Junín. miércoles 13 de diciembre de 2017
Semanario de Junín » Bonaerenses » 4 dic 2017

DESACUERDOS DE CARA AL 2018

El peronismo bonaerense mantiene sus divisiones: cuatro bloques en Diputados

El recambio legislativo trae nuevas divisiones dentro del peronismo y la posibilidad de un único bloque como oposición a Cambiemos parece ser cada vez más difícil. Mientras tanto, el mediático y carismático José Ottavis, quien rompió vínculos con La Cámpora y y es casi seguro que formará un unibloque, mantiene charlas con Rocío Giaccone. “No hay nada definido aún”, afirman desde el entorno de la juninense.


Las internas dentro del peronismo bonaerense parecen no tener fin. El recambio en la Legislatura que regirá a partir del 10 de diciembre suma un nuevo capítulo de particiones dentro de la Cámara de Diputados, y la posibilidad de un único bloque fuerte y opositor a Cambiemos parece ser cada vez más difícil.

Días atrás, el PJ Bonaerense puso fin a semanas de discusiones y rosca, y tras varias negociaciones y el cerco que le hicieron los intendentes de la Primera y Tercera Sección a Fernando Espinoza, se logró sellar la unidad para las elecciones partidarias, con Gustavo “Tano” Menéndez, intendente de Merlo, y Fernando Gray, de Esteban Echeverría, a la cabeza, y el matancero a cargo del Congreso del partido. Lo llamativo es que, en estas elecciones, La Cámpora no tendrá figuras representativas dentro del partido.

Sin embargo, en Diputados bonaerense el aire no es el mismo. Cabe recordar que producto de la derrota de 2015, el peronismo se partió en tres bloques: el FpV, de extracto ulta kirchnerista; el FpV-PJ, con una mezcla de kirchneristas moderados y críticos; y el Peronismo de la Victoria, sector más crítico, que renegó del kirchnerismo y terminó apoyando a Florencio Randazzo en las últimas elecciones.

Sumergido en esa interna, el recambio legislativo presenta un escenario similar, nuevamente signado por divisiones y sumado al peso que traen los intendentes del Conurbano como actores de peso en el tablero político. Pese a todo, este portal pudo saber que las negociaciones y charlas continúan, y el “todo puede pasar” característico del peronismo todavía se mantiene. Hay legisladores e intendentes que sueñan con un bloque conjunto.

Por ahora, los diagramas se van conformando en división. Por un lado, irrumpió la idea de conformar un bloque peronista que represente a los intendentes, sin participación de La Cámpora. Esta bancada estará encabezada por el diputado electo e intendente en uso de licencia de Florencio Varela, Julio Pereyra, quien mantiene buena sintonía con Martín Insaurralde, alcalde de Lomas de Zamora y articulador de los votos peronistas que acompañaron el Presupuesto 2018 de María Eugenia Vidal. Dato no menor, entre bambalinas, el lomense jugó un rol importante en la disputa por el PJ Bonaerense y en el cerco a Espinoza.

Con esa intención, Pereyra se reunió el 22 de noviembre con el presidente de la Cámara de Diputados, Manuel Mosca, para informarle que presidirá el bloque peronista, lo que generó diversas conjeturas entre otros sectores del peronismo/kirchnerismo. “Quieren desplazar al massismo y ser los nuevos socios de Vidal”, dijo un legislador del peronismo molesto con la movida. Sin embargo, nada está dicho, a contrarreloj siguen las negociaciones para ver si se conforma un bloque conjunto con los legisladores más kirchneristas.

Por otro lado, lo que parece inminente es el surgimiento de pequeñas bancas peronistas que quieren negociar por su cuenta con el vidalismo. En ese periplo, se posiciona Patricia Cubría, referente del Movimiento Evita, que negocia para que la diputada Alejandra Martínez se sume a su bancada.

Pero ese objetivo no presenta caminos despejados. La jugada de Cubría no es bien vista por Fernando “Chino” Navarro, otro referente del Evita que no llegó a conseguir los votos para renovar su banca. Lo que el “Chino” esperaba era que Cubría formara parte del bloque peronista de Pereyra, pero objetivos de poder de negociación y contratos por bancada hacen que por ahora la opción del bloque aparte sea la más fuerte para Cubría.

Como la frutilla de una torta peronista cada vez más partida, quien también dejó trascender sus ganas de conformar un nuevo bloque es el mediático y carismático José Ottavis. El ex novio de Vicky Xipolitakis rompió los vínculos con La Cámpora y es casi seguro que formará un unibloque, aunque mantiene charlas con Rocío Giaccone para que lo acompañe. Por ahora, desde el entorno de la legisladora juninense afirman: “No hay nada definido aún”.

A pesar del gran triunfo de Cambiemos, los resultados electorales de Cristina y Unidad Ciudadana no fueron tan bajos, y con el 37,24 por ciento (3.529.900 votos), ingresarán siete nuevos senadores provinciales a la Cámara Alta, dejando la posibilidad de un bloque de 15, si se suman a los legisladores que tienen mandato hasta 2019. En Diputados, en tanto, ingresarán 17 nuevos legisladores, que en el hipotético caso de unirse a los que continúan mandato, podrían lograr un bloque de 34 diputados.

Por ahora, el panorama apunta a cuatro bloques del peronismo: el bloque kirchnerista, el bloque de los intendentes y los dos minibloques de Ottavis y Cubría.

La paradoja es que si en Diputados y Senadores el peronismo logra la unidad, se podría convertir la segunda minoría y contar con un gran poder de negociación y hacer efectivo su rol opositor. Pero las divisiones hacen que esa posibilidad solo sea una ilusión que cada día se encuentra más difícil de alcanzar dentro del universo peronista.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS