Junín. miércoles 13 de diciembre de 2017
Semanario de Junín » Locales » 27 nov 2017

Entrevista política

Héctor Coirini: “hoy el jefe máximo de la UCR en Junín es Pablo Petrecca”

Identidad Radical, lista interna de la UCR Junín, anticipó que en 2018 disputará el control del Comité “Hipólito Yrigoyen” y reclamará más espacio en Cambiemos. El oficialismo los tildó de “caranchos” y “oportunistas”. “La dirigencia deja muchísimo que desear”, respondió Coirini. Todos a las trincheras, la “guerra” recién comienza.


Por:
LUCIANO CANAPARO

El triunfo electoral de Cambiemos no es garantía de unidad. Al menos eso es lo que se cristalizó en Junín donde, a pocas semanas del triunfo de la lista oficialista, un sector del radicalismo anticipó que disputará la presidencia del Comité “Hipólito Yrigoyen”, hoy bajo el mando de Carlos Mansur y alineada con el Ejecutivo, y exigirá mayor participación en el frente.

La respuesta no se hizo esperar. Refregando el triunfo electoral del 22 de octubre pasado, la dirigencia de la UCR, uno de los socios más importantes de Cambiemos, lanzó una advertencia: “es muy fácil venir ahora a decirse referente de una línea interna y reclamar lugares”.

El titular del Comité Carlos Mansur indicó que “los lugares no vienen de regalo, hay que ganarlos: hay que hablar menos y trabajar más”. En esa línea, rechazó la posibilidad de medirse en internas en las próximas elecciones del partido. “La única manera que hay de fortalecer al partido es trabajar juntos, cada uno expone lo que siente, porque no se puede fortalecer a la UCR pidiendo una interna cada dos minutos”, expresó.

“Cuando vos no tenés nada, nadie quiere acercarse, pero cuando se está creciendo aparecen los que quieren ‘caranchear’”, remarcó Mansur.

En la misma línea se expresó otro dirigente radical alineado con el oficialismo, Juan Pablo Itoiz, representante del Ateneo “Arturo Illia” y convencional de la UCR en la provincia de Buenos Aires.

Héctor Coirini, integrante de la línea “Identidad Radical”, redobló la apuesta y en una charla con Semanario, aseguró que el año próximo su sector pedirá internas. “Como partido mayoritario nacional de Cambiemos, no podemos estar esperando que nos den algún puesto. El frente tiene dos años, la UCR más de cien”, recalcó el cordobés.  

-¿Cuáles son los objetivos en la competencia por el Comité “Hipólito Yrigoyen”?

-Se está armando la estructura para pedir internas el año próximo, que es lo normal porque siempre las autoridades se eligieron en internas, nunca a dedo como en este momento.

Hoy dicen que las líneas están todas unidas, algo que es mentira porque “Identidad Radical”, a la cual pertenezco, nunca fue llamada.

Leí que decían que yo felicité al señor Mansur cuando asumió, y efectivamente lo hice cuando ingresó, porque si tuve la suerte de cenar con el ex presidente Raúl Alfonsín, cómo no voy a saludar a un presidente del Comité. Lo que no sabía de esta gente es que arman su grupo y se olvidan del resto.

-¿Son “caranchos”, tal como los tildó Carlos Mansur?

-Apareció esa palabra que nunca estuvo en el radicalismo. Un político no habla así, lo hace aquel que está desde hace poco y tiene miedo que le coman el puesto. Esta persona para hablar de caranchos debería estar militando desde el año 1982, pero nunca lo vi en el Comité, recién apareció hace dos años. Cuando Luciana Gómez Panizza pasó al PAMI, él quedó como presidente, algo mal hecho porque las líneas internas tienen que trabajar y de allí nace el titular del Comité.

Lo decidieron de esta manera, así que apoyamos la gestión pero vamos a pedir internas.

-Cuando decís “no nos llamaron”, ¿a quién te referís? ¿Tuvieron alguna vez la posibilidad de sentarse en la mesa chica o estar con el Intendente?

-Es algo complejo. El no llamado es desde el radicalismo, desde las líneas que dicen haberse unido. No olvidemos que a Verónica Borsani y a Willy Quinteros también los trataron de caranchos.

Con respecto al tema Cambiemos, yo fui el gestor, porque mi amistad con Pablo (Petrecca) fue muy buena y le dimos apoyo con mi hijo. Fui yo al Comité a pedir que tuviéramos una reunión con él. Salvo una persona que necesitaba el puesto, como el doctor Adrián Feldman, el resto estaba en desacuerdo en hacer una reunión con Petrecca.

El día que se hizo yo no pude estar porque tenía que viajar, así que asistieron Gómez Panizza, Cavallo y Feldman. Cuando volví pedí las explicaciones sobre lo que había pasado, me dijeron que seguiríamos hablando. Eso significó Feldman en Legales, Cavallo en Relaciones Institucionales y Gómez Panizza en el PAMI. Y yo que hice la gestión, que hablé con todos, quedé desdibujado totalmente. Desconozco lo que se habló en esa ocasión, pero es obvio que acomodaron los puestos y nada más. Hasta la fecha, para el radicalismo sólo quedó un lugar: Cavallo como concejal. Si el partido

mayoritario de Cambiemos tiene un solo lugar acá en Junín, entonces no existimos para nada. Para qué vienen a hablar de unión de líneas si hay un solo lugar en el municipio, no tenemos voz ni voto. Y en la Provincia –con Salvador- y en la Nación pasa exactamente lo mismo.

-Pero desde la dirigencia del radicalismo no se está reclamando mayor protagonismo…

-En el Comité de calle Belgrano se pueden ver carteles de Cambiemos y los dirigentes radicales hablan de Cambiemos Unión Cívica Radical. Pero en los lugares de Cambiemos no hay ningún cartel o logo radical, ni hablan de eso. Esto significa que la dirigencia deja muchísimo que desear.

Como partido mayoritario nacional, no podemos estar esperando que nos den algún puesto. Cambiemos tiene dos años, la UCR más de cien.

-¿El radical de toda la vida acepta esto?

-El radicalismo perdió el rumbo, el control de lo poco o mucho que tenía. Cualquiera que se reclama radical hoy asegura que ‘no existimos’. Hay un padrón de radicales, con los que la dirigencia debería haber ido a hablar y reunirse… Se hizo una fiesta muy grande y muchísimos radicales ni siquiera fueron invitados. Están casados totalmente con Cambiemos, se olvidaron del radicalismo.

Hace muchos años atrás, cuando yo era vicepresidente del partido, apoyamos la candidatura de Lavagna porque ya veníamos decayendo. Pero jamás hubo un cartel peronista… nunca se va a ver… acá estamos cambiando el partido. No quiero pensar si aparece todo Cambiemos y desaparece el Comité como UCR.

Ahora apareció el “Changui” Cáceres, que posiblemente venga a la ciudad, también Ricardo Alfonsín… hemos perdido la identidad.

-¿Cuál es el proyecto que tienen para recuperar el Comité y “acomodar la casa”?

-Darle protagonismo a la juventud, que los jóvenes tomen cartas en el asunto. Nosotros estamos de vuelta, los radicales que hablamos del partido no existimos más…

-Pero hoy a la juventud la tienta más el PRO que el radicalismo…

-Claro, porque nos hemos quedado en el tiempo, todavía seguimos levantando las banderas de Yrigoyen, Illia, Alfonsín, y no es así… tendríamos que levantar nuestras propias banderas, no las de quienes no están.

Tiene que haber un pibe de la juventud que salga con fuerzas y ganas… hay, pero necesitan el empuje y abrirles las puertas.

Hoy desde el radicalismo no opinan sobre temas de la comunidad, como podría ser el aumento de tarifas, porque están pensando en dónde se van a meter. Hoy el jefe máximo del radicalismo es Pablo Petrecca, porque hizo y deshizo como quiso al partido.

Yo tenía buena relación con Pablo y si me tengo que sentar a charlar voy a hacerlo, porque creo que tiene un gran apoyo desde arriba y la ciudad lo tiene que aprovechar. Pero me parece que él tomó las determinaciones: fijate los unipersonales, como Marcelo García o Andrés Rosa, ya se pasaron con él. Y la UCR es casi como un unipersonal, porque apenas quedaron Cavallo, Mansur y algunos más…

-¿Por qué hablás de una relación tirante con Petrecca? ¿Algo personal?

-Hay algunas cosas que  me gustan, pero creo que le hace falta diálogo con la gente. Hay cuestiones que después las tuvo en cuenta, pero por ejemplo yo considero que el deporte en la ciudad debe estar apoyado al 100%. Junín debe instalarse como un centro deportivo de excelencia y las figuras de élite que nos representan tienen que recibir todo el apoyo.

Hay que sentarse a charlar. Cuando ganó las elecciones me invitó, pero después se cortó el diálogo con Petrecca.

-¿Cuál es tu grupo de gente?

-Está Damián Itoiz, Verónica Borsani, Willy Quinteros, algunos muchachos de comisiones de fomento.

NOTA PUBLICADA EN LA EDICIÓN IMPRESA DEL SÁBADO 18 DE NOVIEMBRE 2017   

NOTICIAS RELACIONADAS

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS