Junín. lunes 28 de mayo de 2018
Semanario de Junín » Cultura » 3 may 2018

TEATRO DE COMEDIA

Los Garufas: vestir la ciudad de risa

En diálogo con SEMANARIO, el dúo habló de la pasión que sienten por lo que hacen, el trabajo, el perfeccionamiento continúo y el cuidado que merece ofrecer humor de calidad, que no discrimine ni fomente la burla.


Por:
LUCIANA CAMARERO

El grupo cómico de Junín “Los Garufas”, integrado por Maximiliano Moyano y Andrés Belda, tiene apenas dos años de vida y viene apostando fuerte por el teatro de humor familiar, sencillo y genuino.

En diálogo con SEMANARIO, el dúo habló de la pasión que sienten por lo que hacen, el trabajo, el perfeccionamiento continúo y el cuidado que merece ofrecer humor de calidad, que no discrimine ni fomente la burla.

En épocas donde hace falta reír para calmar los malos tragos que, muchas veces, nos presenta la vida, Los Garufas ofrecen su grano de arena para intentar cambiar ánimos o sumar alegría.

-¿Cómo y cuándo surge El Show de Los Garufas? 

-Maximiliano Moyano: Los Garufas surgen en enero de 2016 en medio de una picada y Fernet. Belda, que era mi compañero del taller de teatro, me invita a su casa porque tenía una idea en mente. Yo ese año había empezado con Niní Ceci a hacer humor con diferentes personajes y él venía haciendo  Stand Up, así que decidimos fusionar nuestras virtudes.

El nombre de “Los Garufas” surge porque nos gusta mucho el humor argentino y por ello necesitábamos tener un nombre argento y así fue que empezamos a buscar lunfardos, y en un momento vino “Garufa” que significa diversión, fiesta, jarana.

Andrés Belda: Y así empezamos a trabajar en ese sueño y al poco tiempo se unió Leonardo Devia. Es mi amigo desde años, es el tercer Garufa y no menos importante. Es nuestro técnico, asistente y también una parte muy importante ya que está en todos los detalles para que el show salga de la mejor manera posible.

-¿Cuáles fueron los objetivos que los guió?

-A.B.: Primero empezamos con qué tipo de humor queríamos hacer y coincidimos en hacer un humor para toda la familia y volver a recuperar el humor argentino picaresco pero sano. Ambos teníamos influencias de grandes capo cómicos argentinos y desde ese punto de partida, cada uno con su granito de arena, pudimos concretar lo que pensábamos y así plasmarlo en ideas.

-¿Qué los motivó a hacer humor?

-M.M: A mí en lo particular me gustaba el humor de los payasos en el circo. Y me daba cuenta que dentro mío se encontraba esa chispa que tiene el payaso circense, así que un día decidí ser payaso. Eso fue la punta del hilo, de ahí en adelante, empecé a formar a Gaffito mi payaso, y con él me di cuenta que mi vocación era hacer reír y que a la gente le gustara lo que hacía. Obvio que todos los personajes que tengo creados tienen esa esencia del humor.

A.B: Creo que uno nace con este don, y vivir con humor es fascinante. Podes ver todo desde otra perspectiva, no es que nunca vas a tener problemas, simplemente te ayuda a resolverlos más fácilmente (risas). Crecí viendo las grandes series y películas de humor deseando poder hacer eso. Tuve varias participaciones artísticas desde murgas, música, clown, teatro, entre otras, y dejé, pensando que era una etapa. Pero me di cuenta que me faltaba algo y volví.
Yo respiro humor y vivo con el humor y está buenísimo poder compartirlo con la gente a través de un chiste o un gesto porque a partir de eso, que parece tan poco, podés cambiarle el día a una persona. Hoy todo lo que hacemos, incluyendo los personajes, y coincido con Max, tienen la esencia del payaso.

-¿Dónde realizan las intervenciones?

-M.M: Las intervenciones las hacemos en cualquier lado (risas). Actualmente llegamos a tener un espectáculo para cada situación en donde nos llaman. Tenemos dos shows: “Improvisando el humor” y “Bolu men2”, que obviamente hacemos en teatros y se adaptan a eventos públicos grandes, uno formato para fiestas privadas, y otro callejero. Pero nos adaptamos a cualquier lugar, porque por más que haya un libreto y una estructura del show, usamos mucho el recurso de la improvisación ya que el público muchas veces es parte del espectáculo a través de participaciones voluntarias e involuntarias. A mí en particular me gusta el teatral, tiene algo mágico, y además el público ahí es donde te elije.

A.B: Coincido con Maxi en el tema del teatro, es como mi casa, aunque cada lugar tiene su lado lindo. En las fiestas privadas como casamientos, cumpleaños, aniversarios, vas a ser parte de la historia de esas personas y la sensación es muy linda porque estás ahí, en un momento muy especial. Y el callejero tiene lo lindo de que el show se puede hacer en cualquier parte, también requiere mucha rapidez mental para las improvisaciones e improvistos que ocurran, es más adrenalínico. Pero magia, y sentimiento como el teatro no hay.

-¿Cómo es hacer humor en la actualidad? ¿Qué cuidados y recaudos se deben tener?

-M.M: Hoy el humor está cambiando y para bien. Hay que cuidar muchos puntos importantes en como decir las cosas para que no haya malos entendidos. A mi en especial no me gusta el humor del bufón, se puede a llegar a correr riesgos de terminar haciendo bullying, y en vez de hacer reír, terminás lastimando a la persona.

A.B: Nuestro humor se basa en lo familiar. Puede ir cualquier persona a vernos y la va a pasar bien. Buscamos hacer actos y chistes que van desde lo inteligente a lo tonto y eso, sumado a los personajes que tenemos, genera empatía con la gente. Tenemos personajes como “Los Gauchos Tino & cLeto”, “La maestra Susana”, “El pastor Alex”, “Aníbal el nerd”, “Leo Leiva el de los chistes cortos” y muchos más.

Sentimos lo que hacemos y decimos, no nos saldría otro humor del que hacemos.

-¿En qué los favorece el manejo de las nuevas tecnologías y las redes sociales?

-M.M: En cuanto a la comunicación de nuestros trabajos hoy la tecnología nos permite estirar un poco los límites. Podemos mostrar las fotos y videos de lo que hacemos y donde estuvimos. Eso sirve mucho de referencia a la hora de futuras contrataciones. Además, cuando hacemos algún show, poder publicitar por ese medio ya que la gente, cada día más, se informa sólo por las redes sociales.

A.B: Cuando hicimos la parodia de la “Cheta del Nordelta” se viralizó tanto que llegó a varios lugares del país, para los humoristas de antes eso resultaba imposible si no llegaba a la televisión.  Hoy, las parodias para nosotros se hicieron como nuestra “especialidad”, ya nos empezaron a reconocer por eso y eso se lo debemos a las redes sociales. Las redes nos favorecieron un montón pero no hay mejor publicidad que el boca en boca.

-¿Cómo es la recepción del público?

-A.B: Bien, tenemos una respuesta muy buena de nuestra gente. Y un grupo que ya nos sigue por varios lugares. A la gente le encanta reírse y pasar un grato momento. Para eso estamos nosotros desde esa función para poder pasar un grato momento.

-M.M: Por ahora nadie nos tiró con tomates (risas). Hasta el momento el público siempre nos recibió muy calidamente. Es más, hay muchos juninenses que con la última parodia “los ratones marihuaneros” nos reconocen en la calle y nos felicitan por el trabajo que hicimos y eso está bueno porque nos sigue dando fuerza para seguir adelante. En dos años hicimos mucha carrera, que a otros por ahí les llevó 20 años.

-¿Qué características tiene el humor que hacen? ¿Se van perfeccionando?

-M.M: El humor que nosotros hacemos es para toda la familia, sano, en donde no se usan malas palabras, ni la burla, ni cuentos groseros. Hoy estamos enfocados en hacer parodias de lo que va aconteciendo en la actualidad, que nos lleva mucho tiempo ya que debemos estar informados a diario, y ser rápido para darle una forma y llevarla a cabo, porque hacer un tema ocasional en siete días, ya no es noticia. 
En cuanto a la instrucción vamos haciendo diferentes talleres de humor, de Clown con profesores de Junín o de Capital. Si bien improvisamos mucho, tratamos de no perder la forma.

-¿Consideran que a Junín le hace falta más humor?

-A.B: No sabemos si a Junín le falta más humor, creemos que en la ciudad falta más difusión y accesibilidad al humor. Acá hay varios humoristas, cada uno en su rubro, todos hacemos algo, pero nos es difícil llegar a cada casa. Por otro lado, el otro inconveniente es que por ahí la gente local es como que no nos tienen mucha fe.

A nosotros nos pasa mucho que cuando compran las entradas lo hacen hasta con miedo, y después cuando termina la función nos abrazan y nos dicen “muy bueno muchachos esto no se ve en Junín”; como así también nos han preguntado de dónde éramos y cuando le decimos que somos de acá se nos quedan mirando y no lo pueden creer (risas).

-¿Qué proyectos tienen en mente? 

-M.M: Un montón. La mayoría de los días tiramos ideas porque hay algunos que ya estamos armando para poder estrenarlos y otros que estamos viendo para llevarlos fuera de Junín. Hoy en día contamos con tres espectáculos que ya los mencionamos y seguimos trabajando arduamente para lograr nuestros objetivos.

-¿Son autocríticos con su trabajo? ¿En qué cuestiones?

-M.M: Mucho. Por ejemplo, si tenemos función el sábado, lo grabamos, lo miramos por separado y luego nos juntamos para ver como salió. Y es por eso que nuestros trabajos van cambiando constantemente para perfeccionarlos. El que vio “Improvisando el Humor” una vez, si lo ve de vuelta va a encontrar diferencias tremendas. Es más, consultamos mucho a la gente, y le decimos que sean sinceros con nosotros. No nos quedamos en que salió bien y listo, sino que buscamos superarnos día a día.

-Expectativas para este año... 

-M.M: Poder lograr los proyectos para los cuales trabajamos mucho, incluso un festival, que nos llevan muchas horas de armado, dinero y tiempo en el que no estamos con nuestros seres queridos y son quienes nos apoyan incondicionalmente.

A.B: Ojalá se nos de todo como pensábamos y así vestir a la ciudad de risas. Y, por supuesto, poder seguir haciendo esto que amamos tanto.

Redes sociales

Youtube: Los Garufas Show

Instagram: losgarufas

Facebook: el show de los garufas

 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS