Junín. martes 18 de diciembre de 2018
Semanario de Junín » Bonaerenses » 2 abr 2018

AJUSTE INSTITUCIONAL

Banco Provincia: denuncian cierre de sucursales como paso previo a privatización

La medida de fuerza de los empleados del Bapro no sólo se debe a la falta de acuerdo paritario, sino también al inminente riesgo de ajuste dentro del sistema bancario bonaerense.


La situación del Banco Provincia es cada vez más preocupante. La semana pasada presentó balances deficitarios ante el Banco Central, lo que de alguna manera anticipa que podría llegar a haber un ajuste inminente en la institución, que comenzaría con el cierre de sucursales para concluir con su privatización. 

Debido a ello y a la falta de acuerdo paritario que continúa, los trabajadores del Banco Provincia realizarán un paro de 48 horas a partir de mañana martes , al tiempo que desde el gremio a nivel país, anuncian que podría llegar a convocarse a un paro nacional para el próximo viernes 6 de abril.

En particular, la medida de los empleados del Banco Provincia, no sólo se debe a la falta de acuerdo paritario, sino también debido al inminente riesgo de ajuste dentro del sistema bancario de la provincia de Buenos Aires, que conduce en principio “al cierre de sucursales, y la posterior privatización del Bapro”, advierten desde el gremio.

Según destaca la periodista Graciela Marker en Opinión de La Costa, “el pasado miércoles el Banco Provincia presentó balance deficitario ante el Banco Central, algo que no ocurría desde la crisis de 2001”.

Al respecto de ello se refirió Fernando Latorre, Delegado Gremial regional del Bapro, durante una entrevista con FM Opinión, en la que informó que el miércoles 28 de marzo “nos enteramos que por primera vez en mucho tiempo el Banco Provincia acaba de dar deficitario en los balances generales del banco”. Uno de los primeros inconvenientes que surgen debido a ello es el peligro que corre el pago de jubilaciones de los trabajadores del Bapro.

En este sentido, Latorre explicó: “Nosotros estamos preocupados por nuestra caja previsional, una caja previsional de 100 años que tiene un monto importante de déficit, el cual como todos los sistemas previsionales son deficitarios y se debe hacer responsable el Estado de garantizar el pago de la jubilación; pero en diciembre del año pasado la Gobernadora María Eugenia Vidal emitió una Ley con la cual pasaban al ámbito del banco a hacerse responsable del pago de las jubilaciones. Ese mecanismo hace que hoy el Banco Provincia dé pérdida y que los saldos del Banco Provincia estén en rojo”.

En esta misma línea, el gremialista agregó: “Hoy el Banco Provincia está en una situación realmente preocupante. Nunca había pasado que el Banco Provincia estuviera en rojo, nos tenemos que remontar a la crisis del 2001 para que pase eso, y la verdad que estamos preocupados porque es el único banco provincial que queda del país, es un banco provincial que tiene que estar para fomentar a las PyMEs y al campo en nuestra provincia de Buenos Aires, y hoy en día está dando préstamos para traer importaciones”.

Si bien uno de los peligros que encierra el déficit que presenta actualmente el Bapro es la posible privatización del mismo, lo cierto es que uno de los riesgos inminentes es el ajuste que podría llegar a sufrir la entidad bancaria. Por ello, hoy existe la posibilidad de que el Gobierno provincial decida cerrar sucursales de forma definitiva, generando de esta forma la pérdida de gran cantidad de fuentes laborales.

En este aspecto, Latorre recordó que al poco tiempo de asumir como Gobierno bonaerense, María Eugenia Vidal “realizó un estudio de factibilidad sobre todas las sucursales del Banco Provincia”, y señaló que estaban incluidas en este análisis las cuatro sucursales que el BaPro posee en el partido de La Costa, las cuales señaló que “no están porque las cuatro sean rentables, sino porque es una necesidad social que hace una sucursal por cada localidad”.

Pues bien, dentro del ajuste que se pronostica planea realizar el Gobierno de la provincia en torno al Bapro, sobre lo cual Latorre aseguró que “cuando tengan que empezar a recortar lo van a hacer sobre las sucursales que sean menos rentables”, advirtió que en el caso de La Costa “las sucursales de San Clemente y de San Bernardo no son rentables”, al tiempo que añadió que tampoco resultan rentables “las de General Lavalle y Tordillo”, con lo cual concluyó vaticinando que todas ellas podrían llegar a cerrar definitivamente.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS