Junín. lunes 15 de octubre de 2018
Semanario de Junín » Locales » 27 abr 2018

presidente de la UCR junin

Mansur: “Petrecca se dio cuenta que no sirve estar cerrado en un círculo de diez personas”

El presidente de la Unión Cívica Radical Junín habló con SEMANARIO acerca del presente del centenario partido y se refirió a su protagonismo dentro de Cambiemos a nivel nacional, provincial y particularmente local. Y anticipó que no piensan en elecciones internas.


Por:
Redacción Semanario

Carlos Mansur es el presidente de la Unión Cívica Radical (UCR) a nivel local y carga con la responsabilidad de conducir un partido centenario surcado por un transfuguismo crónico desde hace más de dos décadas. Pero además le cabe una cuota extra en un distrito donde descolló Moisés Lebensohn como líder de este movimiento fundado en 1891 por Leandro N. Alem.

En medio de críticas, presiones, idas y vueltas, Mansur habló con SEMANARIO acerca de cómo ve a la UCR metida dentro de Cambiemos, a nivel nacional y provincial, y cuáles son los entretelones de la convivencia local con eL intendente Pablo Petrecca.

-¿Cómo está el radicalismo a nivel nacional?

-Lo veo mucho mejor que hace un tiempo atrás, mucho más firme en la toma de decisiones. Siempre hablando dentro del marco de Cambiemos. Se le han hecho planteos al Presidente de la Nación, éste ha pedido propuestas y el radicalismo ya está presentando propuestas. Por ejemplo, sobre tarifas  y un montón de puntos que tenían “molesto” al partido. No nos quedamos en la queja, sino que también aportamos la solución. Ahora veremos hasta qué punto somos escuchados por el Ejecutivo nacional.

-¿Quiénes son, a su parecer, los tres referentes del radicalismo a nivel nacional?

-Alfredo Cornejo (gobernador de Mendoza y presidente de la UCR a nivel nacional), Gerardo Morales (primer mandatario de Jujuy) y Daniel Salvador (vicegobernador de la provincia de Buenos Aires).

-¿Cuál es el panorama de situación de la UCR en la provincia?

-En ese caso no debemos perder el punto de dónde veníamos, con dos o tres intendentes y algunos legisladores. Hoy tenemos 40 intendentes del radicalismo dentro de los 69 de Cambiemos. Por eso creo que si tomamos el punto de partida de dónde estábamos y vamos hacia dónde estamos, la UCR ha crecido un montón. Con un rol que tal vez no se ve porque Daniel (Salvador) hace un trabajo muy silencioso, pero lo hace.

-¿Esos 40 intendentes radicales representan un peligro para Vidal o son una fuerza positiva?

-Creo que la gobernadora y Salvador se complementan muy bien y no creo que esto sea un peligro. Hoy Vidal es una “topadora” en la provincia, pero además creo que el radicalismo va a crecer aún más en las elecciones del 2019, porque creo que va a haber varias intendencias que pasarán también a manos de Cambiemos.      

-¿Esos intendentes de la UCR de los que habla, están encolumnados entre sí o pueden llegar a atomizarse tal como le pasa a la UCR desde hace 20 años?

-Están alineados y tenemos reuniones permanentes de las distintas secciones y ellos asisten. Están presentes personalmente ante cualquier convocatoria. Están muy comprometidos dentro de Cambiemos.

-¿Cuánto apoya y cuánto critica el radicalismo las gestiones nacional y provincial?

-Críticas habrá siempre porque en Cambiemos hay puntos en común y otros en los cuales no. Mientras las discusiones sean puertas adentro no ocasionarán ningún problema y creo que hay diferencias que no son de fondo sino de forma, entonces se pueden corregir. El radicalismo aporta todo su aparato y estructura, existe desde La Quiaca a Ushuaia, por eso se nota más en el interior que en la ciudad de Buenos Aires o el conurbano.

-¿El PRO ha comprendido cuál fue el aporte de esa estructura radical que les permitió llegar al poder?

-Sí, lo entendieron bien. No existe Cambiemos sin el radicalismo, ni el radicalismo sin Cambiemos, y tampoco el PRO existiría sin Cambiemos. La colaboración es mutua, por ahí alguno pueda hacerse el desentendido, pero está todo muy claro.

EL RADICALISMO EN JUNÍN

-¿Cuánto hay de radicalismo dentro de Cambiemos JUnín?

-No todo lo que quisiéramos pero se está incorporando más gente. Y tenemos representantes no sólo locales sino a nivel provincial y nacional. Si tenemos en cuenta que en 2014 la puerta del comité estaba “soldada” (en referencia a la imposibilidad de participar) hemos evolucionado bastante. Lógicamente que siempre queremos más.

-Algunas de las críticas hacia la UCR local se basan en que el partido se conforma como una “bolsa de trabajo” en la búsqueda de puestos estatales ¿Cuándo hablan de más cargos, se refieren a puestos o a representatividad partidaria?

-No se trata de “tengo un lugarcito más”, el punto pasa por la toma de decisiones. El intendente (Pablo Petrecca) es el jefe político de la ciudad y toma las decisiones, pero nosotros tenemos una “mesa chica” donde participan los cuatro partidos que conforman Cambiemos  y ahí se discuten los temas. Cuando hablamos de cargos hablamos de responsabilidades a la hora de plantear la toma de decisiones.

En estos dos años el Intendente se ha estado fogueando bastante con la problemática de la ciudad  y se está abriendo bastante a las charlas políticas, tomando las ideas y pensamientos de los otros partidos. Tenemos charlas muy interesantes cada 15 días. Antes sólo discutíamos, ahora tratamos de llevar el problema pero además la propuesta para una solución. Ante esto es más fácil generar cambios.

-Sin embargo, para quienes analizamos la política en general, pareciera que el Intendente llegó con una promesa de apertura pero luego en el poder se cerró en un círculo íntimo muy pequeño

-Es así, tal cual. Se fue cerrando, pero hoy se está abriendo porque se dio cuenta que no sirve estar cerrado en un círculo de diez personas. Si bien es un hombre que anda, camina la calle y conoce la problemática de Junín, hay situaciones con las que no estoy conforme, pero otras tantas que si porque veo las obras realizadas y paso a diario por donde se trabaja.

Ahora bien, me llama mucho la atención como le “pegan” al intendente. Desde los medios, los políticos y como le pegan instituciones intermedias que hasta hace dos años atrás no tenían nada y ahora tienen todo en marcha.

Eso me preocupa y veo una mano política ahí y cada uno sabrá cómo manejarse.

-¿De dónde provendría esa “mano política” de la que habla? Porque pareciera que no hay una oposición salvaje, sino que cada uno cuida su “quintita”. Más allá de que algún medio (como por ejemplo Semanario) lo cuestione por la transparencia en su gestión y la oposición ni siquiera investiga.

-En eso coincido. Tanto apuntan desde la oposición a su propia “quinta” que ponen reparos en la obra del camino al balneario que la disfrutarían millares de juninenses. Me parece que está bien pedir cuentas, pero si alguien tiene un problema con el intendente respecto a su patrimonio la justicia lo determinará. Toda esta suciedad que anda dando vueltas, queriendo ganar votos, me hace pensar en la falta de capacidad que tienen los políticos.

-¿Como integrante de la alianza Cambiemos y presidente de la UCR, usted considera que sólo se trata de “denuncias sucias” y que no hay nada de certezas?

-No, yo no puedo decir eso. Eso lo dirá la justicia. Yo digo que si alguien tiene dudas sobre el uso de los fondos no lo debe denunciar en un diario, sino ir a la justicia. Si no hay pruebas están manchando gente de gusto.

-¿El Poder Judicial de Junín funciona bien?

-¡Qué pregunta! Eso no lo sé. De hecho se está trabajando en un plan de reforma judicial a nivel provincial y nacional, porque la Justicia debe “aggiornarse” ya que está un poquito quedada. Y no debe hacerlo a favor de este Gobierno, sino para todos los argentinos. No podés esperar 20 años para definir una causa. No soy abogado, no conozco los tiempos judiciales, pero escucho que pasan 15 años para resolver una causa y eso me parece un poco mucho.

-El radicalismo “lebenshoniano”, de aquel prócer que parió Junín, ya no va más?

-Sí, sí. La doctrina de Moisés Lebenshon siempre está. Es imposible no tenerla. Como decía él: “Doctrina para que nos entiendan, conducta para que nos crean”. Nosotros tratamos de hacer eso. Habrá de todo, pero nosotros nos basamos en eso.

-¿Alguna vez hicieron la cuenta de cuántos votos sumarían con todos los desperdigados del radicalismo?

-(Risas) Es que el radicalismo tiene tantas líneas que ya parece un cuaderno.

-Hasta hace algunas décadas había tal vez un par de líneas internas dentro de la UCR, de hecho cuando competían Balbín y Alfonsín, después de la contienda todos quedaban dentro del partido. Después de los ’90 empezaron las fugas.

-Antes había líderes y ahora no.

-¿Ahora hay sellos?

-Claro, no tenemos líderes. Al radicalismo le falta un líder de peso. Cuando lo tengamos, todo el radicalismo de todo el país, se va a encolumnar detrás de ese. Como oportunamente ocurrió con Raúl Alfonsín.

-En medio de tantas “sub-ideologías”, ¿existe aún la posibilidad de que de la UCR emerja un líder y todos se encolumnen detrás de él?

-Creo que sí. Si hay un líder carismático lo hará. Con Alfonsín el radicalismo fue un vendaval. Hasta Abel Miguel acá en Junín se sorprendió de ganar la intendencia. El radicalismo ahora se está rearmando, venimos de “la nada”. Nos habían dejado “knock out” y ahora hay que esperar, confío en que con el tiempo tendremos un Presidente (de la Nación) radical ¿Por qué no?

-¿Y a nivel local no hay líder?

-En Junín somos parte de Cambiemos y si hoy Petrecca es el que más mide dentro de la alianza, seguirá siendo el intendente. Si alguien mide más que Petrecca, se definirá en las PASO (Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias).

-¿Ya están compitiendo para el 2019?

-La campaña comenzó al otro día de finalizadas las últimas elecciones, fijate que entre los partidos se “tiran bombas” para todos lados. En verdad, después del mundial (de fútbol en junio de este año), arranca la campaña hacia el 2019 y ya no para más. De todos modos, este comité no para nunca. Estamos permanentemente de viaje, a veces no hay gente en el comité porque fuimos a La Plata, si no estamos en Chacabuco, de ahí vamos a otras localidades de la Cuarta sección, pero también hacemos secciones que no nos integran a nosotros. Pero acompañamos a los radicales a todos lados.

-¿La UCR de Junín tendrá internas? Porque algunas voces dicen que Luciana Gómez Panizza (la vicepresidente) negó esa posibilidad.

-Estamos trabajando para eso, no queremos internas en este momento porque debilitarían al partido, le harían mucho daño justo cuando estamos creciendo. Pero también hay que pensar que hay muchos radicales que creen que su nombre es más importante que la UCR y te piden internas sin pensar en el costo político que pagamos. Pero como dije al principio, gracias a que hemos logrado una buena convivencia entre los distintos pensamientos -creo en lo personal- que somos ampliamente más los que no queremos internas.

-¿Los juninenses son los más radicales de la Cuarta sección?

-Yo creo que sí, somos la ciudad cabecera. Si en algún momento le dio al radicalismo el 62% de los votos de la mano de Abel Miguel. ¿Eso cuánto es? Son entre 30 a 40 mil votos. ¡Quisiera tener otro líder así!

SEMANARIO es un producto periodístico que aboga por el contenido propio y valoriza el derecho de autor. Si desea utilizar esta nota puede compartirla a través de los botones sociales o del link correspondiente. Copyright © www.semanariodejunin.com.ar    

NOTICIAS RELACIONADAS

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS