Junín. domingo 21 de enero de 2018
Semanario de Junín » Nacionales » 27 dic 2017

investigacion judicial

Buscan establecer la responsabilidad política en el caso de Santiago Maldonado

El juez Lleral tendrá acceso al listado de llamadas del jefe de gabinete de Patricia Bullrich, Pablo Noceti, quien podría haber sido uno de los que dirigió el operativo.


Luego de que el Juez Gustavo Lleral ratifique que la causa por la desaparición seguida de muerte de Santiago Maldonado, continúa siendo bajo la carátula de “desaparición forzada”, ahora el magistrado tendrá en su poder el listado de llamadas que el jefe de gabinete de Patricia Bullrich, Pablo Noceti, efectuó durante los días previos y posteriores a la represión del 1 de agosto, cuando desapareció Maldonado.

La importancia reside en que hasta ahora, el mano derecha de Bullrich se negaba a entregar su teléfono para realizar los correspondientes peritajes, como se hicieron con alguno de los móviles de gendarmes que participaron del operativo represivo en el territorio mapuche de Pu Lof, Cushamen, Chubut.

La presencia de Noceti en el lugar fue desmentida desde un momento por la propia ministra de Seguridad, pero después de que se revelara una fotografía ubicándolo en la escena, el gobierno tuvo que esgrimir una respuesta poco convincente: “estaba solo de paso”.

En efecto, lo que se trata de comprobar es la responsabilidad política del hecho que terminó con la desaparición y posterior muerte del joven tatuador de 28 años.

A partir de lo que reconstruyó el medio Tiempo Argentino, se pudo saber que a través del peritaje de celulares que había realizado la policía Federal, en el teléfono de Noceti figuraban cruces telefónicos con los comandantes de Gendarmería Fabián Méndez y Pablo Escola, precisamente el 31 de julio y el 1 de agosto de este año.

Además de esto, existe el testimonio de la referente de la comunidad mapuche, Soraya Maicoño, quien aseguró que el propio Noceti fue quien les aseguró que podía retenerlas “más de seis horas” si él quería, solo por averiguación de antecedentes. El hecho sucedió a kilómetros del lugar de la represión, luego de Maicoño y otros miembros de la comunidad, intentaran dirigirse hacia Esquel para avisar del inusual operativo de Gendarmería, que avecinaba algo grave.

Ahora el juez Lleral podrá conocer cuál fue el rol que tuvo el jefe de gabinete de Bullrich durante esos días, que terminaron con la vida de Maldonado. El pedido era solicitado desde el comienzo por la querella de la familia, a través de su abogada Verónica Heredia, la cual también estuvo apoyada por organismos de Derechos Humanos como el Cels y la Procuraduría Contra la Violencia Institucional (Procuvin).

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS