Junín. sábado 22 de septiembre de 2018
Semanario de Junín » Locales » 26 abr 2018

planta depuradora

Tapados de mierda

Meoni se la pasó doce años repitiendo que la planta no funcionaba por culpa de su antecesor Abel Miguel. Ahora, el versito es el mismo. Lo cierto es que pasa el tiempo, y seguimos mandando toda nuestra mierda a Chacabuco.


Por:
Redacción Semanario

La situación es preocupante. La planta depuradora no funciona y esto lo admitió el propio gobierno municipal, bajo el eufemismo de que “estamos trabajando para que ande como corresponde”.

En una rarísima interpretación realizada y difundida a través de una gacetilla municipal, el propio director de Obras Sanitarias, el cantante e ingeniero Guido Covini, se diferenció de la gestión anterior diciendo que “nosotros no negamos la situación actual”. Eso sí, tampoco la cambian, tal cual hicieron los Meoniboys.

Por ahora, el equipo petrequista se dedica a tener reuniones con los pobres destinatarios de nuestros líquidos cloacales sin tratamiento, que son los pobladores y autoridades de Chacabuco, y a gestionar alguna ayuda de Nación o Provincia, porque una nueva planta de tratamiento significaría la friolera de 500 millones de pesos, según se estima.

“Nosotros no negamos la situación actual de la planta depuradora, como sí lo hizo el gobierno anterior. Es bueno que la gente sepa qué clases de dirigentes los gobernaron”, se animó a decir el joven Covini, quien debería estar ya al tanto del hartazgo de la gente de oír hablar de la herencia recibida y esperando soluciones concretas de una vez por todas.

Cuando Mario Meoni recibió el municipio, se la pasó doce años repitiendo que la planta no funcionaba por culpa de su antecesor Abel Miguel. Ahora, el versito es el mismo. Lo cierto es que pasa el tiempo, y seguimos mandando toda nuestra mierda a la ciudad vecina.

“Estamos trabajando en conjunto con Chacabuco en el tema de la planta depuradora de líquidos cloacales de Junín. Son inversiones muy grandes y desde la construcción del pliego que es algo muy grande. Intervienen la Ingeniería Civil, electromecánica, ingenieros sanitarios, entre otros. Es algo que no se puede hacer de un día para el otro”, se atajó Covini.

En realidad, no quedó bien claro en qué estarían trabajando: ¿en mejorarla, en ponerla en marcha, en hacer una nueva?

Por ahora, parece que están analizando las aguas de la laguna de Rocha, donde va a parar todo el líquido producido en Junín y sin tratamiento alguno, contaminando todo cuanto vaya tocando.

Covini alertó: “La planta está para 30.000 habitantes y Junín tiene cerca de 100.000 habitantes y nunca se le realizó ningún tipo de inversión en estos años". Es verdad, eso incluyendo los últimos dos años casi y medio en que su jefe es el intendente de Junín.

Según explicó, “es una planta que heredamos y está obsoleta. Está hecha con pozos Imhoff cuando en la actualidad se debe hacer con barros activados. Es una planta modelo de los 90 y tiene una vida útil que ya pasó hace varios años”.

Estamos contaminando el medio ambiente. El nuestro y el de ciudades vecinas. Esto no tiene color político, no sabe de herencias: sólo necesita manos a la obra, y ya.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS