Junín. miércoles 15 de agosto de 2018
Semanario de Junín » Locales » 10 mar 2018

tiempos violentos

A 5 años del 10M: crimen, pueblada y crisis política

Alrededor de la muerte absurda y violenta de Karen Campos, y la violenta pueblada que la siguió, giró una silenciosa tormenta que mantuvo en vilo a la clase política juninense. Hoy se cumplen cinco años.


Por:
LUCIANO CANAPARO

El temporal de la mañana había sido inusualmente furioso. Karen Campos (17) se pasó la tarde del sábado sacando el agua del maxiquiosco junto a dos compañeras. Desde hacía un año que trabajaba en “Carlito”, ubicado en Borges y Siria, frente a plaza Sarmiento, en pleno corazón de Villa Belgrano.

“Vamos, entreguen la guita que esto es un asalto”, fue la frase que rompió la monotonía. Eran las diez de la noche del 9 de marzo de 2013. El hombre, encapuchado, alzaba un revólver calibre 32. Karen estaba cerca de la caja, le tocó el hombro y le dijo: “Tranquilo, llevate todo, llevate todo”.

El dueño del quiosco les había a sus empleadas un spray de gas pimienta y una picana eléctrica, como métodos de defensa. “Mientras el tipo juntaba la plata de la caja escuché el ruido de la picana y el disparo -contó Pamela, una de las tres chicas que estaba en el local-. Fue todo junto. Le tiró en el pecho. Cuando sentí el ruido de la picana, me agaché. Después vi que ella se dio vuelta, nos miró, dijo ‘ay, ay’ y cayó en los brazos de su madre”.

El disparo le había perforado un pulmón y la arteria aorta, lo que le produjo una hemorragia interna. Karen tenía 17 años, estudiaba y trabajaba para ayudar a su familia.

Karen Daiana Campos tenía 17 años.

PUEBLO CHICO, INFIERNO GRANDE

Aunque la Comisaría 2° está ubicada a menos de 100 metros del escenario del crimen, los oficiales tardaron al menos diez minutos en llegar. Otros 20 tardó la ambulancia de Intermed, el servicio de emergencias. Mientras Karen, agonizante, era trasladada al hospital, familiares, vecinos y amigos comenzaron a juntarse frente a la dependencia policial.

“Quiero justicia, por favor, para que esto no vuelva a repetirse. Para que no le hagan más daño a la gente. ¿Cuántas muertes más debemos esperar? Por el cuerpo de mi hija, pido justicia para todos, no sólo para Junín porque esto pasa en todos lados”, dijo Walter Campos, el padre de Karen, y pidió que la manifestación fuese “en paz”.

Pero cuando la gente que estaba frente a la comisaría se enteró de la muerte de la joven, la situación se salió de control. La multitud arrasó el vallado de protección como si fuera una ola: lo levantaron por el aire y lo tiraron contra las paredes de la dependencia. De entre la multitud empezaron a volar piedras y bombas molotov. Varios cronistas de medios locales y nacionales terminaron hospitalizados. Un policía disparaba contra la gente apostado desde la ventana del segundo piso de la comisaría. La puerta de entrada de la dependencia ardió. El fuego se extendió por toda la cuadra devorando autos particulares y patrulleros. En ese cuadro dantesco hizo su aparición la guardia de Infantería: salió agrupada detrás de los escudos, decidida a avanzar contra los manifestantes por calle Siria. Un grupo de 30 oficiales avanzando abrazados contra las piedras que silbaban en la noche juninense…

El domingo 10 de marzo, con una marcha que había sido convocada por los mismos vecinos para las 20 horas, quedaría en la historia. Los sucesos del día previo y de las primeras horas de la madrugada determinaron la atención de los medios de prensa de todo el país que apostaron por seguir bien de cerca cada movimiento.

Si bien la sensación de que algo podría suceder estaba instalada, nadie imaginó que Junín iba a vivir la pueblada más violenta de su historia. Un hecho inédito que generó un estado de sitio implícito, que hizo tambalear la estructura del poder meonista, a tal punto que el entonces intendente Mario Meoni estuvo a punto de presentar su renuncia.

10M: CIUDAD BAJO FUEGO

Los incidentes comenzaron en una Plaza Sarmiento atestada de familias. Las piedras y las balas de goma se cruzaban de una vereda a la otra, y no se distinguía entre los violentos y aquellos que habían llegado a manifestarse pacíficamente.

Los gases lacrimógenos, lanzados desde las filas del GAD e Infantería, hicieron que una gran cantidad de vecinos abandonase la plaza para concentrar sus reclamos frente al Municipio. Querían manifestarse en paz…

Pese a esto, el grueso de los violentos continuó su accionar atacando la dependencia policial de Villa. Decenas de bombas molotov y cientos de piedras fueron arrojadas contra el edificio que, minutos más tarde, ardió casi por completo.

PACÍFICOS Y VIOLENTOS

Cuando las primeras columnas de manifestantes exponían su bronca frente a un palacio municipal “librado a su suerte”, hizo irrupción un grupo de 40 personas que aprovechó la zona liberada para arrasar con todo lo que se le cruzara. Así, destruyeron e incendiaron parte del Municipio (el despacho del Intendente y la Biblioteca sufrieron los peores daños), destrozaron las instalaciones del Banco Provincia y de los Tribunales, y saquearon varios comercios ubicados en la zona céntrica.

JUICIO Y CONDENA

El TOC Nº 1 del Departamento Judicial de Junín condenó a Juan Carlos Ledesma (23) a 15 años de cárcel, por resultar co-autor penalmente responsable del delito de homicidio en ocasión de robo, agravado por el empleo de arma de fuego.

El día del crimen, y tras el fatal disparo, el “Puntano” Ledesma escapó junto a un cómplice que lo aguardaba fuera del local a bordo de una moto y toda la secuencia del crimen quedó grabada por las cámaras de seguridad internas y externas que tenía el kiosco.

El cómplice, menor de edad, fue juzgado por un tribunal de Menores integrado por jueces de Junín, Pergamino y Trenque Lauquen. Se aplicó el mismo procedimiento de juicio abreviado, y las partes acordaron una pena de 8 años de reclusión.

 

Junín irrumpió en los medios nacionales

Clarín, La Nación, Página/12, Tiempo Argentino y Muy abrieron sus ediciones del lunes 11 de marzo de 2013 con el episodio desatado en Junín a raíz del asesinato de la joven Karen Campos. Menos Clarín, todos utilizaron la foto central de sus primeras planas para ilustrar los desmanes. Popular, Crónica y El Cronista también se sumaron con pequeñas ilustraciones que se distinguen entre los títulos secundarios. El 10M relegó de las tapas al ascendente acuerdo de precios y le restó protagonismo a River, que había vuelto al triunfo.

 

 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS