Junín. lunes 28 de mayo de 2018
Semanario de Junín » Deportes » 14 may 2018

Violencia en el fútbol

Mamona y todos los demás (II)

Mamona ya goza de libertad. A las doce de la noche, envuelto en el misterio casi como entró, partió de Junín rumbo a Adrogué. El silencio de todos es el interrogante de muchos.


Mamona o 'el gordo' Villar, el jefe de la barra brava de Brown de Adrogué en Junín suma capítulos como una serie de Netflix. Camuflado como asistente, ingresó al campo de juego -pese a tener restricción de concurrencia a las canchas-, lo detuvieron y lo liberaron, pero no es lo peor: trabaja en el club y maneja la barra. 

Mamona fue condenado por homicidio, cumplió su condena y salió. 'El gordo' estuvo varios años preso hasta que, al recuperar su libertad, volvió a su amor por los colores. Y su club lo cobijó dàndole trabajo. Mamona' maneja la barra y trabaja en el club. Villar es ayudante de utilería y cumple sus labores en el Tricolor. Una forma de 'blanquear' la situación irregular y pasar lo más desapercibido posible. La situación adquiere ribetes de escándalo, por la connivencia dirigencial ante un hecho que ha tomado estado público recién ahora pero que, puertas adentro, se conoce desde hace mucho tiempo.

Mamona no podía ingresar a una cancha luego de ser condenado por arrojar clavos miguelito al paso del micro de Guillermo Brown de Puerto Madryn, cuando se enfrentaron en Adrogué en este torneo. Pero vino a Junín. Se sospecha que viajó en el mismo micro, con el plantel, se alojó como parte de la delegación en el Hotel Copahue, el céntrico hotel de calle Saavedra y así eludió todos los controles.

Hasta que una cámara indiscreta de APreVide lo captó adentro del campo de juego, al lado del banco de suplentes, en pleno partido semifinal en el Eva Perón. El ayudante-asistente era el barra Mamona. Identificado, 'el gordo' quedò detenido por algunas horas.

El vice de Brown, Martín Camarero -que acompaña la gestión del presidente Javier Vairo desde diciembre de 2017 y a quien sindican como hincha de Argentinos Juniors-, preside la mesa de la B Nacional y es secretario de Claudio 'Chiqui' Tapia, el presidente de AFA. Camarero no se ha expresado de manera pública, aunque se descuenta que el club hará el descargo correspondiente ante AFA. Por ahora reina el silencio. Por su parte, y por el contrario, en Junín todos opinan y piden una sanción inmediata y miran a la alta dirigencia del fútbol, sospechando las peores ligazones.

El Tribunal de Disciplina contempla las sanciones para quienes faciliten el ingreso de barras o personas ligadas a hechos de violencia y prescribe claramente las sanciones correspondientes. El artículo 287 prescribe las sanciones al club mientras que el 246 se refiere a los directivos. En ambos queda perfectamente encuadrado el hecho en cuestión.

Por su parte, la APreViDe, que ya habia ordenado la detención de Villar en 2017, cuando arrojó los clavos miguelito al paso del micro de Brown de Puerto Madryn, mantenìa la restricción de concurrencia de Mamona a los estadios (ver abajo). Orden que el barra desoyó y por la cual fue nuevamente detenido.

Lo que sigue es mirado con atención. Se expresarán APreViDe, vendrá el descargo de Brown de Adrogué y la posible presentación de Sarmiento. Más de uno espera el dictamen. Por ahora reina el silencio, de una historia que hace mucho ruido.

 

NOTICIAS RELACIONADAS

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS