Junín. miércoles 13 de diciembre de 2017
Semanario de Junín » Locales » 7 dic 2017

meonismo

Plan Ave Fénix en marcha

No pudo entrar al Senado y se le terminaba la dirección en el Bapro. Por un mes, después del fatídico 22 de octubre, Mario Meoni se mantuvo en terapia intensiva. Pero en los últimos días decidió sacudir las penas y… volver a empezar.


Por:
Redacción Semanario

No pudo entrar al Senado provincial y se le terminaba el tema de la dirección en el Banco Provincia. Por un mes, después del fatídico 22 de octubre, Mario Meoni se mantuvo en terapia intensiva, pero –con toda una vida sobre sus espaldas saltando charcos y esquivando pozos- en los últimos días decidió sacudir las penas y… volver a empezar.

Para eso juntó la tropa en una reunión a la que asistieron alrededor de setenta personas, tal vez todos los que quedaron, y hasta realizó una cena para un grupo selecto de catorce dirigentes. ¿La idea? El ex intendente quería demostrar que está dispuesto a presentar batalla y no piensa retirarse de la política, quería renovar lealtades y tantear el panorama que se le presenta hacia el 2019, para cuando tiene pensado volver a postularse… en algún cargo.

La  buena noticia que dio Meoni en estas reuniones es que parece que no quedará desocupado: de alguna manera persuadió a los que hizo falta y continuaría en el BAPRO.

De todos modos, no está confirmado aún: hay febriles negociaciones por estos dos cargos del Frente Renovador en la entidad, y allí Sergio Massa quiere ubicar a su pariente, el senador Sebastián Galmarini.  No hay que olvidar que Meoni fue el armador político en la Cuarta Sección, donde 1País obtuvo los peores resultados electorales, lo cual no lo haría merecedor a ningún reconocimiento.

Pero, suponiendo que se confirme su continuidad, el anuncio negativo fue que el ex intendente sólo podrá mantener a algunos asesores en esta posición provincial, pero no sumar nuevos empleados, esos que estaban en las listas y se quedaron sin nada por la falta de apoyo del voto popular.

Así, en una posición difícil, quedaron unos cuantos: el eterno militante de la Juventud y hasta referente en la Franja Morada de la UNNOBA (¿qué estudia?), Maximiliano Berestein; o el perenne consejero escolar Alejandro Braga; por citar algún ejemplo.

El panorama es más complicado aún para dos concejales que terminan su mandato: Luciano Polo y Claudio Martínez. Para ellos, es un secreto a voces que volverían a sus puestos como empleados municipales, a la planta permanente, algo que no los tiene satisfechos para nada. La historia ahí sería algo así como “de príncipes a mendigos”…

OTROS HORIZONTES

Diciembre no es un mes más… hay recambio de legisladores por toda la provincia, unos se van, otros llegan… se renuevan los cargos, hay confirmaciones y reemplazos… En este marco, el meonismo atraviesa su mayor crisis. Ni siquiera allá tiempo y a lo lejos, cuando el miguelismo le propinaba históricas palizas, el panorama era tan sombrío. Es que para esa época todo era promesas y podía mejorarse, mientras que ahora la cuesta es descendente.

Por eso, más allá de su futuro laboral inmediato, Mario Meoni empezó a tender otras redes, y por eso ya se juntó con José Molinari, para correr a la gestión de Fernando Chiófalo, por si no vuelve de su licencia. El club Sarmiento está en la mira, el ex jefe comunal quiere armar una comisión totalmente nueva, con gente de su riñón para introducirse en el mundo futbolístico que tantas alegrías puede brindar a la dirigencia.

Son todos proyectos y expectativas, un replegarse para arrancar la campaña de expansión y resurgimiento. El plan “Ave Fénix” está en marcha. Habrá que ver si Meoni sigue teniendo incondicionales a su lado que le permitan cumplir objetivos, ahora que la billetera se redujo, y mucho. Mario lucha por su supervivencia y recién después recordará a sus aliados, pero lo cierto es que el año próximo arrancará con novedades.

NOTA PUBLICADA EN LA EDICIÓN IMPRESA DEL SÁBADO 2 DE DICIEMBRE 2017   

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS