Junín. miércoles 15 de agosto de 2018
Semanario de Junín » Locales » 8 mar 2018

cambios en seguridad

Interna policial en Junín: desplazan a Gil de la Jefatura Distrital y asume Bertarini

En las últimas horas, fuentes policiales confirmaron que el jefe de la Departamental Walter Feletto dispuso cambios y “armó un nuevo equipo”. Las denuncias de Semanario que aceleraron la decisión de alejar a los “rebeldes”.


Por:
Redacción Semanario

Al principio, las disputas fueron por los destinos. Luego, por los cargos. Hoy, las divisiones internas que sacuden a la Policía Bonaerense en Junín desde que llegó el comisario inspector Walter Feletto a la Departamental traspasaron el ámbito policial y alcanzaron la calle.

Los continuos hechos de inseguridad terminaron por dejar en evidencia que estas luchas de poder afectan directamente la seguridad de la gente.

Tal como denunció Semanario en las últimas semanas, las trifulcas entre los uniformados arrancaron con la certeza del jefe distrital, José Gil, afín al secretario de Seguridad municipal Fabián Claudio, de que se quedaría con la Departamental, una vez que su titular Walter Feletto se retirara. Tan seguro estaba que iba a pasar esto, que anduvo prometiendo ascenso a diestra y siniestra: pero nada de eso ocurrió.

Así que, como novio despechado, se arrimó a las segundas líneas del Comando de Patrullas y la Policía Local para diagramar una operación que significaba ‘tirar para atrás’ la prevención en la ciudad.

Esto significó que, además de varios flancos sin presencia alguna y la ausencia casi total de patrulleros, sobre todo en horarios nocturnos y de madrugada, casi 500 efectivos siguieran en la calle, pero con la orden explícita de ‘mirar sin ver’.

Pero todo tiene un final, al menos en los papeles. En las últimas horas, fuentes policiales confirmaron a Semanario que Walter Feletto, quien fue ratificado en su puesto, dispuso cambios y “armó un nuevo equipo”.

En rigor, el joven subcomisario José Luis Bertarini (40) asumirá hoy como jefe de la Distrital Junín en reemplazo del “rebelde” comisario inspector José Gil, de quien se desconoce el rumbo que tomará.

Bertarini, oriundo de Vedia, había asumido como jefe de la Comisaría Primera a mediados de marzo de 2017 en reemplazo de Matías Bécoli. Ahora, la seccional de Quintana y Gandini quedará a cargo del subcomisario Ernesto Rodríguez (foto abajo).

 

Así las cosas, no es que la sociedad tenga la expectativa de una mayor seguridad, sino que tiene esa imperiosa necesidad porque en ella va la vida, la integridad y los bienes de sus miembros.

En los últimos años habrá disminuido el número de denuncias (como se justifica), pero la violencia de los delitos ha ido en alarmante crecimiento. Aumentó, además, la cantidad de arrebatos, que se ha duplicado respecto del año pasado. También crecieron la cantidad de detenidos en comisarías y la corrupción policial.

El combate de la inseguridad requiere ideas claras, constancia en el tiempo y firmeza de propósitos por parte de quien elige a los responsables de una pelea cuya derrota no sólo se mide en votos sino en víctimas.

Los delincuentes vienen ganando la pulseada por goleada, el secretario de Seguridad ya no cobra por su trabajo y no hay nadie que se ponga los pantalones largos para que las cosas se hagan como se debe. Estamos jugando tiempo extra: la papa caliente puede quemarle las manos a Pablo Petrecca.

LA TAPA DE SEMANARIO QUE ACELERÓ LOS CAMBIOS (24 febrero 2018)

NOTICIAS RELACIONADAS

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS