Junín. domingo 19 de noviembre de 2017
Semanario de Junín » Nacionales » 5 nov 2017

Polarización política: de qué lado de la mecha te encontrás

¿La desconfianza en las instituciones es el huevo o la gallina? La coincidencia: todos descreen de la Justicia. Los jóvenes que quieren irse del país.


Dime en qué instituciones confías y de cuáles desconfías y te diré de qué lado de la mecha te ubicás. O dicho de otro modo: la polarización parece ser más un problema de erosión institucional de larga data que una cuestión política de estas últimas elecciones.

Así lo muestra un trabajo de la Universidad Abierta Interamericana (UAI) que cruza las afinidades políticas de los entrevistados con la confianza o desconfianza que muestran en instituciones claves como los sindicatos, la Justicia, el Congreso, las fuerzas de seguridad, y el Gobierno nacional.

Medido en términos generales, el trabajo arroja algunos datos reveladores. Por ejemplo, que para el 80 por ciento de los entrevistados la institución más confiable es la familia, mientras que 65% del país desconfía de la Justicia, y el 70% tiene una mala imagen de los sindicatos, paradójicamente los encargados de defenderlos ante los poderosos.

FUERZAS DE SEGURIDAD

Por otro lado, señala que, de la mano de una ola amarilla que los analistas no alcanzan a comprender, el Gobierno nacional avanzó 7 puntos en la confianza de la gente con respecto al año pasado y las fuerzas de seguridad crecieron más de 10 puntos también en relación a 2016.

Pero lo realmente interesante aparece cuando se cruzan las confianzas y valoraciones con las afinidades políticas de los encuestados. Así surge que los votantes de Cristina Fernández de Kirchner son los que más desconfían de las fuerzas de seguridad, con un 63% de entrevistados que dijo que no confía en la Policía. En el otro extremo se ubican los simpatizantes del Gobierno nacional y del gobernador salteño Juan Manuel Urtubey, donde el rechazo ronda el 31 y 32% -de todos modos alta- superando por 3 o 4 puntos la confianza que inspira esa fuerza entre los entrevistados.

Algo todavía más pronunciado pasa con la Gendarmería (hoy cuestionada por la muerte de Santiago Maldonado) y el Ejército, con una desconfianza que llega al 69,9% entre los votantes kirchneristas y baja al 16 y 17% entre los votantes de Macri y la gobernadora María Eugenia Vidal.

GREMIOS

Con los gremios, peronistas en su ADN, las simpatías se invierten. Mientras los votantes de Macri, Vidal y Lilita Carrió, no confían en ellos por una cifra que ronda el 80%, los simpatizantes de la ex presidenta los aceptan mucho más, y entre ellos el rechazo baja al 54%. La cifra de desconfianza de todos modos es alta y se ubican entre las instituciones más cuestionadas junto a la Justicia.

JUSTICIA

En este ítem justamente se muestra la mayor paridad. Podría decirse que la Justicia tiene el privilegio de que macristas y kirchneristas desconfíen en ella casi por igual, con porcentajes que llegan al 67% en el caso de los simpatizantes de la ex presidenta, y al 57% entre los seguidores de Vidal y Macri. “Ambos tienen argumentos suficientes para mantener su postura, y quien podría determinar algunas cuestiones fundamentales de la discusión, la Justicia, no solo la sociedad no confía en ella, sino que encima no llega en los tiempos necesarios. En este contexto, la polarización no es una condición de esta sociedad politizada, es una consecuencia de esta comunidad sin confianza en las instituciones”, concluye Sergio Doval, director del Programa de Estudios de Opinión Pública de la UAI.

CONGRESO

También hay bastante paridad en la percepción negativa que genera al Congreso, con números que oscilan entre el 41% y el 50% de desconfianza entre los votantes de todas las fuerza políticas.

Pero una de las conclusiones más fuertes -y obvias- que deja la grieta es que los simpatizantes de la ex Presidenta y electa senadora por la Provincia de Buenos Aires, que gobernó hasta 2015, hoy tiene una confianza casi nula en el actual Gobierno. Así el 84% de los consultados de este grupo dijo que no confía en el gobierno nacional, contra un mínimo 6,8% que sí lo hace. A contramano de este sector, los votantes de todas las demás fuerzas políticas confían en más de un 40% en el Gobierno (escalan al 70% en el caso de los seguidores de Macri), salvo los del ex ministro kirchnerista Florencio Randazzo, que están un poco por abajo con un 36% de confianza.

FAMILIA

Casi como una anécdota, la familia se erige como la única institución en la que confían la mayoría de los argentinos. Es también la única que no tiene un peso político demarcado. Las cifras van desde el 70% de confianza en el caso de los votantes kirchneristas hasta plantarse alrededor del 79% entre los seguidores de Carrió, Vidal y Urtubey, con cifras muy bajas de desconfianza que no superan el 10%, salvo en el caso de Cristina Kirchner, donde llegan al 12%.

CONCLUSIONES

Así las cosas, podría pensarse que la elección política de cada uno depende en muchos sentidos de en qué instituciones confía y en cuáles no, en contra la teoría que postulaba que según a qué candidato elijo, decido qué institución voy a defender y cuál voy a cuestionar.

El trabajo de la UAI ahonda también en la percepción del país a futuro entre los encuestados y de allí se desprende que un 27,7% evalúa la alternativa de radicarse en el exterior, o al menos fantasea con la idea. Lo curioso es que entre los que responden por irse del país, el 57,7% son menores de 34 años, es decir la juventud, esa misma que Fernández de Kirchner se vanagloria de haber aproximado a la política.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS