Junín. miércoles 15 de agosto de 2018
Semanario de Junín » Locales » 3 may 2018

aberrante caso

Dejaron en libertad a un joven acusado de abusar sexualmente de su hermana menor en Junín

Se trata de Julián Bortel, de 19 años de edad, detenido hace un mes y medio junto a su padre Mario Ismael Bortel, acusado de violar a sus cinco hijas de entre 17 y 43 años.


Por:
Redacción Semanario

Julián Bortel, de 19 años de edad, detenido el jueves 15 de marzo último junto a su padre (Mario Ismael Bortel -62-) en una vivienda ubicada detrás de la UP Nº 13, fue liberado en las últimas horas aunque seguirá procesado por el delito de “abuso sexual gravemente ultrajante agravado por el vínculo y la situación de convivencia”, del que fuera víctima su hermana menor. El padre, en tanto, está acusado de abusar sexualmente de sus cinco hijas y amenazarlas para que no contaran lo sucedido.

Las capturas se llevaron a cabo en una casa ubicada detrás de la Unidad Penitenciaria Nº 13, a doscientos metros de la Ruta Nacional 188 (Cuartel I), en una zona conocida como el “Horno de los panzas”, dedicada a la fabricación de ladrillos.

Todo comenzó cuando la más chica de las víctimas, de 17 años, denunció los ultrajes y amenazas que padecía desde hacía tiempo. Tras ello, tanto los detectives de la Dirección Departamental de Investigaciones (DDI), a cargo del comisario mayor Miguel Reisenawer, como autoridades judiciales, iniciaron una investigación que incluyó testimonios, informes médicos y utilización de la cámara Gesell, entre otras diligencias. Como resultado de las mismas se estableció que el padre también había abusado de otras cuatro mujeres de la familia, que hoy tienen entre 20 y 43 años.

Luego de recolectar las pruebas, fueron ordenadas sus detenciones. En tanto, se intenta determinar si la madre de las víctimas era cómplice de los hechos, desconocía la situación o era también amenazada por el hombre y su hijo.

Según las primeras versiones de los habitantes de la zona donde detuvieron a los dos abusadores, recogidas por SEMANARIO, las hijas de Bortel venían sufriendo abusos desde hacía más de diez años. Esta situación había sido expuesta al servicio social de la anterior gestión municipal, pero “nunca pudieron hacer nada, como si hubiesen tenido  miedo de actuar contra estas bestias”, manifestó una de las vecinas del lugar.

Asimismo, las mismas fuentes contaron que “los hijos de Bortel se criaron en ese ambiente, y copiaban las conductas del jefe del hogar”, al tiempo que  revelaron que el acusado “mantenía una relación con dos mujeres distintas, pero en mismo lugar. Vivía con una mujer de nombre Blanca, en la parte de delante de la casa, con quien tiene 5 hijos, y en la parte trasera de la casa vivía con otra mujer, de nombre Rosa, con la que había criado 6 hijos”.

A los detenidos se los imputó por “abuso sexual gravemente ultrajante agravado por el vínculo y la situación de convivencia y abuso sexual con acceso carnal agravado por el vínculo y la situación de convivencia”.

Intervienen en la investigación la Fiscalía Nº 6 de Fernanda Sánchez y el Juzgado de Garantías Nº 3 a cargo de María Laura Durante.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS