Junín. lunes 19 de noviembre de 2018
Semanario de Junín » Locales » 8 jun 2018

OJOS QUE VEN

Paritarias en clave Itoiz

El ex secretario de Gobierno y ex director de Grupo Servicios Junín no se retiró del escenario juninense: entre bambalinas, sigue desplegando sus dotes. Aunque nadie lo vea.


Por:
Semanario

El monje negro siempre está. Después de haber sido parte de un gobierno municipal, cuando tenía mayor visibilidad, desde las sombras se siente mejor. Por sus dotes políticos, un verdadero animal con cintura, capacidad de negociación y poder de convencimiento, todavía es buscado cuando es urgente apagar un incendio.

Por eso, el ex secretario de Gobierno y ex director de Grupo Servicios Junín, Damián Itoiz, no se retiró del escenario juninense: entre bambalinas, sigue desplegando sus dotes. Aunque nadie lo vea.

No sólo fue el hombre clave para pasar al olvido el famoso 10M, cuando se incendiaron edificios pero la realidad marcaba otras intenciones más profundas hacia el gobierno de Mario Meoni. El crimen de Karen Campos había sido el detonante, y en ese marco, Itoiz supo manejarse y sacar a flote al gobierno municipal.

Además, desde la Secretaría General que ocupó, con llegada a los gremios estatales dentro de la comuna, Itoiz se transformó en el nexo y el colchón en el que amortiguaban los golpes a Mario Meoni: supo contener al fomentismo, dialogar con los empresarios, con las instituciones intermedias, a las organizaciones sociales, con los clubes de barrio y con los gremios duros, sobre todo con camioneros y la UOCRA, claramente de neto corte peronista.

Además, de jamás haberlo ayudado a cumplir su sueño de ser legislador, el 2015 marcó un quiebre: Meoni, ya nombrado en el Banco Provincia, le soltó la mano a Itoiz y al grupo de funcionarios actuantes en la empresa de gas, investigada por la Justicia.

Por eso, mientras define su futuro político inmediato, Damián se calza el buzo de bombero y ayuda a Petrecca. Como sucedió en las negociaciones últimas que destrabaron las complicadas y calientes paritarias municipales. La imagen del Intendente, con la sucesión de paros y manifestaciones públicas, estaba perdiendo protagonismo en el escenario local.

Y rodeado por un grupo de políticos inexperimentados, el jefe comunal debió echar mano a este abogado ya conocido por sus logros, y siempre dispuesto a dar una mano. Damián Itoiz fue clave en el cierre de las paritarias, esas que arrancaron ofreciendo un 15% y terminaron en el mismo porcentaje, porque la ‘obediencia debida’ de PP estaba en juego.

Puso el hombro y no fue la primera vez, ya en el conflicto anterior (2016) había tomado parte. ¿Llegan al fin los días de cumplir su sueño de sentarse en una banca en la Cámara de Diputados, sólo que como radical y aliado al actual frente gobernante?

Amor y odio

La relación “amor y odio” entre Mario Meoni y Damián Itoiz se mantuvo a lo largo de los años. Aquella interna en la que el grupo del ex intendente fue “sostenido” por la tradicional familia radical de Junín (los Itoiz) para vencer al miguelismo, en la previa de las elecciones generales de 2003, cuando se impusieron a Magda Richini y se quedaron con la histórica lista 3 de la UCR, fue el pico de cordialidad que supieron tener y que nunca más repitieron.

El bueno de Damián, desde la estratégica Secretaría General, con el agregado de la seguridad ciudadana en 2003, y con una gran cintura política, supo construir poder en paralelo al ejecutivo, dentro y fuera del municipio. Y eso, en política, puede resultar letal.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS