Junín. domingo 22 de abril de 2018
Semanario de Junín » Locales » 2 ene 2018

complejo penitenciario junin

Cárcel de mujeres: lo que se esperaba

El propio ministro de Justicia de la Provincia, Gustavo Ferrari, lo había adelantado en una visita a Junín, cuando los rumores sobre la construcción de una cárcel federal estaban en plena ebullición. (Artículo publicado en la edición impresa de Semanario del sábado 23 de diciembre)


Por:
Redacción Semanario

La solución fue fácil: tras la férrea oposición de la ciudadanía cuando se lanzó el globo de ensayo para construir en Junín una cuarta cárcel (esta vez federal), las autoridades parecieron dar un paso atrás y dejar sin efecto esta realidad innegable, que figuraba en el presupuesto nacional.

Despacito, para no alterar a nadie, se puso en marcha el plan B: hagamos obras a continuación del complejo existente, ladrillo por ladrillo, pero para el afuera será sólo mejoramiento de infraestructura, para que los presos puedan tener una mejor calidad de vida.

Pero cuando el río suena… SEMANARIO pudo confirmar que en estos días ya se están produciendo traslados de mujeres. Más internos, más cárcel… aunque lleve el mismo número de Unidad.

GRAN NECESIDAD

Según los últimos datos recogidos, las tres Unidades Penitenciarias con asiento en Junín están diseñadas para contener a alrededor de 1100 personas, pero en su interior hay una población estimada de 1800.

Agregado a esto, el propio ministro de Justicia de la Provincia, Gustavo Ferrari, había adelantado –en mayo pasado- que serían alojadas mujeres, alrededor de 20, en la UP 13. Lo hizo en una visita que cumplió a Junín, cuando el tema estaba en plena ebullición.

“No incorporaríamos mujeres de manera adicional, sino que lo haríamos en la medida que se vayan retirando otras personas. Se mantendría la misma cantidad de internos. En la medida que vayamos descomprimiendo en las comisarías, podrían alojarse. Pero no es que vayamos a crear un nuevo pabellón. Salen condenados y entrarían estas mujeres, que serían alrededor de 20. La cantidad de internos sería la misma y estarían, por supuesto, en pabellones separados. Esto ocurre en la mayoría de las cárceles y, que quede bien en claro, que no estamos aumentando la cantidad de gente”, había puntualizado el funcionario en su última visita a la ciudad.

El mismo representante del Movimiento de Defensa de los Derechos Humanos, Oscar Farías, consideró que si se “reacondiciona” la UP 13 para recibir mujeres y no se envía la misma cantidad de detenidos a otros destinos, estaríamos en presencia de una nueva “cárcel encubierta”.

Las encauzadas –mujeres sin sentencia judicial- ocuparían un pabellón que hoy está destinado a internos con conductas adictivas.

OTRO PANORAMA

La aparición de mujeres agrava la situación. Si se envían encauzadas solamente, no habría grandes problemas porque solo pueden estar alrededor de una semana entre rejas, hasta esperar una resolución.

Pero si hay procesadas (esperando el juicio) o condenadas, las exigencias son otras: querrán tener los beneficios habituales que les “asegura” el Servicio Penitenciario, como la posibilidad de continuar estudios, trabajar, hacer deportes, tener recreos  y hasta recibir familiares de visita.

Las cárceles juninenses no están preparadas para todas estas actividades, y no se pueden mezclar hombres con mujeres. ¿A esto obedecerán tantas construcciones en marcha? ¿Será que realmente tendremos otra cárcel, exclusiva para mujeres? Tal como dice el presupuesto nacional para el 2018.

LA REALIDAD HOY

Lo cierto es que hoy hay obras edilicias que avanzan y hasta mujeres que se están trayendo a Junín desde otras unidades. Y si bien hay un módulo especial que se creó en la UP 49 como sector femenino, también es verdad que no se está utilizando porque fue destinado a “refugiados”, es decir, presos con problemas de convivencia.

Sólo el tiempo dirá si las autoridades volvieron a mentir: los juninenses ya lo vivimos cuando se construyó la “Alcaidía” que, una vez en marcha, no hubo manera de hacer marcha atrás y que dejara de ser la Unidad Penitenciaria que el anterior gobierno nos regaló, en complicidad con las autoridades municipales de entonces.

Ahora, se juró que no habría este complejo penitenciario federal como lo detalla el presupuesto nacional. Veremos. Por lo pronto, están ingresando mujeres.

NOTA PUBLICADA EN LA EDICIÓN IMPRESA DEL SÁBADO 23 DE DICIEMBRE 2017   

NOTICIAS RELACIONADAS

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS