Junín. miércoles 13 de diciembre de 2017
Semanario de Junín » Cultura » 20 nov 2017

historias de vida

Orlando Carafiello, un apasionado del periodismo radial

Todas las mañanas, la inconfundible y destacable voz de Orlando Carafiello, más conocido como Orli, sale al aire en su programa “Los protagonistas”, que se emite de lunes a sábados, de 9 a 13 horas, por FM Popular Latina 94.5.


Por:
LUCIANA CAMARERO

Todas las mañanas, la inconfundible y destacable voz de Orlando Carafiello, más conocido como Orli, sale al aire en su programa “Los protagonistas”, que se emite de lunes a sábados, de 9 a 13 horas, por FM Popular Latina 94.5.

El reconocido locutor, productor y periodista tiene años transcurridos en estos rubros y agradece –siempre- el legado de su padre Emilio, a quien recuerda con nostalgia, y de quien aprendió a no traicionar su esencia. En una entrevista con Semanario, el creador de “Románticos en la noche”, entre otros ‘exitazos’ radiales, profundiza sobre sus recuerdos, anécdotas, experiencias y desafíos.

-¿Cómo iniciaste la carrera periodística? ¿Cómo surgió tu pasión por comunicar?

-En el año 1978 mis deseos ya eran hacer lo que hoy defino como mi profesión. Me fui a Buenos Aires, donde va todo el mundo en busca de poder llegar a un lugar importante. En realidad yo me fui a estudiar y termino conociendo a un querido amigo y locutor, que en ese momento estaba trabajando en radio El Mundo, Omar “Negro” Saganías, un gran profesional que antes había pasado por radio Rivadavia. Y me llevó con él a radio Argentina. Tenía un programa por la tarde, con números en vivo de música popular, folklórica. En ese escenario conocí infinidades de artistas que se presentaban en vivo... Chango Nieto, Cantores del Alba, Marcelo Santiagueño, Tucu Tucu...

-Vos había llegado a Junín proveniente de Villegas

-La verdad que fue una experiencia maravillosa partir de un pueblo como el mío, Emilio Vicente Bunge, que queda a 50 kilómetros de General Villegas, y llegar a Junín. Aquí estudié en el Colegio Padre Respuela, después continué mis estudios en la Escuela de Educación Secundaria Técnica Nº 1. Conservo aún grandes amigos de aquella época, con quienes nos reunimos cada veinte o treinta días a compartir charlas, anécdotas, historias y los momentos que estamos viviendo cada uno ahora.

-Pero fue Buenos Aires la que te dio la posibilidad de mostrarte

-Mi historia en Buenos Aires fue realmente muy importante, la definición de lo que yo quería en mi vida. Desde chico había soñado con eso: el mundo de la radio, del periodismo, de la conducción, de la locución. Todo eso era un gran sueño, siguiendo los pasos de mi viejo, Emilio Carafiello, que me ha llenado de orgullo con todas las cosas que él ha hecho. En mi querido pueblo se inauguró, hace tres años, un escenario que lleva su nombre. Sin duda alguna él fue el inspirador de aquellas cosas cuando de niño me llevaba de la mano a ver todo lo que él hacía, conducía y anunciaba.
Pero sí, mi gran sueño era Buenos Aires y la radio; la televisión no ingresaba tanto a los hogares y no tenía tanto alcance... después vino todo este avance en tecnología y cambió todo. Pero la radio sigue siendo mi gran pasión, mi mundo.

-Pero también hiciste televisión

-El haber pasado por la televisión me dejó una experiencia muy linda, que no la voy a cambiar nunca por la radio, pero que fue muy importante. Dos años en televisión, allá por el 94 o 95, con un programa que se llamaba  “Galas de románticos” y que tenía como identificador una canción y un video de Roberto Sánchez, “Sandro”.

-Tu gran ídolo...

-Fue una de las entrevistas más importantes que hice en mi programa “Románticos en la noche”, que estuvo al aire 27 años consecutivos, y que nació en Córdoba, una ciudad que marcó el puntapié inicial para grandes proyectos y grandes sueños.

-Si Sandro fue tu gran ídolo, “Románticos...” fue tu gran amor

-“Románticos en la noche” siempre marcó historia en los lugares que estuvimos. Volvimos a Junín en los años 90 después de un largo tiempo; estuvo en Rosario durante dos años aproximadamente y tenía muchos oyentes. Hasta que decidí volver a Junín. Creo que lo mío es esta ciudad, y aquí me he instalado desde el año 91 definitivamente.

-“Románticos...” y Orlando Carafiello son sinónimos

-No pasé por muchos medios, porque no me gusta andar por diferentes medios de comunicación, pero “Románticos en la noche” fue el programa con el cual en Junín la gente me conoció un poco, no sé si mucho, pero me conoció y marcó en mí algo muy fuerte. En los comienzos, saliendo al aire por radio Sideral, gracias a Roberto Linares, a quien siempre agradezco porque me abrió las puertas cuando en muchos lugares se cerraban.

-¿Cómo fuiste aprendiendo a hacer periodismo?

-Periodísticamente hablando hice muchas notas políticas, he reunido en mesa de trabajo a muchísimos políticos, muy conocidos, algunos que están en el tapete, otros que aún no. A través de la política fui invitado también a presentar en toda la provincia de Buenos Aires, sin banderías políticas ni nada de por medio, simplemente como profesional, la bandera de la provincia, una creación del entonces gobernador Eduardo Duhalde.
También hice muchas presentaciones de artistas como, por ejemplo, el Chaqueño Palavecino, José Vélez... y artistas con los cuales aún seguimos manteniendo contacto, como Beto Orlando, Daniel Magal, Cacho Castaña...
Cuando me fui a estudiar, como la mayoría que después consigue laburo, dejé todo. Una pena, no por mí, digo por los chicos jóvenes que se van a estudiar a la universidad y por ahí consiguen un trabajo para ir paliando la situación, terminan trabajando y concluyendo con la carrera que iban a realizar.

Yo tuve mucha suerte cuando me fui a Buenos Aires. Si bien era una época difícil, pleno gobierno militar. Pero allí conocí al “Negro” Saganías que había estado en radio El Mundo, en Radio Rivadavia. Conmigo se portó genial. Después de un largo tiempo, lo volví a encontrar en Radio 10.

-A propósito de Radio 10, tenés una anécdota muy linda con Esteban Mirol...

-(Risas) Esteban pasó un poema mío por radio y un comisario que vivía en Necochea, y que lo escuchó, mandó a la mujer hasta Junín para comprar el Cd, que me había bancado Julio Henestrosa. Me bancó un Cd de poemas de “Románticos…” y vendí cantidad.

-Actualmente, conducís, hacés la parte técnica y también te autofinanciás. ¿Te costó mucho sacrificio hacer lo que tanto te gusta? ¿Trabajaste en otro rubro?

-Sí, hice varias cosas paralelas a la conducción y el periodismo, como espectáculos, pero nunca me he ido de la línea que siempre me gustó y me encantó. Siempre nos hemos producido, muy poco tiempo tuvimos un recibo de sueldo en la mano, creo que fueron tres meses nada más y había que subvencionarse y lo que yo hacía tenía una buena repercusión y publicitariamente no me iba mal.
Pasamos momentos muy duros, la verdad, y se siguen pasando por lo mismo porque no es fácil esto de producir y, además, pagarse uno su propio sueldo.

Esto se lo debo a mucha gente, fundamentalmente al camino indicado por mi viejo. Me enorgullece también que mi hijo, Blas, haga lo mismo. Tiene un gran talento, una hermosa voz pero también me pone feliz que en paralelo tenga un trabajo en blanco y sea una persona de bien en la sociedad, eso es lo que más me interesa.

-En tu programa “Los protagonistas” aparece el personaje “El Moncho”. ¿Qué te genera interactuar en el aire con la gente que te sigue?

-El Moncho es un personaje extraordinario que forma parte del programa y que a mí, particularmente, me hace reír mucho. Yo siempre digo que si a mí me hace reír, seguramente la gente se ríe, si a mí me hace pasar una buena mañana, seguramente a la gente también. Confío que si a mí me suena bien a los oídos es porque seguramente del otro lado suena bien.

-¿Qué te queda pendiente?

-Muchas cosas. Hace veinte años que estoy soñando con hacer algo, estilo radio, con poemas y con cantantes que enganchen en cada poema, que salgan detrás de escena. Lo voy a hacer porque nunca he dejado de hacer las cosas que me gustan, que es lo importante.

NOTA PUBLICADA EN LA EDICIÓN IMPRESA DEL SÁBADO 11 DE NOVIEMBRE 2017   

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS