Junín. sábado 21 de octubre de 2017
Semanario de Junín » Nacionales » 26 sep 2017

Producción agrícola

Macri acelera la construcción de autovías en las rutas 7 y 8

Ordenó que las obras terminen antes del fin de su mandato. El plan de las 160 millones de toneladas.


 

 

Ni bien asumió en diciembre de 2015 el presidente Mauricio Macri puso en marcha un ambicioso plan de infraestructura que contempla la construcción de alrededor de 20.000 kilómetros de autopistas y caminos en todo el territorio nacional.

El presidente interpretó desde el inicio de su gestión que uno de los principales problemas de la red vial son los escasos kilómetros de autopistas que, no solo genera miles de muertos por año, sino también que resta competitividad al campo.

Según fuentes oficiales, Macri ordenó al ministro de Transporte, Guillermo Dietrich, que las obras para convertir las rutas 7 y 8 en autopistas culminen antes del final de su primer mandato en diciembre 2019.

"No les puedo pedir que produzcan con tecnología del siglo 21 sobre una infraestructura del siglo 20", reconoció Macri en la última edición de La Rural de Palermo ante miles de productores agropecuarios que aplaudieron su discurso.

Pero, ¿por qué al presidente lo obsesionan estas dos obras?, fue lo que intentó averiguar este medio. En primer lugar, ambas rutas que conectan Pergamino y Junín con Capital Federal presentan un estado de deterioro notable que se acrecentó en los últimos años.

Es que Buenos Aires, a pesar de ser la más poblada del país, es la provincia que registra el mayor déficit en infraestructura. "Son más de 30 las rutas que hoy tienen obras", dijo María Eugenia Vidal en la inauguración del primer tramo de la ruta 8 en San Miguel.

En este contexto, el punto más importante que destacan los especialistas es que si las rutas 7 y 8 no se convierten rápidamente en autopistas será imposible para la Argentina afrontar el aumento de la producción agrícola previsto para los próximos años.

"Como país debemos asistir de manera urgente a una reforma integral en infraestructura que nos permita estar a la altura de los desafíos productivos", remarcó Diego Cifarelli, presidente de la Federación de la Industria Molinera (FAIM).

"Estas obras harán ganar en competitividad al conjunto de la producción", indicó Cifarelli, quien dirigió durante varios años un importante molino en Junín. "Por suerte hoy vemos que a la altura de Chacabuco y Junín están trabajando fuertemente", agregó.

Para tener una idea de lo que está significando el aumento de la producción agrícola, durante la campaña 2016/17 se cosecharon un total de 137 millones de toneladas, una cifra 12 millones de toneladas superior a la campaña anterior.

Esas 12 millones de toneladas adicionales generaron unos 400 mil viajes más de camiones, al tiempo que el plan oficial es alcanzar las 160 millones de toneladas en la próxima década a partir de los mejores rendimientos en trigo, maíz y girasol.

Por su parte, Leonardo Sarquís, ministro de Agroindustria bonaerense, comentó que "las obras en las rutas 7, 8 y 9 son muy importantes porque por allí se traslada buena parte de la cosecha gruesa entre los meses de febrero y junio".

"Apuntamos a agilizar el tránsito de camiones en todo lo que es el norte de Buenos Aires y sur de Santa Fe donde se transporta la mayor parte de los productos primarios hacia los puertos y plantas de acopio", sostuvo el funcionario de Vidal.

En tanto, Jorge Solmi, dirigente de Federación Agraria (FAA) y oriundo de la localidad de Pergamino afirmó que "todo lo que sea autopistas es bienvenido para el campo porque tenemos un atraso de siglos respecto al resto del mundo".

En este sentido, en la Casa Rosada están convencidos que si se concreta el plan de autopistas previsto para los próximos años se logrará reducir considerablemente el costo de los fletes que se llevan una parte significativa de la renta del productor.

"Actualmente en la Argentina los fletes cuestan un 76% más que en Brasil y un 70% más que en Estados Unidos", manifestó Raúl Robín, presidente del área de Economías Regionales de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME).

"En lo que se refiere a transporte terrestre hoy estamos más atrasados que hace 70 años", remarcó Robín. "Si no contamos con rutas y caminos modernos quedaremos fuera de partido porque nos será imposible competir", advirtió.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS