Junín. domingo 24 de junio de 2018
Semanario de Junín » Cultura » 7 abr 2018

SALVADOR WALTER “BATATO” BAREA

Clown literario travesti

Pocos cuerpos pudieron contener y desbordar la alegría y el dolor de la primavera democrática de los ‘80, de esa salida de la dictadura militar argentina para buscar un camino nuevo sin anular la memoria.


“La vaca no da la leche: se la sacan. Y el que quiera celeste, que mezcle azul y blanco”. Son dos de las inolvidables frases que nos regaló en vida el juninense Salvador Walter Barea (nació el 30 abril de 1961 y murió en 1991), más conocido como Batato Barea, quien se rebautizó así porque no le gustaba que alguien haya elegido por él su nombre de pila.

Batato fue un “clown literario travesti” (así le gustaba autodefinirse), miembro del Clú del Claun y de Los Peinados Yoli (junto con Ronnie Arias) e integrante de un trío junto con Alejandro Urdapilleta –fallecido- y Humberto Tortonese que revolucionó la escena teatral underground de los 80, primero desde el Centro Parakultural y luego desde el Centro Cultural Ricardo Rojas (su sala principal hoy lleva su nombre), de la mano de actuaciones extremas, recitales de poesía (Barea era un fan incondicional de Alejandra Pizarnik) y obras como Tres mujeres descontroladas y María Julia La Carancha, en la que se burlaban de la Alsogaray en pleno menemismo.

En cada testimonio de quienes presenciaron, estimularon, secundaron a Batato, pero también en los tapes oscuros de la escena under, los directores encuentran una luz que refleja y encandila los distintos lados de una vida libertaria que ayudó a tirar los muros que intentan separar al teatro de la vida, a la poesía de lo cotidiano, a lo masculino de lo femenino, a la rutina de la excepcionalidad.

Suele decirse que a períodos de gran represión se suceden períodos de libertad, destape o renacimiento artístico. Y Barea transito todos esos nuevos cánones que incluso inventó para que el arte encontrara un camino nuevo en una explosión de esteticismo puro, instalando una noción de underground indubitable pero recalando también en otros segmentos no tan off.

Poco antes de su muerte, Batato accedió a que Peter Pank, un joven admirador suyo, filmara dos documentales sobre su persona que le sirvieron como tesis para recibirse como director de cine en la escuela de Avellaneda. Batato ya se había puesto tetas, para reafirmar que no había distinciones entre su vida personal y su obra: todo en él era una performance que no distinguía estar arriba o abajo del escenario. Tuvieron que pasar décadas para que Pank, junto con Goyo Anchou, revisaran el material para armar La peli de Batato, un documental de dos horas y media que se estrenó en 2011 en el BAFICI a sala llena en sus tres proyecciones, y que es el testamento definitivo de alguien que, parafraseando a Miguel Abuelo, fue el verdadero paladín de la libertad.

Esta sed de Batato

Por Fernando Noy

Yo quisiera ser agua mineral para darle sed a B. Yo quisiera ser vino para embriagar a B. Yo quisiera ser puntilla para el corset de B. Yo quisiera ser desierto para las huellas de B. Yo quisiera ser caramelo para que me muerda B. Yo quisiera ser cortina para espiar a B. Yo quisiera ser tijera para recortarle la sombra a B. Yo quisiera ser concurso para darle el 1er. premio a B. Yo quisiera ser incienso para embrujar a B. Yo quisiera ser discoteca para que baile B. Yo quisiera ser guante para que me arañe B. Yo quisiera ser avión para que vuele B. Yo quisiera ser bombacha para que me sude B. Yo quisiera ser pez para morder el anzuelo de B. Yo quisiera ser crucigrama para que me elucubre B. Yo quisiera ser diccionario pero en la página B de B. Yo quisiera ser luna para platinar a B. Yo quisiera ser fuego para enrojecer aún más a B. Yo quisiera ser gallina para que me deshove B. Yo quisiera ser aguja para pincharlo a B. Yo quisiera ser un cesto para que se arroje B. Yo quisiera ser 6 para que el quinto sea B. Yo quisiera ser tubérculo para llamarme B. Yo quisiera ser gastronómico para meterlo en la olla a B. Yo quisiera ser café para despertar a B. Te lo juro por Batato.

 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS