Junín. lunes 20 de agosto de 2018
Semanario de Junín » Humor Político » 2 jun 2018

pagina amarilla

El reino de Alexia (VII)


Por:
Semanario

Alexia tuvo una semana a puro retratador. Vinieron consortes de los reyes mayores a posar y hablar de lo bien que estuvieron con unos tales Gipsy que dejaron de ser Kings que parece intentaron poner el reino patas para arriba. Pero Alexia, cual Peter Pan sin campanita, se puso a los de las afueras al hombro y dio la cara por ellos. Bueno, es lo que dijo, debe ser así. ¿No? Él quería aparecer en todos los pasquines de los reinos amarillos y que los demás supieran la sintonía de los reinos. O sea, son todos la misma cosa o algo parecido.

En verdad, Alexia no hizo nada, pero como todos los reyes, lleva agua para su molino y aprovechó la volada. Le vino bien. El reino era un kilombete importante, y estos ex Kings o Gipsy le vinieron justo para anotarse unos porotos con el Rey Amarillo y la Reina Madre. Ni qué hablar con la reina María Victoria, que parece estaba exultante con su Alexia.

Es que no había moros en la costa, no había fiesta, ni laguna ni nada, y sin nada, Alexia no sabía qué hacer ni para dónde rumbear. Mandó arreglar el parque del Palacio, pero es rey pero no come tierra: sabe que con esas minucias a los de las afueras no los conforma. No son giles, y está bien que no se conformen. Si con eso ellos no comen.

Alexia también lo sabe, pero su problema es su Palacio, sus sialexistas y algunos más, todos del reino amarillo, que son los que lo sostienen. El resto, bueno, es el resto. Cuentan que dice por lo bajo: “que se las arreglen, como hicieron siempre, qué tanto”. ¿Será así?

Alexia no parece insensible. Es educado, conserva sus buenos modales, no levanta la voz, viste prolijo y… se baña en agua bendita. Dicen que para no perder la fe. ¿Que no parece?… Algunos cuentan que en su intimidad es muy diferente al que posa en el Palacio. Hablan por lo bajo de su soberbia y su falta de tacto y dicen que es eso que lo lleva a cometer una cagada tras otra. El problema es que no tiene un sialexista de ladero, y a veces su espalda queda al desnudo.

Y antes que verlo a Alexia al desnudo, mejor quedar en pelotas en el reino. “Bueno, en pelotas ya estamos”, graficó uno de las afueras, que pasaba por el Palacio. “¿O es que todavía no se dan cuenta?”

Un sialexista que pasaba por ahí, lo miró, le gritó ¡maleducado! Y siguió como si nada… Como si no existiera.

El de las afueras pareció adivinarle el pensamiento. Y le contestó un seco “¡Andá a cagar!” Miró atrás, vio su sombra y siguió tranquilo. “¿Cómo que no existo?”, masculló en voz baja.

 

PetrEgo

PetrEgo tuvo una semana a full con el deporte. Justo él, que es una especie de ojota, fue invitado a inaugurar la pista de MotoQuad (ahí cerca tenía al Nardi con 800 personas pero no se enteró, prefirió lo cool de los chalecos multicolores), saludó a Sarmiento vía Twitter  por haber llegado a la final del reducido (por la red del pajarito, no vayan a creer que fue al Eva Perón a las nueve de la noche a recibir al plantel que goleó a Brown en la revancha en Adrogué) y lo mandó al Moncho Pueyo a poner la cara ante EDEN, por el moco que se mandaron todos, que dejó al Club Defensa sin luz y a todos los otros clubes al rojo vivo con las tarifas de luz.

Y, osado, en una semana ‘picante’, se animó a timbrear. “Lo que buscamos es encontrar historias, charlar con los vecinos, conocerlos y, por supuesto, ayudar a quienes necesitan de nuestra ayuda". Tomá escéptico. Sí, eso dijo. Bueno, del dicho al hecho, hay un trecho, como decía la abuelita. Ya sabemos que su fuerte no es el discurso.

Luego de las críticas de la semana pasada donde abundó en visitas a empresas ‘condenadas al éxito’, PetrEgo decidió mostrarse como un dirigente comprometido con las causas deportivas. Tal vez por eso dejó las galletitas, los remedios y aprovechó el viento de cola que una vez más le acarició la nuca.

Como no podía ser de otra manera, lo aprovechó. No estuvo ausente. Y salió en las fotos, si para eso también trabaja.

Boletín comunal amarillo

MIRÁ LO QUE NO HICIMOS ESTA SEMANA:

-No salimos de viaje. Todavía nos dura el jet lag pero pronto armamos otra salidita.

-No terminamos de redondear el tema anticotorra. Pero no desesperen. Estamos en eso.

-Recorrimos el Club Náutico. Ambiente re cool. Tomamos mate y nos bronceamos un poco. ¿Qué más? Nada, a eso fuimos.

-Ya que nos gustó, tal vez nos animemos al parapente. Van a descubrir una placa por el Guinnes y van a sacar fotos.

-Seguimos enviando los recuerdos intestinales a los vecinos de Chacabuco. Somos todos de la cuarta y trabajamos en equipo. Mandamos y ellos limpian. ¿No? Bueno, que empiecen a limpiar.

-No empezamos el tramo del camino a la laguna. Estamos trabaditos con algunos detalles: precio, plata y otras cositas por el estilo. Si, dijimos cuando termine el verano arrancábamos… bueno, el verano se estiró.

-Cuando termine de llover, empezamos a reparar todas las calles de la ciudad… no desesperen… cuando termine de llover… ¿Ya terminó? Pero la p… madre, ni en el clima uno puede confiar.

 

 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS