¿para qué quiere entrar? Después de todo, se trata de un negocio difícil, amenazado por los cambios tecnológicos y que siempre ha cargado con la sospecha de estar sobredimensionado.

En febrero de este año, el CEO de Swiss Medical, Claudio Belocopitt, adquirió el 40 por ciento del paquete accionario de América TV, A24, Radio La Red, CANAL 10 DE JUNIN y el portal de espectáculos Primicias Ya, que pertenecía al Grupo De Narváez. La operación no incluyó cambios en Supercanal, Diario Uno y diario La Capital que pertenecen al grupo Vila-Manzano.

La nueva composición accionaria quedó conformada así: 40% Grupo Vila; 40% Belocopitt; 15% Eurnekián; y 5% Nofal. El Grupo América lleva 35 años de trabajo en el país, es 100 por ciento de capital nacional, está presente en 17 provincias y está conformado actualmente por más de 5.500 trabajadores (en Junín trabajan 18).

De hecho, una frase recurrente -y aceptada como una verdad por todos los que trabajan en los medios- es que el mercado da para que los dos canales primeros  en audiencia (Canal 13 y Telefe) ganen dinero y los demás luchen por la supervivencia.

Con una facturación menor a un tercio de la de los líderes, América TV está muy lejos de ubicarse entre las empresas candidatas a captar una porción importante de la torta publicitaria y de convertir en millonarios a sus accionistas. De hecho, esperan terminar el año con un déficit cercano a los 6 millones de pesos.

Entonces, la pregunta es inevitable: ¿qué vio Claudio Belocopitt, un exitoso empresario que dirige Swiss Medical, la segunda mayor firma de medicina prepaga del país, para ingresar a un negocio complicado? Belocopitt ya había incursionado antes en el mundo de los medios, de la mano de sociedades con Daniel Hadad y Marcelo Tinelli, a principios del 2000.  Pero ahora, su jugada es vista como un paso clave para hacerse de una plataforma publicitaria de gran alcance.

A nadie se le escapó el sugestivo dato de que la llegada de Belocopitt a América TV se produjo justo en plena "guerra" entre Swiss Medical y OSDE -con acusaciones cruzadas de competencia desleal- y en medio de un clima signado por la caída de la rentabilidad en el negocio de la salud.

Pero en el ambiente televisivo realizan, además, otra lectura sobre los movimientos que hoy tienen lugar dentro de América. Algunos analistas señalan que su incursión también es consecuencia de la decisión de la dupla Vila-Manzano de alentar la entrada de socios ante lo que viene: una futura división de los negocios.

Quienes siguen de cerca los movimientos de los canales, señalan que el presidente de Swiss Medical ganará protagonismo en la emisora con el correr de los meses, al igual que inversores muy cercanos al macrismo. Dentro de la estructura de medios, el que más interesa es el canal América. Pero además de esa emisora, la compra del 40% le aseguró a Belocopitt una fuerte injerencia en la señal A24, radio La Red, CANAL 10 DE JUNIN y el sitio online PrimiciasYa.

“LA VERDAD” DE LA MILANESA

Para resolver la crisis económica-financiera que apremia al multimedios La Verdad, el Arzobispado de Mercedes/Luján, propietario de la centenaria publicación local, puso al frente de los números al Estudio Contable de Fernando Ratto, en la persona de la contadora Belén Picchi, conocidos de la casa por haber atendido las cuentas del Colegio La Santa Unión durante algunos años. Pero para eso tuvo que despedir al contador Nicolás Fontano, nombrado en 2014, y también al director del diario Guillermo Calles, en el cargo desde el 1 de mayo de 2016, cuando reemplazó a Ignacio Iúdica.

Ambos fueron desplazados el 17 de agosto pasado, aunque solo se anunció oficialmente la salida del joven contable, dibujada como “renuncia”. 

Guillermo Calles, en cambio, recurrió al respirador artificial que le brindó –por unos días- el secretario de Medios de la provincia de Buenos Aires, Mariano Mohadeb, artífice de su desembarco en La Verdad gracias a la llegada que tiene con las máximas autoridades de la curia

“La situación en La Verdad es extremadamente delicada”, mencionó una fuente que supo estar ligada al medio años atrás pero que actualmente mantiene una cordial relación con quienes “cortan el bacalao” en Mercedes/Luján.  “En diez días se hará cargo del diario el presbítero Jorge Eduardo Scheinig”, informó la misma fuente.

QUIEN ES EL NUEVO DIRECTOR

Jorge Eduardo Scheinig es obispo auxiliar de la arquidiócesis de Mercedes-Luján, nombrado por el papa Francisco a mediados de mayo.

El sacerdote nació el 5 de junio de 1959 en la ciudad de Buenos Aires. Tras completar sus estudios secundarios en las Escuelas Técnicas Municipales Raggio, de donde egresó con el título de Técnico Mecánico, ingresó en el seminario mayor San Agustín, de San Isidro, donde completó su formación eclesiástica.

Fue ordenado sacerdote para el clero de la diócesis de San Isidro el 9 de diciembre de 1983, en la catedral de San Isidro Labrador, por el entonces obispo diocesano monseñor Jorge Casaretto.

Poco después de su ordenación, en 1984 fue designado vicario parroquial de la Resurrección del Señor, en la localidad de Martínez, donde estuvo hasta 1990. De 1991 a 1997, fue párroco de San Pedro y San Pablo, en Olivos.

De 1998 a 2008, párroco de Nuestra Señora de Aránzazu y director pastoral del colegio San Martín de Tours, en la ciudad de San Fernando. En este período fue cofundador y director de la radio parroquial FM La Barca.

En los años 2009 y 2010 fue párroco de La Purísima Concepción, en General Pacheco.

Tras un período de tres años que dedicó al estudio en la Facultad de Teología, en 2013 fue designado párroco de San Gabriel de la Dolorosa, en Vicente López, oficio que ejerció hasta la actualidad.

Además de su actividad parroquial, durante sus 33 años de sacerdote se desempeñó como asesor diocesano de Juventud; Asesor del Equipo Nacional de Juventud del episcopado argentino; coordinador del Consejo Pastoral de la diócesis de San Isidro; Perito asesor del documento Navega Mar Adentro, del episcopado nacional; consultor de la comisión episcopal de Fe y Cultura; asesor del Equipo Compartir del episcopado nacional sobre la reforma económica; asesor pastoral de Cáritas Argentina; coordinador del Equipo Regional de Pastoral Urbana, región Buenos Aires-Gran Buenos Aires; y profesor de Teología Pastoral en el seminario de San Isidro, en la facultad de Teología, en el ciclo del bachillerato y en el de licenciatura.

Es bachiller en Teología, por la Pontificia Universidad Católica Argentina Santa María de los Buenos Airees (UCA) en 1983; y licenciado en Teología Pastoral por la Facultad de Teología de la UCA en 1912, con la tesis "La pastoral urbana como una pastoral adecuada a la diversidad de la urbe".

NOTA PUBLICADA EN LA EDICIÓN IMPRESA DEL SÁBADO 2 DE SEPTIEMBRE 2017                                          

NOTICIAS RELACIONADAS

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS