Junín. lunes 28 de mayo de 2018
Semanario de Junín » Locales » 4 may 2018

LA CASA DE PAPEL

Mudanza, insultos y amenazas


Por:
Redacción Semanario

La soberbia se les subió feo a la cabeza. No sólo al intendente Pablo Petrecca, que al menos presenta como laurel haber sido elegido por el voto popular: su esposa, la primera dama juninense, parece que se cree con derechos de insultar y echar de la vía pública a cuanta persona no le caiga simpática.

Es que Victoria Fiorini es contadora, tal vez no sepa mucho de leyes, justo esas que rigen en todo el país y le dan la posibilidad a cualquiera de circular libremente. Entre las prohibiciones, no se cuenta sacar fotos en la calle, porque ahí no se está invadiendo la propiedad privada de nadie ni su intimidad ni nada de todo lo otro que sí se ocupa de defender la ley.

Así que no puede haber otra explicación para la conducta de Vicky que se le subieron los humos a la cabeza. Eso de andar por la vida recibiendo inclinaciones de cabeza de cuanto se te cruza por enfrente (es que la gente tiende a ser genuflexa con el poder, todo sea por alguna tajada futura) le confundió las apreciaciones y actúa en consecuencia.

Sólo de esta manera podría analizarse con benevolencia la crisis histérica que la poseyó cuando la semana pasada comenzó la mudanza hacia el nuevo nidito de amor de calle Italia 284, a metros de avenida San Martin.

No podría desconocer que su mansión es el centro de charlas de todas las reuniones juninenses de los últimos tiempos, así que debería haberse percatado que un gran camión de mudanzas, en esa zona céntrica y a una hora muy transitada, iba a originar una cadena de avisos… hasta dar con los medios periodísticos no afines, como SEMANARIO, que querían retratar y contarle a los vecinos que el Intendente y su familia finalmente se estaban mudando.

No fue un ataque que mereciera la catarata de insultos que propinó la primera dama, que tal vez no se dio cuenta que el fotógrafo estaba en la calle sin invadir su propiedad, y que llamar a la policía no iba a ser una opción para finalizar con este momento embarazoso para ella, porque nadie estaba cometiendo una infracción y mucho menos, un delito.

LA LLEGADA

Al fin estamos en los momentos culmines de la historia. Pablo y familia están arribando a su nueva vivienda, esa que tuvo tanta inversión, producto del sacrificado esfuerzo del joven matrimonio.

Así al menos lo contó el propio Intendente, paseándose por canales amigos, quien justificó el dinero gastado y lo atribuyó a la incansable labor de su esposa, quien posee “tres trabajos”, y además, ahorraron mucho en los últimos años. Es que son jóvenes y Salvi merece un hermanito al menos, así que había que preparar el terreno para recibirlo con comodidad.

Más allá de lo tierno de la historia, lo cierto es que los números no parecen dar. Primero, porque aunque haya vendido la casa de República Libanesa a la diputada Laura Ricchini, parece que no es cierto que Victoria Fiorini haya accedido a un crédito como empleada del Banco Nación. Al menos, no se visibiliza en sus cuentas según los datos aportados por medios nacionales, tras la denuncia de SEMANARIO.

EL ESCÁNDALO

La primera dama juninense no fue la única en ofuscarse cuando empezó a trasladar sus pertenencias a la nueva casita. Su madre, Marta Zabala, hasta copió la conducta militante de las redes sociales de su hija y se animó a escribir por todos lados que “SEMANARIO miente…”. ¿Miente? Lo único bueno es que no recurrió a identidades inventadas, usó su propio nombre.

En estos últimos meses, Petrecca y familia estuvieron viviendo provisoriamente en una casa ubicada en avenida Alvear y Paso, al lado de la panadería Las Delicias, Villa Talleres. Se la prestó un amigo, Hernán Sanz, contador que trabaja en Rentas.

Llegó la hora de abandonar esos barrios lejanos y empezar a vivir la vida de película que sueña la familia. Tal vez, en estos días en que Pablo se fue a especializar en ‘agro’ a los Estados Unidos, Victoria vaya llevando más muebles y pertenencias a calle Italia, para esperarlo en el jacuzzi cuando regrese. Justo en el jacuzzi!

 

El sueño de la casa propia

Cuando la mayoría sueña con cuatro paredes propias, el matrimonio Petrecca iba más allá: lejísimo de las prédicas pastorales de la familia, buscaban una casa a todo esplendor, sin importar los momentos de crisis y las dificultades que tiene la mayoría de los juninenses.

Pablo cree que se lo merece y allá fue, por una residencia con una decena de ambientes, cuatro habitaciones, cada una de ellas con vestidor y espacio bien determinado -en dos de ellas para los zapatos, las camisas y los trajes- de manera casi obsesiva.

También tiene seis baños y un jacuzzi para dos personas, de buenas dimensiones, para el relax diario tras una jornada agotadora, además de un lujo poco visto: una ducha turca con Iphone 7 incorporado.

Con calefacción central en toda la casa, se instalaron exactamente 12 (sí, doce) aparatos de aire acondicionado frío-calor (uno de ellos en el garaje).

Afuera, una exquisita y flamante piscina en forma de “L”, dotada de un sofisticado sistema para su autolimpieza y calefaccionado.

Como corolario de tal inversión (que sólo de refacción y según lo consultado, podría rondar los 10 millones de pesos, sin contar el valor de la propiedad), la obra se remata con un sótano tipo búnker que consta de cocina, comedor, salón, habitaciones y una “sala de cine” tal como gusta llamarla el Intendente, con un excelente proyector incorporado.

Por supuesto, todo esto custodiado por una docena de cámaras de seguridad y sensores de movimiento que controlan cada uno de los rincones de la suntuosa vivienda.

 

NOTICIAS RELACIONADAS

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS