Junín. miércoles 21 de noviembre de 2018
Semanario de Junín » Locales » 10 may 2018

LA CARRERA AL 2019 YA TIENE CLASIFICADOS

Una rubia peronista en el camino

Después de tres elecciones seguidas en las que presentó la misma cara, con el ahora posicionado a nivel provincial Gustavo Traverso, el PJ parece que aprendió la lección de los cachetazos en las urnas y espera dar batalla... y ganarla. Para tirar por tierra la cruz de que “Junín es antiperonista”. Organización y amplitud, las claves.


Por:
Semanario

Emerge una flor. Despacio, casi en silencio, la diputada bonaerense Rocío Giaccone empieza a posicionarse como futura candidata a intendente. Quiere competirle palmo a palmo la ciudad a un alicaído jefe comunal, y no le lleva más que ventajas: sabe moverse y ubicarse políticamente, se maneja sin obsesiones ni caprichos sino por intereses y, además, cae muy bien que al fin un peronista no sea un gordo de la CGT sino una dulce muchachita.

Por primera vez en más de 40 años sin ganar en Junín, el peronismo se ve con chances ciertas de triunfar. No por el paso del tiempo, el meonismo logró recuperar credibilidad en la sociedad, después de doce años de (des)gobierno y desidia; y la actual administración va caminando peligrosamente por la banquina.

Después de tres elecciones seguidas en las que presentó la misma cara, con el ahora posicionado a nivel provincial (lugar al que verdaderamente aspiraba) Gustavo Traverso, el PJ parece que aprendió la lección de los cachetazos en las urnas y espera dar batalla... y ganarla.

Por eso, no es casual que Giaccone vaya preparando el terreno para aglutinar, con el menor conflicto posible, todas las voluntades. Lejos de metodologías ‘camporistas’ que la vieron iniciarse en la política, las que representan un círculo cerrado con una visión un tanto distorsionada de la realidad, la legisladora va recorriendo distintos ámbitos y abre el diálogo a todos los sectores.

Rocío pide los fondos para el Aeródromo, una obra imprescindible pero ya eliminada de la agenda política local; recuerda con precisión los días que lleva el intendente Petrecca de promesas sobre la puesta en marcha del transporte público; participa de encuentros y exige por la seguridad en la ciudad y conmemora el día del animal reclamando el hospital veterinario del que había hablado el jefe comunal en su campaña.

También está preocupada por las tarifas y encarnó al peronismo dialoguista para solicitar una sesión especial. La “rubia peronista” cobró un gran protagonismo en los últimos meses en la Legislatura bonaerense: el año pasado ya había participado de una comitiva oficial que viajó a Estados Unidos, con el objetivo de cerrar acuerdos para financiar obras y avanzar en el consenso político que permitiría sacar la ley de leyes antes del recambio legislativo.

Además, la diputada está en cada tema que preocupa al vecino, empapada de detalles diarios de la vida ciudadana... sólo le falta radicarse un poco más en el distrito (algo que ve impedido por su labor en La Plata) y será la figurita perfecta para competir el año próximo. Si los peronistas se alinean, les llegó la oportunidad después de cuatro décadas.

LA FIGURITA

Por más bronca que les entre a los “gordos” históricos del PJ local, Rocío Giaccone es la que mejor se adapta a las mezcolanzas peronistas y desde allí, intenta saltar a representarlos a todos los que, bajo ese amplio paraguas, se golpean el pecho cantando la ‘Marchita’.

Su origen político tuvo lugar allá lejos, hace unos años, con La Cámpora, hasta hace unos meses atrás cuando debió abandonar ideales kirchernistas para juntarse en bloque con José Ottavis,

Con carita angelical, la chica sabe aggiornarse, mutarse y distinguirse para seguir bien prendida a la rosca política.

Además, parece una especie de patrona de estancia peronista en Junín: el año pasado digitó la lista de Unidad Ciudadana local, metió mano hasta en las del randazzismo, a los que sobraban los condenó a armar partidos vecinales y arrancó un camino pleno para mostrarse como la nueva ‘Evita’ juninense, la mujer que ‘salvará’ a la ciudad en 2019.

Pero además, Rocío es una líder innata, un animal político capaz de mutar tantas veces como haga falta y la situación lo requiera. Sabe que los nuevos políticos deben adaptarse a los nuevos tiempos, encarnando las banderas de una generación politizada, comprometida a trabajar, a preocuparse por el otro, una manera distinta de ayudar que no es la beneficencia.

“Yo tengo un proyecto de ciudad, con un equipo que estoy construyendo y hace mucho tiempo que me acompaña, pero ninguno va en la lista, porque queremos construir un proyecto y caminar todos juntos hacia el 2019. Desde hace 30 años miramos las listas y están siempre los mismos, hace años que vengo pidiendo generosidad para mostrar quiénes somos”, sintetizó con sinceridad la propia diputada juninense, que aspira no sólo a ser la abanderada del justicialismo local, sino también de todo el arco opositor.

TODOS JUNTOS

“Todos juntos triunfaremos”, es el lema del justicialismo juninense para el año próximo. Sólo si cada uno por primera vez cede parte de sus intereses personales, puede lograrlo.

Por ahora, sólo hay una certeza: Rocío lanzada. La reorganización del peronismo “está en pañales”, pero el objetivo de todos es ir a disputar la intendencia.

Por eso, para la legisladora es prioritario tener amplitud, incluso hacia los sectores que hoy están ligados al Frente Renovador. Saben que hoy, el gran protagonista es el vecino. El que sube o baja el pulgar, en definitiva.

Y en este nuevo camino que el PJ de Junín empezó a caminar, muchos dirigentes saben que al final no van a estar. Muchos de los que nunca creyeron en nadie serán descartados, porque por esa actitud el peronismo nunca fue gobierno en la nueva etapa democrática del país.

Ahora, Rocío tendrá la dura misión por delante de asegurar en las urnas que no existe un “Junín antiperonista”, sino que nunca hubo candidatos a la altura. Y ella, “la rubia peronista”, quiere demostrarlo.

Perfil

Rocío Giaccone nació en Junín el 30 de abril de 1981. Realizó sus estudios primarios en la Escuela Nº 24 y cursó el secundario en la Escuela de Educación Media Nº 7 (Ex Comercial), pero después dio el salto a la educación privada y estudió Ciencias Políticas en la Universidad Católica Argentina. En 2003, comenzó a trabajar en la Dirección Nacional de Juventud del Ministerio de Desarrollo Social (Argentina).

Pasó por otros varios cargos hasta que en 2011, fue electa diputada provincial por el Frente para la Victoria, a partir del arrastre de Cristina Fernández de Kirchner. En 2015 renovó su banca provincial.

NOTICIAS RELACIONADAS

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS