Junín. miércoles 13 de diciembre de 2017
Semanario de Junín » Bonaerenses » 27 nov 2017

intendente de Merlo

Menéndez: "Estamos hablando con Massa y Bossio para que puedan volver"


La conversación del jueves entre el intendente de Merlo, Gustavo Menéndez, y el ex intendente de La Matanza, Fernando Espinoza, terminó con disputa por la elección en el Partido Justicialista de la provincia de Buenos Aires. Consensuaron el paso al costado del actual presidente y repartieron los cargos: Menéndez presidente por un año, Fernando Grayel siguiente año y Espinoza al frente de los congresales. Ayer volvieron a hablar, ya cara a cara, en la sede de Matheu y terminaron sonrientes buscando mostrar una unidad que permita iniciar, o al menos imaginar, el camino a la unidad tras tres derrotas consecutivas en Buenos Aires. Cristina Kirchner quedó como la figura que impulsa una apertura a otros sectores pero desde afuera, desde su Unidad Ciudadana, un rol que permite saltear la incomodidad que su peso genera. Menéndez habló con Infobae y contó las charlas que ya está teniendo con los que se fueron del PJ.

-¿Cuál es el primer objetivo a cumplir al frente del PJ Buenos Aires?

-Vamos a tener como objetivo lo que venimos proponiendo, intentar que el PJ sea el lugar de encuentro para todos, que todo el campo popular se sienta cómodo en el partido. Vamos a proponer la modernización, una mayor comunicación, un cambio en la estética de la comunicación y que todos los compañeros, incluso los que formaron otros bloques u otros partidos, puedan volver. Estamos hablando con Sergio Massa, con Diego Bossio y la semana que viene nos juntamos con Florencio Randazzo. También con los gremios, incluso los que no están en la CGT. Tenemos que ser la polea de atracción para que los que hace años no se ven empiecen a hacerlo. Primero necesitamos una unidad de concepción, tener un plan estratégico para recuperar la mayoría, dejar de discutir nombres, dejar de discutir hacia adentro de la política.

 

-¿Es posible que todos estos dirigentes puedan volver a juntarse bajo el mismo partido?

-Todo lo que por naturaleza nace unido al final vuelve a juntarse, es una regla química. Creo que para la política es similar. El diagnóstico es malo porque hoy tenemos un partido que perdió tres elecciones seguidas, que está disgregado, donde hay ausencia de liderazgos, donde hay muchas peleas intestinas que vienen de larga y mediana data. Ahora, el pronóstico es bueno porque si hablás con cada uno de los distintos sectores todos, por diferentes motivos, coincidimos en que hay que volver a confluir en el peronismo. Asique bueno, la tarea es clara. Me quedo con la imagen de Antonio Cafiero que en el 85, luego de una enorme derrota propinada a manos de Alfonsín, vuelve a unir a  las partes. La gran obra de Antonio Cafiero es la de la renovación y la polea de transmisión que permitió la unidad de todos los peronistas detrás de los grandes objetivos que había como Nación. Asique un poco mirándonos en ese espejo, si bien ninguno de nosotros le llega a los talones a Antonio Cafiero, vamos a intentar emular esos pasos que él dio.

-Algunos dicen que esto sería posible, que los que se fueron vuelvan a confluir en el Partido Justicialista condicionado al rol que tenga Cristina Fernández… ¿Si ella tiene un rol preponderante es difícil integrar a todos los sectores?

-Cristina viene hablando de la necesidad de seguir alimentando el crecimiento de Unidad Ciudadana, cosa que nos parece bien a todos nosotros porque fue una gran herramienta electoral con ella a la cabeza y que puede permitir que confluyan sectores que no vendrían al PJ, por ejemplo radicales, socialistas, sectores independientes. Ahora, el peronismo a su vez puede centralizar movimientos, sus dirigentes, que no podría Unidad Ciudadana. Justamente como decís, no me imagino a un Diego Bossio yendo a confluir a Unidad Ciudadana pero sí al peronismo. No me imagino a un Sergio Massa yendo a confluir a Unidad Ciudadana pero sí al peronismo, no me imagino un Florencio Randazzo en Unidad Ciudadana pero sí en el peronismo. Lo mismo Moyano, Daer, Acuña o Pignanelli o el Movimiento Evita. Creo que el campo popular tiene que tener la inteligencia de darse esa estrategia. Después veremos más adelante si hay correlato electoral y en este espíritu frentista que tiene el peronismo confluir con Unidad Ciudadana junto con otros partidos. Creo que Cristina tiene muy en claro ese rol y ella se ha mostrado siempre muy abierta a que podamos trabajar la unidad. No a a haber ningún problema.

-¿Los que están en Unidad Ciudadana van a estar en el Pj?

-Imaginate que todos los intendentes que apoyaron la posibilidad de que yo condujese esta etapa del PJ venimos de Unidad Ciudadana y estamos acá con toda la intención de hacer crecer al PJ.

-¿Y La Cámpora también? En otros momentos, en los órganos de representación, han tenido lugares menores que incluso han rechazado.

-La Cámpora ha jugado un rol importante en este tema de la unidad, ha trabajado mucho estos días para que se de la unidad y en muchos casos fue no participando de los cargos. El trabajo que hizo La Cámpora fue muy solidario y creo que fue importante para que todos pudiéramos arribar a esa unidad tan declamada y muchas veces poco practicada. Y fue con renunciamiento a espacios dentro del PJ. Si bien hay algunos, ninguno ha trabajado por los cargos, todos hemos tenido la inteligencia y el equilibrio emocional de confluir pensando en lo mejor para el partido.

-¿Pero tendrán algún cargo? ¿Y Cristina?

-El partido va a estar abierto para todos y eso no excluye a nadie si bien ya hay una manifestación de Cristina de hacer crecer el espacio de Unidad Ciudadana, que me parece inteligente. Cristina en todo momento ayudó a que la unidad pueda darse dentro del Partido Justicialista aún sin ella actuando activamente.

-¿Modernizar la comunicación y la estética qué significa?

– Hay un montón de herramientas que nos da la tecnología que no están siendo utilizadas ni aprovechadas desde el órgano máximo en la provincia de Buenos Aires y que tiene que ver con profesionalizar todos los cuadros de comunicación y que no solamente tengamos discursos sino también ideas concretas. Cuando hay que criticar una acción del gobierno nacional, por ejemplo, si te quedás en la crítica perdés la gran oportunidad de proponer. No solamente tenés que explicar por qué criticás sino también proponer algo superador y comunicarlo y utilizar todos los medios que existen hoy electrónicos, visuales, audiovisuales. Hoy lo que no se comunica es como si nunca hubiera existido.

-¿Están leyendo a Jaime Durán Barba o mirando cómo comunica Cambiemos?

-Y…los que trabajan en comunicación leen a Durán Barba hace varios años. Ahora es como que hay una especie de moda pero si querés ser un profesional de la comunicación tenés la obligación de leer a todo el mundo. Uno de esos manuales puede ser el de este publicista.

-Ya está avanzada la fecha de tratamiento en el Congreso, ¿pero hay margen, piensan en plantarse o hacer una propuesta sobre las reformas, laboral, fiscal, previsional? Miguel Ángel Pichetto ya presentó pedidos de cambios en nombre de los gobernadores

-Lo estamos hablando. Corté hace un ratito una comunicación con Diego Bossio que me estaba diciendo que no va a acompañar la reforma previsional y que tenía todo un trabajo hecho donde exponía los argumentos por los cuales no iba a acompañar. Lo que tenemos que hacer es darle seriedad a cada uno de nuestros planteos y estudiarlos y tener la argumentación correspondiente, lógica. Es la gran tarea.

-Los gobernadores acompañaron las reformas… ¿habrá diferencias con ellos?

-No, no. Está pensada una rueda de consulta con cada uno de nuestros gobernadores.

¿Hay tensión entre gobernadores e intendentes bonaerenses? ¿o el PJ provincial sería enlace con el PJ nacional para buscar la unidad?

-Por supuesto, nosotros no podemos tener una propuesta para la provincia de Buenos Aires sin la consulta y el acuerdo de nuestros gobernadores que son como nuestros hermanos mayores.

-¿O sea que la idea es también hablar con Juan Schiaretti, Alberto Rodríguez Saá?

-Por supuesto. Schiaretti, Rodríguez Saá, Sergio Uñac, Gustavo Bordet, Juan Manuel Urtubey, Gildo Insfrán, Alicia Kirchner, la gobernadora de Tierra del Fuego, no podemos dejar de consultar a ninguno de nuestro gobernadores.

-¿Habría algún encuentro entre todos los dirigentes nacionales y los bonaerenses?

-Eso ya corresponde al partido a nivel nacional que está conducido por José Luis Gioja que también trabajó mucho por la unidad en la Provincia.

-¿Qué hablaron con Espinosa? ¿cómo acordaron su paso al costado?

-Primó el sentido común de todos. Y todo el mundo cedió un poquito en sus ideas. Hubo muchos gestos de grandeza para mirar al futuro.

-¿Ahora los que mandan son los intendentes?

-Los intendentes quedamos como los hermanos mayores en Buenos Aires y resultaba lógico que tuviéramos un rol importante en la reorganización del partido. Pero acá lo importante no son los nombres, la estrella es el equipo, el concepto de unidad.

-Ahí se le escapó una definición de Cambiemos, cuando dice que "el equipo" es importante…

-Cambiemos no inventó nada. El primer movimiento que ha sabido trabajar en equipo fue el peronismo y eso fue hace 70 años. Han refritado mucho algunos conceptos que puedan pertenecer a la modernidad pero no nos engañemos.

-¿El pacto fiscal que incluye fondos para Buenos Aires, beneficia a la provincia o no?

-El pacto fiscal nacional sí, en ese ámbito sí. Ahora con el pacto fiscal de la provincia de Buenos Aires hay muchos intendentes que tienen muchas dudas porque avanza sobre las autonomías municipales. Estamos viendo quiénes quieren adherir y quiénes no, es facultad de los municipios adherir o no. En cambio el pacto fiscal nacional está sostenido por muchos de nuestros compañeros gobernadores.

-¿Los intendentes tendrán que hacer ajustes en sus municipios?

-Eso lo venimos haciendo. En el caso de Merlo recibí un municipio con $ 460 millones de deuda. Recibí un municipio con 460 directores y dejé 59; con 97 subsecretarios y dejé 18; con 23 secretarías y dejé 8. Un municipio que tuvo que recortar a cero los teléfonos que tenía la administración anterior que tenía más de mil. Tuvimos que recortar autos que tenían un montón de funcionarios y hoy no tiene ninguno. Tuvimos que hacer jubilar a un porcentaje importante de los empleados porque teníamos una población envejecida. Son recortes que tienen lógica, lo que no podés recortar es el gasto público en las cuestiones sociales, en la generación de empleo, pero sí el gasto político que hemos reducido a cero. Eso han hecho muchos municipios. Hemos hecho muchos esfuerzos para hacer obras con recursos propios independientemente de la coparticipación que nos corresponde por ley. No tenemos miedo a los recortes lógicos que uno tiene que hacer de gastos corrientes o lo que en otras administraciones era gasto político. Lo estamos haciendo por decisión propia.

Fuente Infobae

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS