Junín. sábado 22 de septiembre de 2018
Semanario de Junín » Locales » 5 ene 2018

caranchos en la mira

El patrón del mal

“Pequeño Carancho Ilustrado” le dicen en los pasillos del HIGA, donde ejerce como abogado por un magro sueldo mensual de alrededor de 15.000 pesos. Un vuelto apenas, pero que representa la llave de acceso a muchísimos otros negocios bien jugosos. La agitada vida del doctor Juan Cruz Sánchez Raad, un verdadero culebrón.


Por:
Redacción Semanario

No es una figura muy popular, porque todavía no se le dio por incursionar en la política ni en la farándula. Pero vaya si es conocido! Su nombre se asocia enseguida si se habla de caranchos, y lo miran con recelo en los pasillos del Hospital Interzonal “Abraham Piñeyro” donde pudo colarse para deslizar su tarjetita entre accidentados, para hacerse cargo de futuros juicios.

El negocio se completa con unos cuantos contactos claves en organismos -también claves-, así que desde su silla y con apenas un teléfono, mueve hilos. El tiempo le alcanza para hacerse cargo de todos los juicios laborales que afronta el Diario La Verdad (todos perdidos, pero por supuesto con honorarios cobrados) y hasta para andar de amoríos tumultuosos en los ratos libres.

La agitada vida del doctor Juan Cruz Sánchez Raad, un verdadero culebrón.

EN EL HOSPITAL

“Un pequeño Carancho Ilustrado”, le dicen en los pasillos del Hospital Interzonal de Agudos, donde ejerce como abogado por un magro sueldo mensual de alrededor de 15.000 pesos. Un vuelto apenas, pero que representa la llave de acceso a muchísimos otros negocios bien jugosos.

En el HIGA se ocupa de todos los temas legales… bueno, es una forma ligth de decir. En realidad liquida los más fáciles y pide ayuda en los más complicados, cuando las papas queman, según aseguran fuentes hospitalarias.

A pesar de haber mandado alrededor de 1.500 cápitas a atenderse en el Hospital, el pago del PAMI llega cada dos meses -con suerte-. Es que los trámites siempre están a cargo de Juan Cruz, quien siempre acepta gustosamente y firma cualquier arreglo que le propongan desde la obra social de los castigados jubilados. “Hay olor a algún retorno”, dicen los más cercanos ante este extraño y generoso panorama.

Para su trabajo profesional privado, en el estudio que comparte con su tío materno y que está heredando, el Hospital es clave para tener una presencia atenta y vigilante a todos los problemas judiciales de accidentados que puedan presentarse. Y vaya si los hay. Una tarjetita deslizada entre las sábanas o al bolsillo de algún familiar, garantizan la rápida presencia en el estudio de estas personas que buscan justicia, en el marco de la industria del juicio tan instalada en Junín.

A pesar de que no es ningún secreto, desde el Colegio de Abogados -que en público aboga contra las conductas de los ‘caranchos’- hacen la vista gorda cuando se trata de Juan Cruz Sánchez Raad. Un amigo, un colega…

DONDE SE COME…

Pero, como no siempre tiene bien sujetada la tortuga, a veces se le escapa y puede ser fuente de serios inconvenientes.

Haciendo gala de sus atributos masculinos, supo mantener una relación sentimental con la hija de una de las actuales directoras del Hospital. Todo hubiese quedado en anécdota si no se le hubiese ocurrido, en forma paralela y simultánea, ‘salir’ con una médica.

Esta novela de entrecruzamientos con la doctora, la novia y la directora, propios de “Golpe al corazón”, hicieron que surgieran graves problemas internos y que Juan Cruz debiera “borrarse” por un tiempo.

Es que C.B., la dolida madre, le pidió un impasse laboral, luego que se interiorizara de que la médica tenía a mal traer al abogado de doble apellido. Al galán se le habían quemado las cartas…

VERDADERO ‘GIGOLÓ’

Como si fuera poco, hay otros dolientes en la comunidad. Juan Cruz es como el pájaro Cucú, un destroza hogares: las malas lenguas hablan de un matrimonio liquidado: el del dueño de una agencia de Lotería de la Provincia. Además de haber tenido un peligroso juego amoroso y financiero con la esposa de quien fuera detenido en el sur con varios bolsos de dinero.

Este papel le permitió quedarse con una parte del botín, mientras sellaba la mala suerte de la relación conyugal del ex financista vediense.

PAMI Y DIARIO

Juan Cruz Sánchez Raad ‘heredó’ el negocio del diario La Verdad, una fuente inagotable de juicios laborales, de su tío Miguel. Encima, cuando parecía que iba a trastabillar por entrar otros abogados en escena, el amigo Ignacio Iúdica lo salvó.

Compinche de aventuras oscuras, el ex director del diario de la iglesia tras la muerte de Omar Bello, le facilitó la continuidad de juicios -todos perdidos para el medio-, pero muy redituables para el abogado que igual cobra honorarios.

No sólo eso: además, Iúdica le explicó al dedillo a Sánchez Raad todas las operetas posibles con el PAMI, aprendidas en la época en que Nacho se desempeñó como interventor en la Unidad Pergamino del Instituto, hasta que lo descubrieron y lo echaron.

El alumno entendió el negocio y lo aplica en el PAMI de esta ciudad. Dicen fuentes gremiales: no hay nada que para Juan Cruz no se pueda resolver.

Además, con el tráfico de influencias que pretende usar, llega a resolver las cuestiones más difíciles, entre PAMI, hospital, clínicas y juzgados.

Por otra parte, es el abogado que representa al Diario La Verdad en casi todos los juicios actuales, pero nunca pudo resolver absolutamente nada en forma favorable. Siempre espera una “negociación” externa, de parte del demandante, que resuelva la situación sin darle demasiado trabajo.

Guillermo Calles, el renunciado director del Multimedios, le asignó la tarea de arreglar todo lo que pueda en materia de juicios, aunque hay uno solo al que no puede llegar a un acuerdo por nada del mundo, así que viene apelando medida tras medida.

Avalado por el silencio cómplice de quienes deberían levantar su dedo en pos de la justicia, con conductas alejadas de la ética y hasta rozando la ilegalidad, el Patrón del Mal opera desde las sombras y avanza.

NOTA PUBLICADA EN LA EDICIÓN IMPRESA DEL SÁBADO 30 DE DICIEMBRE 2017    

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS