Junín. domingo 15 de julio de 2018
Semanario de Junín » Locales » 12 feb 2018

FUNDACIÓN MILAGROS EN JUNIN

Marina Montaiuti: “ayudando estamos en camino de una sociedad mejor”

Creada en 2014, la Red Solidaria Milagros –hoy Fundación- viene trabajando con acciones concretas en sectores vulnerables de la ciudad.


Por:
LUCIANA CAMARERO

Resignificarlo en acciones positivas y convertirlo en un motor para seguir adelante fueron las premisas que se propuso para su vida Marina Montaiuti luego de que el 20 de julio de 2000 Milagros, su pequeña hija, se fuera de viaje al cielo, como le gusta decir a ella.

Nacida con una cardiopatía congénita, la pequeña Mili le regaló cuatro años maravillosos y su paso por el mundo no fue en vano. Tiempo después, con el apoyo inquebrantable de Camila -su hija menor-  y Mario, su compañero, encontró la fuerza necesaria para fundar en 2014 la Red Solidaria Milagros. Desde entonces la solidaridad y el compromiso social han sido sus únicas banderas.

Con los objetivos claros, y en movimiento desde hace cuatro años, la misión de la hoy Fundación Milagros en Junín no ha sido otra que intentar recuperar la esencia de los valores humanos a través de acciones directas que exceden lo meramente material. A veces, un acto tan simple como abrazar puede hacernos sentir vivos y cambiar, al menos por un rato, nuestra manera de ver el mundo. Quizás en ese pequeño gesto se esconda el verdadero sentido de la vida que, como sostiene Marina, debería estar siempre atravesada de amor.

La Fundación que dirige Marina intenta ayudar y aportar para el bien común de todos los ciudadanos, especialmente de aquellos que más lo necesiten brindando educación, talleres, alimento, ropa, y fomentando el respeto por el cuidado del medio ambiental y los animales, previniendo y promoviendo actividades de las más diversas.

El equipo que acompaña a Marina Montaiuti, presidente y fundadora de la Fundación Milagros en Junín, trabaja a diario con donaciones que reciben, “volcando” lo recolectado en instituciones y barrios vulnerables.

Marino, tras cursar el Seminario en la Escuela de Dirigentes Sociales, conoció al escribano Sebastián Cosola con quien entabló una amistad y en quien se apoyó para darle a la Red la categoría de Fundación, con fecha de inicio el 28 de julio de 2017. Se trató de un paso relevante en la vida de la institución que, de esa manera, pudo acceder a innumerables beneficios al momento de gestionar subsidios o donaciones para desarrollar las distintas acciones proyectadas.

“La Fundación Milagros en Junín significa todo para mí. Tengo que agradecer el noble trabajo realizado por el prestigioso escribano Sebastián Cosola, que me entregó mi sueño. Poner en lo más alto el nombre de mi hija del cielo, Milagros, y darle amor y solidaridad a todos aquellos que más lo necesitan”, confesó Marina en diálogo con SEMANARIO.

Haciendo un balance de por los primeros años de la Red Solidaria y el paso a la Fundación, su impulsora destacó que “nuestro balance es positivo; con mucho trabajo y esfuerzo, con predisposición del grupo, con la ayuda desinteresada de muchísima gente que desde un principio nos acompaña, que puede un poco más y quiere compartir con quienes menos tienen. Estoy totalmente agradecida con quienes me acompañaron desde un principio, que son mi hija Camila, que es mi motor, mi vida; mi marido Mario, mi hermano Martín y un grupo de gente colaboradora que fue pasando y aportando, cada uno de ellos, su granito de arena.”

En la actualidad, la Fundación se encuentra abocada a la campaña de cien socios fundadores, los cuales quedarán grabados en una placa recordatoria cuando el proyecto se concrete. Consiste en una cuota mínima de cien pesos y pueden asociarse llamando al teléfono 236-4606143 o personalmente en la sede ubicada en Horacio J. de la Cámara 130, entre Malvinas Argentinas y Alsina, en el barrio La Merced. Los interesados también pueden ponerse en contacto con a través de la página de Facebook de la institución (Fundación Milagros en Junín).

“Nunca recibimos ayuda política ni económica de nadie, golpeamos puertas pero no tuvimos eco, ni con el gobierno de turno ni con la oposición. Sólo nos acompaña la gente común de Junín y la zona en estos proyectos, con sus donaciones”, resaltó Montaiuti.

El mensaje que deja Fundación Milagros en Junín es regresar a los valores ya perdidos, basados en el respeto y el amor por los más necesitados, por los niños, por los discapacitados, por los ancianos y por los animales. El respeto hacia el prójimo y el cuidado por el medio ambiente. Eso se consigue, según Marina, con educación, esfuerzo y trabajo.

“Hoy necesitamos nuestra sede propia para no seguir pagando alquiler, un lote alambrado para alojar los animales que en estos momentos tenemos en el patio pequeño de nuestra fundación”, destacó la dirigente social y detalló que los proyectos para el año en curso son “seguir con los talleres de oficio (carpintería, fotografía, guitarra, costura, tejido, dibujo y pintura, manualidades, defensa personal, ritmos y lenguaje de señas). También, como futuro  proyecto a realizar, esperamos poder contar con una escuelita de fútbol, con el fin de sacar a los niños de la calle y así, fomentar el deporte”.

“La vulnerabilidad –dice Marina- en las familias y niños, siempre existió. Tenemos nuestro merendero los sábados cubriendo las necesidades insatisfechas de los niños que durante la semana la cubre en los distintos centros educativos”.

Fundación Milagros en Junín recibe donaciones de todo tipo, desde artículos de limpieza, útiles escolares, alimentos no perecederos, alimentos para mascotas, ropa de niños y adolescentes, muebles de todo tipo, etcétera.

Comisión Directiva

Presidente: Marina Montaiuti.
Secretaria: Patricia Brunengo.
Secretario adjunto: Mario Rodríguez.
Tesorero: Martín Montaiuti.
Pro tesorero: Roberto Rodríguez (9 de Julio).

NOTA PUBLICADA EN LA EDICIÓN IMPRESA DEL SÁBADO 03 DE FEBRERO 2018   

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS