Junín. viernes 20 de julio de 2018
Semanario de Junín » Locales » 17 mar 2018

robos 2.0

Nueva modalidad delictiva en Junín: el inhibidor de alarmas

El nuevo “chiche” de los delincuentes fue creado para bloquear señales de celulares y hoy se utiliza para anular alarmas. Ayer, una vecina denunció que fue víctima de este sistema.


En Junín, como en tantas otras ciudades, existe un amplio abanico de metodologías aplicadas al robo de automóviles. El muestrario abarca desde los episodios de máxima violencia, en los cuales las víctimas son abordadas por delincuentes armados cuando entran o salen de sus domicilios, hasta casos simples de hurto. Entre estos últimos, pueden citarse el “levante” de rodados estacionados en la calle y también rapiñar (como hacen los punguistas en el colectivo) la llave del auto a la víctima cuando, distraída, hace compras en el súper o elige ropa en un negocio.

Pero ese abanico tiene un nuevo método en pleno auge. El robo de vehículos o bien de objetos guardados en su interior mediante el uso de un pequeño dispositivo: el inhibidor de alarmas, un aparato que cabe en cualquier lado y pasa inadvertido

En rigor, un audio que se viralizó por whatsapp en las últimas horas, difundido por la hija de una mujer víctima de esta nueva modalidad, puso en alerta a las fuerzas policiales y a los vecinos.  

Según el relato, el hecho sucedió en calle Belgrano, a pocos metros de Guido Spano. Hasta allí llegó la mujer, a bordo de su automóvil, para dirigirse a una peluquería. Cuando se bajó del rodado e intentó bloquearlo con el cierre centralizado, notó que algo andaba mal. Como estaba cerca del local, decidió dejar sus pertenencias allí y volver hasta donde estaba estacionado el vehículo con la intención de entender por qué no podía activar la alarma. Pero cuando se estaba acercando, vio a un hombre salir de su auto, y también observó cómo otras dos personas se cambiaban de ropa, y los tres se subían a un Peugeot color gris que se encontraba de “campana” cerca del lugar, con el motor en marcha. La reacción de la víctima fue gritar y correr hasta el vehículo donde escapaban los delincuentes, mientras un testigo anotaba la patente.

Radicada la denuncia en Comisaría 1º, y tras una rápida investigación policial, se detectó que el vehículo está registrado en la ciudad de Rosario y que los delincuentes, efectivamente, habían utilizado un inhibidor de alarmas.

NOTICIAS RELACIONADAS

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS