Junín. martes 24 de abril de 2018
Semanario de Junín » Locales » 4 abr 2018

trama secreta

Abusos sexuales en River: un psicólogo juninense sería el eslabón clave del caso

El testimonio de una médica apunta a una transexual, pero podría haber más implicados. La mujer se habría enterado de todo a través del psicólogo del club, el juninense Rolando F. a quien los chicos le revelaron que eran abusados.


El escándalo por los abusos sexuales a menores en el fútbol -que arrancó con una investigación en Independiente que ya produjo seis detenidos-, empieza a encontrar ramificaciones en otros clubes. Un abogado de la asociación de Ayuda a las Víctimas de Violación (Avivi) contó que dos varones que jugaban al fútbol –y que vivían en la pensión del club- habrían sido abusados en River Plate. Todos menores de edad. También denunció el abuso de una chica que jugaba al vóley en el club. Los episodios habrían ocurrido entre 2004 y 2011.

El testimonio clave es de una médica cirujana que trabajó unos 7 años en el club de Nuñez. Ante la dimensión que tuvo el caso de Independiente, la mujer sintió la necesidad de hablar. Entonces se contactó con Andrés Bonicalzi, abogado de Avivi, que fue quien este lunes formuló la denuncia. “Ella no se animó a hacerlo sola. Por eso llamó a Avivi, para que nosotros fuéramos el respaldo de su denuncia”, contó la titular de la ONG, María Elena Leuzzi.

La médica se habría enterado de todo a través del psicólogo del club, el juninense Rolando F. a quien los chicos le manifestaron que estaban angustiados y terminaron revelando que eran abusados. “Quien se los pasa a la médica es el psicólogo. Porque los menores tenían unos dolores en la zona pélvica que es muy común cuando hay abuso sexual anal”, precisó Leuzzi. Según trascendió, la derivación también estaba vinculada al temor de que a los chicos les hubieran transmitido VIH durante los abusos.

Según Bonicalzi, la médica le dijo lo que sabía a dos personas del área de salud de River: el director y un administrativo. “Lo que ella recibió fue un ‘no te metas en esto’. No en términos amenazantes. Sino como naturalizando la existencia de estas cosas dentro del fútbol. Esa es la sensación que a ella le dio”, dijo Bonicalzi a la prensa.

Tiempo después, la terminaron desvinculando “sin causa” del club, apenas regresó de una licencia por embarazo. “Ella cree que tiene que ver con esas preguntas que empezó a hacer”, sostiene el abogado. Tampoco sigue trabajando en el club el psicólogo, quien hoy se encuentra radicado en nuestra ciudad.

Los abusos habrían sido cometidos por una persona transexual que “se manejaba dentro del club como habitué, sin ningún tipo de problema”, dice Bonicalzi. Ingresaba al club 2 o 3 veces por semana y “era vox populi que esta persona tomaba contacto sexual con los chicos”, señala. “Ella sabe que no era miembro del club, ni empleado. Era una persona ajena a la institución”, agrega el abogado.

La médica "sospecha" que esa misma persona "hizo las veces de nexo" entre los menores y otra gente, es decir, “pedófilos”. El abogado señaló que “probablemente pueda llegar a haber existido abusos sexuales fuera de la puerta del club”.

A través de un comunicado, River se puso a disposición para colaborar con la Justicia. Fuentes del club detallaron que los encuentros se habrían dado con una travesti apodada “la Lore”, pero negaron que hayan sido dentro del club, sino en los bosques de Palermo. Y en el caso de la jugadora de vóley, dijeron que habría sido en el departamentos del médico.

Ante las denuncias, desde Avivi aseguran que hubo amenazas. “Me dijeron que la cortara con esto. Que la íbamos a pasar mal”, dice Leuzzi y muestra a la prensa un botón antipánico. “Por eso me dieron esto, lo tengo que llevar en la mano”, expresa sobre el aparato que ahora deben llevar ella, el abogado, y la médica denunciante.

“La barrabrava no va a querer que hablemos de esto. Pero, bueno, muchachos, tengan códigos. Una cosa es que se peleen con las hinchadas y otra cosa es que abusen a los pibes. Puede estar el hijo de cualquiera de los barrabravas ahí”, continúa Leuzzi. Agrega que “con Andrés tuvimos mucho miedo toda la noche porque era mucha la información que teníamos que traer. Estoy mal dormida, nerviosa, asustada. Miro para todos lados”.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS