viernes 30 de octubre de 2020

OPINIÓN | 17 oct 2020

Mirada extrema

Terminal: A la sombra de la justicia

Por Andrés “Tato” Rissolo.


“Se priorizó el derecho al medio ambiente por sobre el negocio inmobiliario”. La Suprema Corte de Justicia de la provincia de Buenos Aires anuló recientemente la posibilidad de construir 200 departamentos en torre en el predio de la terminal de ómnibus, ubicada entre las calles Winter, Belgrano, San Martín y Rivadavia, de Junín.

Concretamente, se dictaminó que “la ordenanza 6.210/12, pasando por alto las recomendaciones del Consejo Asesor de Planeamiento del Municipio, creado por la ordenanza 4.516/03, elevó singularmente el valor FOT para la partida, donde se encuentra la vieja terminal de transporte y lo llevó muy por encima de los indicadores generales aplicables para la Zona Área Centro, que desborda los parámetros máximos fijados por la legislación provincial, superándolos con creces”.

En rigor, la resolución judicial canceló las chances que posibilitaba el desarrollo de un meganegociado en pleno centro la ciudad, propiciado por la administración del ex intendente Mario Meoni que detentaba el poder comunal en 2012.

El fallo encontró amplificado eco entre los discípulos de Pablo Petrecca. De ellos, la secretaria de gobierno municipal, Agustina De Miguel, informó a medios locales que “el emprendimiento inmobiliario que se iba a construir en ese lugar no podrá ser factible bajo los índices de la ordenanza considerada ahora inconstitucional, así que deberá respetar los índices del Código Urbano de Junín”.

También dejó en claro la funcionaria que “el juicio está perdido, así que hay que pagar costa, demanda y honorarios”

El reciente fallo que llegó tras ocho años de ingentes esfuerzos por parte de la doctora Mary Mitchell y de los doctores Ricardo Biasella y Osvaldo Acerbo, ex magistrada y abogados que  como vecinos interesados en la defensa del patrimonio de la ciudad y de los intereses de los vecinos de Junín llevaron adelante esta presentación ante la justicia.

Al decir de Mitchell “tenemos la tranquilidad de haber obtenido sentencia, porque más allá del resultado lo importante era llegar al final”. Y destacó que: “se está protegiendo el derecho prioritario que tenemos todos los habitantes y los vecinos en general, al ambiente sano”

Sin embargo,  es para  destacar el hecho que “el municipio tiene toda la potestad para decidir en la materia” aunque lo que “habrá que replantear” –de acuerdo a lo dicho por el alto tribunal- cuál será el destino de “una manzana neurálgica” en la que “todos los habitantes tenemos interés en su cambio de uso. Ahora quedará en manos del municipio la revisión y el replanteo del cambio de uso que se va a hacer”, puntualizó Mitchell a la prensa local.

Para el creyente Pablo Alexis Petrecca, el maná cayó del cielo. Una nueva oportunidad para concretar otro meganegocio en la construcción se abre ante su presencia, al mismo quien desde hace tiempo lucha animosamente por concretar otro proyecto edilicio en el predio ferroviario, denominado “Central Park”.

Acompañado por el viento en popa que alienta el gobierno nacional en esto de proyectar la construcción como motor de la economía del país, el proyecto “Central Park”, que no registra obstáculos ni detenciones en su desarrollo, ahora encontró nuevos “aliados” para su evolución.

El proyecto se insertaría en el marco del Plan Procrear, impulsado desde el Ministerio de la Vivienda de la Nación, que en las últimas semanas dio un importante empuje a iniciativas relacionadas con la construcción de viviendas en el interior de la Argentina.

Tal oportunidad fue válida para Pablo Petrecca y sus aliados, para consolidar la idea y aprovechar parte de los terrenos que pertenecen al FF.AA, esta vez mediante el ardid de invitar a los gremios ferroviarios.

La decisión de construir un plan habitacional en los predios de la quinta Florida, en inmediaciones de Avenida República y las vías del ferrocarril San Martín, reunió a dirigentes de La Unión Ferroviaria y de La Fraternidad, con el principal interesado.

Mientras ambos gremios expresaron su buena disposición para encarar el proyecto para impulsar un plan que totalizaría un núcleo importante de unidades habitacionales, que en una primera etapa los destinatarios fueran trabajadores del sector. Esta movida consiente nuevas bases para el Central Park.

“Ante el anuncio del ministerio de Hábitat del lanzamiento de la nueva etapa de los Procrear, vimos el momento ideal para avanzar”, confesó un edil oficialista, quien además admitió: “el traspaso que le hizo la Nación a la Municipalidad de Junín en su momento fue un traspaso precario y ahora, lo que nosotros tenemos que lograr es que esos terrenos pasen al patrimonio municipal para cuando se construye poder efectivizar las hipotecas o que el propio Estado Nacional lo viabilice para poder realizar las construcciones”.

Asimismo, reconoció que: “no va a ser un proceso inmediato, más bien será a mediano plazo o largo”, aunque la manera –en estos casos- es impulsar la decisión aunando voluntades para cumplir las etapas correspondientes”. A confesión de partes relevo de pruebas.

Como la impunidad cubre la actividad política de estos tiempos, resulta quizás ocioso destacar la falta de interés del intendente Petrecca, del Concejo Deliberante y hasta de los propios gremios ferroviarios en declamar por una fuente de trabajo genuino.

No está mal procurar bienestar habitacional para los ciudadanos, pero éste hecho no debe cercenar el esfuerzo por procurar generar fuentes de trabajo que provengan más allá del ámbito mercantil. Haber rechazado a los empresarios rusos para que se instalen en los talleres Junín, hoy ubicados en Mechita (Bragado), podrían haber dado trabajo ya que hoy se deben mandar a rectificar los motores de locomotoras a Bahía Blanca.  Sin más, es un hecho inexcusable.

El reciente pronunciamiento de la Suprema Corte de Justicia de la provincia de Buenos Aires le sirve en bandeja otra posibilidad más de meganegociado de la construcción al actual intendente municipal.

Pero la sentencia de priorizar “el derecho al medio ambiente por sobre el negocio inmobiliario”, es una seria advertencia, por eso se publicita ampliamente cuando se hacen labores máxime en infraestructura imbornal y cloacal, en una ciudad donde las actuales datan de más de medio siglo.

La falta de fuentes de trabajo y las obsoletas estructuras de la ciudad, donde se piensan asentar los negocios inmobiliarios, son claves para el futuro de una ciudad. Algunos opinan que no vale la pena darle vueltas a un mismo asunto, lo hecho, hecho está, y no hay marcha atrás.

Lo único que podemos hacer -agregan- es reflexionar acerca de lo cometido e intentar que no vuelva a suceder, pero siempre viviendo el presente y encaminándonos hacia el futuro que está por llegar. Así nos va.


Hacé click en el enlace https://issuu.com/semanariodejunin9/docs/semanario_224 y disfrutá de la mejor redacción.




 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias