Junín. lunes 15 de octubre de 2018
Semanario de Junín » Locales » 3 may 2018

TRANSPARENCIA DE LA FUNCIÓN PÚBLICA

El tour de Petrecca por EE.UU: ¿está bien que a los intendentes les regalen viajes?

Nueve jefes comunales bonaerenses, invitados por una institución que nuclea a empresarios agropecuarios en conjunto con la Embajada americana, visitan (con todos los gastos pagos) un estado maicero y sojero del norte justamente cuando en nuestro país arrecian las quejas del interior contra un modelo productivo que atenta contra sus habitantes.


Por:
Redacción Semanario

El intendente de Junín Pablo Petrecca se encuentra en Estados Unidos junto a otros ocho jefes comunales bonaerenses en el marco de una gira organizada por la Asociación Argentina de Consorcios Regionales de Experimentación Agrícola (AACREA).

Además del jefe comunal local, fueron de la partida Javier Arturo Martínez (Pergamino), Mariano Edmundo Barroso (9 de Julio), Claudio Alberto Rossi (Rojas); Walter Sergio Torchio (Carlos Casares); Cecilio Salazar (San Pedro), Germán Lago (Alberti); Vicente Gatica (Bragado) y Manuel Passaglia (San Nicolás).

El viaje en cuestión, que finalizará el 5 de mayo, cuenta con apoyo de la embajada de los Estados Unidos en Buenos Aires y  llevará a los funcionarios por las ciudades de Saint Louis, Bloomington y Chicago, donde funciona la bolsa de materias primas más grande del mundo, particularmente en el cultivo de maíz y soja.

El motivo expuesto es el de mostrar a los intendentes el tipo de gestión “municipal” que se lleva a cabo en dichos estados y ofrecer capacitación en ese sentido.

Lo que genera interrogantes es si este tipo de viajes guarda relación con la transparencia de la función pública. En el año 2016, el propio Presidente de la Nación, Mauricio Macri firmó un decreto denominado “Ética en el ejercicio de la función pública”, en el cual se refiere precisamente al “Régimen de obsequios a funcionarios públicos”, y hace hincapié precisamente en el tema “Viajes” y el pago de estadías y pasajes, dejando –en este caso- a los jefes comunales pisando una fina línea entre lo legal y lo ilegal.

QUIÉN ES QUIÉN

De los nueve intendentes bonaerenses, sólo uno (Lago, de Alberti) sigue perteneciendo al Frente para la Victoria (FpV), sitial al que llegó en 2017 acompañando la lista del chivilcoyense Florencio Randazzo. El resto pertenece a la alianza Cambiemos, aunque debe destacarse la tránsfuga de dos de ellos, Passaglia, de San Nicolás y Torchio, de Carlos Casares, quienes pertenecían al FpV y fueron convencidos del “pase” por la gobernadora María Eugenia Vidal.

Según la misión invocada en su página web, los Consorcios Regionales de Experimentación Agrícola (CREA) son “una asociación civil sin fines de lucro integrada y dirigida por productores agropecuarios que se reúnen en grupos para compartir experiencias y conocimientos”.

Y el objetivo principal de la organización es “potenciar y asegurar el buen funcionamiento de los grupos CREA para que las empresas que los integran sean económicamente rentables y sustentables en el tiempo”.

El Movimiento CREA está conformado por más de 2.000 empresas agropecuarias que “se proponen mejorar los resultados de sus organizaciones a través del intercambio de ideas y experiencias. Los miembros CREA trabajan en conjunto para mejorar el proceso de trabajo de la empresa y responden a las necesidades técnicas, económicas y humanas”.

El Illinois central (una de las zonas a visitar) es un área de praderas en su mayoría llana. La sección occidental (es decir, al oeste del río Illinois) formaba parte originalmente del Tratado Militar de 1812 y forma la protuberancia occidental distintiva del estado. Conocido como la Tierra de Lincoln o el Corazón de Illinois, se caracteriza por sus pequeñas y medianas ciudades. Allí tienen una fuerte presencia la agricultura, especialmente la del maíz y la soja, así como las instituciones educativas y las fábricas. Entre las ciudades importantes de esta región se encuentran Peoria (la tercera mayor área metropolitana de Illinois, con 370.000 habitantes), Springfield (la capital estatal), Decatur, Bloomington-Normal y Champaign-Urbana.

ÉTICA EN EL EJERCICIO DE LA FUNCIÓN PÚBLICA

El Decreto 1179/2016, publicado el 18 de noviembre de 2016, se refiere al “Régimen de Obsequios a Funcionarios Públicos” y en la página web del Ministerio de Justicia, ante la consulta respecto a si ¿es posible pagar los gastos de pasajes y estadías de funcionarios públicos? responde que “los funcionarios solamente pueden aceptar que una persona les pague sus viajes y estadías, si se dan estas tres condiciones:

-Que el viaje sea para que el funcionario dé conferencias, cursos o actividades académicas o culturales o participe en esas actividades.

-Que el viaje sea pagado por gobiernos, entidades o personas humanas o jurídicas que pueden hacer regalos de cortesía o por costumbre diplomática.

-Que el pago del viaje no sea incompatible con las funciones del cargo o prohibido por normas especiales”.

En todos los casos, el funcionario debe registrar el viaje en el Registro de viajes financiados por terceros que funciona en la Oficina Anticorrupción a través del GEDO (Generador Electrónico de Documentos Oficiales).

¿Qué datos deben anotarse en el Registro de viajes financiados por terceros? Nombre, apellido, Documento Nacional de Identidad y cargo del funcionario público; gobierno, entidad o persona humana o jurídica que pagó el viaje; evento para el que se viaja y tipo de participación que tendrá el funcionario; y lugar y fechas de inicio y finalización del evento. En su caso, también debe indicar si el Estado Nacional tuvo que hacer frente a algún gasto con motivo del viaje.

¿CON LA SOJA CÓMO ANDAMOS?

Los nueve intendentes forman parte de una región que en las últimas dos décadas se vio apabullada por la “sojización”, un sistema de agricultura industrial que hoy está en el centro de la polémica, debido a que si bien generó oportunamente importantes divisas para el país, también acabó con la aptitud de la tierra al transformarse en algunos sitios en un método extractivo, contaminando cursos de agua, napas, fauna, flora y personas, tal como muestran los centenares de evidencias científicas nacionales e internacionales y que tanto el gobierno anterior como el actual se empeñan en desconocer.

Sin embargo, con sólo recorrer las áreas rurales de la región, se puede notar el estado de abandono de las infraestructuras rurales, merced a la desaparición del sujeto agrario, que ya sea en forma de patrón o peón, la sojización se encargó de expulsar.

Los grupo CREA, empresarios agropecuarios, han formado parte de esta legión que dejó de lado la faceta humana de sector agropecuario, avalando por sobre todo la tecnología salvaje que, luego de 20 años, demuestra haber puesto en riesgo el ambiente y devastado la ruralidad.

Sin duda alguna, este viaje resulta llamativo por el tiempo y la forma, en momentos en que las empresas multinacionales que manejan la provisión de agroinsumos para la agricultura industrial se encuentran en alerta para evitar todo debate público y para ello manejan enormes sumas de dinero que se ven volcadas en medios de comunicación y entidades o grupos con intereses comunes.

Precisamente, estas empresas tienen su base de operaciones en Estados Unidos, cuya embajada auspicia la gira de los jefes distritales quienes al aceptarlo como un regalo quedan en medio de una delgada línea entre lo correcto o incorrecto, desde el punto de vista del decreto presidencial.

En este caso, la AACREA estaría funcionando como un grupo de presión. Tal calidad por cierto no tiene nada de ilegal, pero vale la pena tener en cuenta que podemos definir a los grupos de presión “como aquellos grupos de intereses organizados que no desean de forma directa el control del poder político sino sólo influir o presionar a los centros de toma de decisiones, ya sea en el ámbito del Legislativo o del Ejecutivo y de las diferentes organizaciones y administraciones públicas”. Por tanto, se diferencian claramente de los partidos políticos, porque éstos buscan directamente el poder político.

Las características de los grupos de presión podrían enumerarse como que “tienen, por lo común, una organización permanente, con órganos propios que los dirigen y representan. El factor que une y reúne a sus integrantes es la defensa de un interés común entre ellos y que es particular con referencia a la sociedad global. Sus integrantes, en principio, no ocupan cargos de gobiernos. Devienen en fuerzas políticas (se politizan) al desplegar una acción encauzada a ejercer influencia en la adopción de decisiones políticas, pero no se proponen obtener cargos de gobierno para sus componentes, ni participan por tanto directamente en los procesos electorales”.

Insistimos en que esta actitud no supone ningún manejo ilegal, sin embargo el funcionario público debe considerar “los regalos” a recibir, mucho más aún en estos casos que forman parte de un gobierno que hizo de la “transparencia” una letanía de la campaña electoral.

Volviendo a la pregunta inicial: ¿pueden recibir obsequios los funcionarios públicos? Según el decreto 1179/16, “como principio general, los funcionarios públicos no pueden recibir regalos, obsequios o donaciones, sean cosas, servicios o bienes, con motivo o en ocasión del desempeño de sus funciones”.

Y desde el Ministerio de Justicia de la Nación emplean un recurso práctico para saber si un obsequio queda alcanzado por este régimen, indicando que “el funcionario deberá preguntarse si le harían ese regalo aunque no trabajara en la Administración Pública. Si la respuesta es negativa, el regalo deberá cumplir con las pautas antes indicadas”.

Cada quién entonces sabrá que hacer en estos casos, aunque de necesitar ayuda siempre se puede contar con el aporte de la Oficina Anticorrupción.

SEMANARIO es un producto periodístico que aboga por el contenido propio y valoriza el derecho de autor. Si desea utilizar esta nota puede compartirla a través de los botones sociales o del link correspondiente. Copyright © www.semanariodejunin.com.ar    

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS