Junín. miércoles 15 de agosto de 2018
Semanario de Junín » Nacionales » 21 feb 2018

Marcha 21f

“Los gorilas no pueden estar más en la conducción del país”

Hugo Moyano, el líder camionero, realizó un duro discurso contra Macri y su gobierno. “No estoy implicado en ningún tema de corrupción, por ahora en ninguna denuncia”, advirtió.


“Los gorilas no pueden estar más en la conducción del país”. La frase, dura y directa, fue la elegida por Hugo Moyano para cerrar un discurso de alto voltaje en el que, para despejar dudas, apuntó contra Mauricio Macri. “No somos golpistas como fueron ellos”, acusó y le reclamó: “Señor Presidente, no siga llevando adelante políticas que hambrean a la parte más sensible de nuestra sociedad”.

Ante una multitud calculada por los organizadores en 400 mil personas, el líder camionero negó que la movilización haya sido en respaldo a su persona por la situación judicial que atraviesa. “No estoy implicado en ningún tema de corrupción, por ahora en ninguna denuncia”, advirtió. Y desafió: “Tengo las suficientes pelotas para defenderme yo solo”.

En ese marco, subrayó que no teme ir a la cárcel y que está dispuesto a ir preso si la Justicia lo considera, al tiempo que agregó que también está dispuesto a “dar la vida por los trabajadores”. “Le quiero decir al Presidente una frase que dijo un premio Nobel de quien no recuerdo el nombre: Toda victoria es relativa, toda derrota es transitoria. Por eso, compañeros, estemos preparados los trabajadores cuando llegue el momento de expresar la voluntad democrática con el voto. Aquellos que se equivocaron, reflexionen. Los gorilas no pueden estar más en la conducción del país", destacó a los gritos.

“Estamos reclamando dignidad para nuestros trabajadores”, dijo en búsqueda de explicar el objetivo de la movilización a la que se sumó parte de la CGT, la CTA y las organizaciones sociales y barriales, como la CTEP.

“A nuestros queridos viejos han engañado con la reparación histórica. ¿Reparación de qué? Si hay jubilados que han cobrado 20 pesos, 100 pesos. Todo lo que anuncian es mentira. Se ríen de nosotros. Le ponen títulos que no tienen nada que ver con la realidad. Y la política económica es para perjudicar a los que menos tienen, trabajadores, jubilados y familias humildes. Esto es lo que venimos a decirle al Gobierno, no venimos a amenazar al Gobierno”, completó, en otro pasaje de su discurso con furiosas críticas

“No, dejemoslo. No hace falta, compañeros”, lanzó cuando los protestantes hilvanaron insultos hacia la figura del presidente Macri. También señaló a "algunos periodistas, que sinceramente dan lástima, las barbaridades que vienen diciendo, parece que viniéramos a una guerra civil”, cruzó. “No tienen que tenerle miedo a los trabajadores, le tienen que tener respeto”, espetó.

El primer orador fue el triunviro moyanista de la CGT Juan Carlos Schmid, que exigió "paritarias libres y sin topes".

En segundo término, tomó el micrófono el titular de La Bancaria, Sergio Palazzo. Tras el paro de 48 horas en rechazo al 9% de aumento salarial, el sindicalista le habló al presidente Mauricio Macri: “Basta de ajuste”. “Invito de corazón a aquellos, que temerosos decidieron no venir y quedarse en un sillón cómodo, quiero decirle que pueden faltar dirigentes de algunas organizaciones pero los trabajadores están acá en la calle”, sostuvo.

En tanto, el secretario General de la CTA disidente, Pablo Micheli, sostuvo que en el Gobierno “son todos vagos que apuestan a la timba financiera y vinieron a llenarse los bolsillos a costa del dinero de los jubilados, de los más pobres y el sacrificio de los trabajadores”. “Hay que defender a los compañeros que luchan. A los que en todas las épocas, como lo hizo Hugo Moyano en la época del menemismo, estuvieron en la calle y con los trabajadores”.

A su turno, el secretario general de Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP), Esteban Castro, pidió el apoyo de todo el movimiento obrero para “acompañar” el paro internacional de mujeres programado para el 8 de marzo y sostuvo que “el Papa Francisco demostró que está al lado de los pobres”.

“Bancamos al compañero Moyano, (Roberto) Baradel y a cada compañero perseguido. Si quieren buscar delincuentes, ladrones, le pasamos una dirección: Balcarce 50. Ahí están los que tienen que ir a buscar”, subrayó el secretario General de la CTA, Hugo Yasky.

“Nosotros queremos simplemente trabajo y dignidad”, agregó. Según el diputado nacional del Frente para la Victoria, la familia Moyano, con la movilización del 21 de febrero, “abrió un camino impensado”. “Hay que atreverse con el mandato de esta marcha a construir una nueva unidad del sindicalismo y el movimiento social para terminar con un gobierno que explota a los trabajadores”, cerró.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS