Junín. miércoles 21 de noviembre de 2018
Semanario de Junín » Deportes » 28 abr 2018

crisis en el deporte local

Cuesta abajo

No son tiempos fáciles para ninguna institución deportiva. Lo que cada familia sufre para mantenerse y llegar a fin de mes, pasa también en otros ámbitos. Fútbol, básquet, automovilismo, motociclismo, hacen malabares para seguir con sus puertas abiertas.


Por:
Redacción Semanario

El fútbol detonó de las alarmas. Por popularidad, por repercusión, apareció en todos lados. La causa que lo movilizó y aún lo preocupa –aunque encontró una solución en el aporte comunal- es el aumento de los costos de los operativos  policiales que se sumó a todo lo que ya venían padeciendo. Pero no son los únicos que los sufren.

No son tiempos fáciles para ninguna institución deportiva. Lo que cada familia sufre para mantenerse y llegar a fin de mes, pasa también en otros ámbitos. Fútbol, básquet, automovilismo, motociclismo, hacen malabares para seguir con sus puertas abiertas. Aquello que expresó el presidente del Junín Moto Club antes del inicio de la Copa de Invierno resume el pensamiento de la dirigencia. En el Rolando Nardi, antes de arrancar, preocupado dijo: “Ojalá podamos seguir, veremos cuándo hagamos los números”.

En el básquet local están igual. Este lunes habrá una reunión de presidentes para ver alternativas o parar el campeonato. Según trascendió, el Torneo “Apertura” no continuaría disputándose a partir de la próxima semana. Los aspectos económicos, como seguros, árbitros, entre otros ítems, son una pesada carga por la cual la Asociación Juninense de Básquet que tomaría la drástica medida que afectaría a todos por igual.

También se analizará  la continuidad de las selecciones de Junín en los próximos  zonales clasificatorios para jugar los provinciales en U19 y en Mayores. Una de las ideas es dejar de competir.

Los tarifazos y la inflación comenzaron a hacer mella en los clubes de la ciudad. Aunque tiren algunos salvavidas, la crisis empieza a resentir todas las actividades deportivas.

“Si aumentamos las entradas, la gente no puede pagarlas”, se quejaba un dirigente, mirando las tribunas vacías.

Se estima que en Argentino, el club que participa en la Liga Nacional del Básquet Argentino, la venta de populares cayó en el orden del 30%. El Turco pierde dinero en cada uno de sus juegos.

A Ciclista, la gente “va sólo a algunos partidos, que elige según el rival o la altura del mes’; y en más de una ocasión se ha visto el Coliseo prácticamente vacío.

En Sarmiento, televisación y Streaming mediante, se vive una realidad similar, amén de la baja en la cantidad y cobrabilidad de socios. Aunque desde el club no lo han hecho oficial, estiman que hoy cuentan con alrededor de cinco mil escasos socios. Y con su cuota al día, varios menos. “Un número impensado para sostener al club siquiera en el Nacional B”, sostienen.

EL ARREGLO DEL FÚTBOL

El campeonato local de fútbol debía haber comenzado la semana pasada, pero se pospuso hasta esta semana, en la que las partes lograron ponerse de acuerdo. La Liga Deportiva del Oeste aceptó la propuesta económica de la Municipalidad para ayudar a pagar los costos que generen los operativos de seguridad a la institución que le toque hacer de local.

En principio, los presidentes pretendían $2000 pero la Municipalidad había ofrecido $1000 en la anterior reunión. Finalmente, acordaron –uno cedió y otro aumentó su oferta- y los $ 1.500 fueron aceptados por los clubes y  la pelota volverá a rodar.

En su página de Facebook, la Liga de Junín publicó que “se recibió un subsidio de parte del intendente para paliar los costos de seguridad de los partidos, de esta manera y gracias a la muy buena predisposición de la Policía este fin de semana comienza el torneo apertura que organiza la Liga Deportiva del Oeste”.

La crisis no distingue colores ni historias y atraviesa a todos por igual. Como un estilete, corta al medio a todos los deportes sin distinciones. Asistimos a un achicamiento en todos los órdenes. Familias que resignan una salida, una comida, comprar alguna prenda. Gente muy preocupada porque no sabe cómo va a hacer para pagar su factura de luz o gas, y es comprensible que entre sus recortes decida dejar de asistir a un espectáculo deportivo. Sólo por citar un ejemplo, el precio de una entrada para un partido del fútbol local tendrá un costo de 80 pesos (general), y de 60 para damas y jubilados. Para las inferiores, será de 60 pesos. 

Cada club, como cada casa, sufre de igual modo. O peor. Porque su razón de ser -recibir a las familias, a los chicos- parece que empieza a ser cosa del pasado.

 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS