Junín. miércoles 21 de febrero de 2018
Semanario de Junín » Locales » 11 feb 2018

INSEGURIDAD VIAL EN JUNIN

¿Y si prueban con las cebras?

Deuda pendiente. En los últimos dos años, más de treinta personas murieron por causas relacionadas al tránsito; la educación vial estuvo lejos de convertirse en política de Estado, y se desmanteló la Agencia Municipal de Seguridad Vial. El Juego de la Oca ya empezó.


Por:
Redacción Semanario

El ex bombero Eduardo Naya abandonó el barco y dejó un tendal. Se refugió en el área cómoda de Defensa Civil para seguir estando en la plantilla municipal, por ahora ocupado en poner en marcha el predio ferroviario de la avenida Primera Junta y Chaco, donde funcionará la sede de la Agencia de Seguridad Vial.

Pero mientras tanto, no sólo son los muertos y heridos en las calles lo que puede computarse como saldo de su gestión, además hay una realidad en la AMSV alarmante para los vecinos.

En primer lugar, su sucesor Martín Oca debutó con la muerte de una chica de 19 años, totalmente prevenible, arrollada por el acoplado de un camión de inmensas dimensiones circulando por el centro sin que ningún policía o agente de tránsito u operador de cámaras de seguridad se diera cuenta.

En forma pública, Oca salió a hacer el descargo y le echó la culpa al camión por “no avisar”, cuando lo cierto es que el procedimiento de acompañar a rodados de gran porte por el interior de la ciudad hace bastante que dejó de practicarse. Con el escaso personal y la falta de vehículos, se trata de un protocolo que quedó en el olvido, y los juninenses se encuentran a merced de estos monstruos circulando por calles angostas, entre medio de autos estacionados y pasando motos con todo el peligro que significa.

MENOS PERSONAL

Se observa que casi no hay agentes de seguridad vial por las calles: no se ven en motos, ni en operativos de prevención, ni en el centro… sólo alguno que otro acompañando los controles policiales para pedir hasta el número de calzado del que maneja y del vehículo.

Es que hace algunos meses atrás, ingresaron entre ocho y diez nuevos agentes a la Municipalidad, pero fueron destinados a la futura sede de la AMSV de avenida Primera Junta para hacer los trabajos correspondientes a mantenimiento, pintura, albañilería y todo lo necesario para la puesta en marcha de ese espacio.

A uno de estos nuevos empleados municipales no le renovaron el contrato a fin de año, otro fue remitido a Defensa Civil y un tercero que no tenía su destino confirmado. Para las cinco mujeres que integraban el grupo de ‘nuevos’, parece que se les terminó el trabajo: a Oca no le gusta el personal femenino para tránsito. Como intercedieron por ellas, las enviarán a estacionamiento medido: serán las encargadas de cobrar multas por falta de pago en el área céntrica y seguir recaudando para la corona (ver recuadro).

SIN VEHÍCULOS

A la desastrosa realidad de la Agencia de Seguridad Vial, se suma la falta de vehículos. La camioneta del área se fundió (ya la habrían arreglado) y la grúa estuvo en reparaciones, mientras que el vehículo nuevo que envió la Provincia para hacer multas con radar quedó retenido en la concesionaria por no abonar el service anterior.

De las motos en stock, alrededor de doce, sólo se utilizan dos. A las otras les falta la VTV, así que quedaron arrumbadas en un galpón.

DATOS ALARMANTES

La caótica situación del tránsito juninense se refleja en números. Según los mismos datos oficiales de la Agencia de Seguridad Vial, en los últimos tres meses del año pasado se produjeron en Junín 424 accidentes: 179 correspondieron a choques de motos con autos; 32 a impactos entre dos motos; 14 a colisiones entre dos autos, y 199 a otro tipo de eventos (caídas, despistes, choques de postes o árboles, entre otros).

El plan de las cebras de campaña, la colocación de moderadores de velocidad/rompe trenes delanteros de automóviles y la ausencia de campañas de educación vial, son tres puntos esenciales a la hora de entender el fracaso rotundo del gobierno municipal respecto al tránsito juninense. En las calles, sólo se multa por la falta de VTV o algún tipo de documentación, pero poco se hace por castigar a quienes ponen en peligro su propia vida y la ajena.

 

Estacionamiento medido: ¿quién cobra las multas?

 

Desde hace ya un tiempo, los juninenses se empezaron a avivar y dejaron de pagar las multas que le hacían por falta de estacionamiento medido en la zona céntrica. Es que estaban labradas por los empleados de la empresa Pague por Celular, que no representan una autoridad de aplicación.

Por eso, a fin del año pasado, el Concejo Deliberante introdujo modificaciones en la ordenanza vigente: habrá inspectores municipales que se dedicarán a detectar vehículos en infracción, para sentenciarlos con las actas oficiales que luego se remitirán al Juzgado de Faltas y ahí sí, no habrá excusas para no pagar.

“Vamos a ser un poco más estrictos en el estacionamiento medido, porque entendemos que no es una recaudación, sino que es parte de un plan integral. Aquel que no paga el estacionamiento, probablemente la grúa se lleve el auto. Vamos a hacer eso que no hemos hecho hasta ahora, porque entendemos que aquel que quiera moverse hacia el centro en auto y puede hacerlo, va a tener que pagar un derecho que es estacionar frente a su comercio y, en el caso de que no se pague, va a tener una multa”, explicó el propio intendente Pablo Petrecca. Se olvidó de detallar cuál sería ese plan integral del que habla.

Infracciones

Por ahora, el sistema es confuso. En forma telefónica, desde el municipio aconsejan “aguardar” para pagar una multa labrada por los chicos de la empresa PPC, y hasta indican que esto no traería consecuencias para el propietario del vehículo.

A la vez, desde la página de Pague Por Celular, se notica que el cobro de infracciones anteriores al 1 de enero, pueden abonarse en forma voluntaria en las oficinas de Rivadavia 260. Y las realizadas en este año, se encuentran a la espera de la reglamentación correspondiente tras los cambios en la ordenanza municipal sancionados por el Concejo Deliberante.

De todos modos, desde la ventanilla de la oficina instalada en la terminal de ómnibus, remiten a la gente que quiere pagar las multas al Juzgado de Faltas de calle Arias. ¿Esto significa que ya le dan validez absoluta a las multas labradas por los pibes de chaleco verde, empleados en negro de una empresa, inhabilitados para la confección de infracciones de tránsito?

 

 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS