Junín. martes 25 de septiembre de 2018
Semanario de Junín » Policiales » 28 jun 2018

investigación judicial

Quién es la psiquiatra “trucha” detenida en Junín y procesada por el juez Ercolini

Se trata de Patricia Delia Falasca (54). El juez federal determinó que irá a juicio por ejercicio ilegal de la medicina. Había sido liberada bajo fianza a la espera del debate oral. Ayer fue detenida acusada de “falsificación o adulteración ideológica de documento agravado”, tras una denuncia del Colegio de Médicos de Junín. Hoy declara ante el fiscal Esteban Pedernera.


Por:
Semanario

Una falsa pisiquiatra, identificada como Patricia Delia Falasca, de 54 años de edad, denunciada meses atrás por el Colegio de Médicos de Junín, fue detenida en las últimas horas en Junín por orden del fiscal Esteban Pedernera, titular del UFIJ Nº 7, quien entiende en una causa caratulada “falsificación o adulteración ideológica de documento agravado”.

La mujer, oriunda de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, fue aprehendida en una vivienda ubicada en calle Arquímedes y Francia, de Junín, donde además la policía secuestró: un comprobante analítico universitario de Ciencias Médicas falso, a nombre de la imputada; una certificación apócrifa del Colegio de Médicos bonaerense; varias copias de currículums vitae; recetarios para psicofármacos del Ministerio de Salud; recetarios para prescripción médica; sello mecánico aclaratorio profesional; siete ambos de diferentes colores de uso profesional; guantes de látex; y un teléfono celular.

Reunidas las pruebas, el fiscal ordenó la inmediata aprehensión de Falasca, conforme el artículo 153, 3º párrafo del CPP, quien fue derivada a la DDI central y luego alojada en una Dependencia Jurisdiccional de género, a la espera de brindar declaración indagatoria ante el funcionario judicial.

Además, las autoridades policiales detectaron que la mujer aprehendida registraba un pedido de captura activo por “defraudación y estafa” en Quilmes, y que ya había sido detenida en otras oportunidades por la comisión de ilícitos en distintas jurisdicciones de CABA y el Gran Buenos Aires.

LA DENUNCIA DEL COLEGIO DE MEDICOS DE JUNIN

La denuncia penal contra la falsa médica fue formulada meses atrás por el Colegio de Médicos de Junín. En la presentación judicial, se dejó constancia de la existencia de una mujer que ostentaba ser médica, y que había presentado currículums en diversos centros médicos y clínicas psiquiátricas Junín, con una matrícula no reconocida por organismo oficial alguno.

Con esos datos, se instruyó la IPP Nº 04-00-4915-18 caratulada “falsificación o adulteración ideológica de documento agravado”, en trámite ante la UFIJ N° 7, a cargo del fiscal Esteban Pedernera.

La investigación fue encomendada a la DDI Junín, bajo la conducción del Comisario Mayor Miguel Reisenauer, y aportó avances sustanciales respecto de la responsable de los delitos investigados, pudiéndose establecer que la nombrada era oriunda de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, aunque en un primer momento no pudo ser detectado su paradero. Semanas después, las pesquisas permitieron arribar a la conclusión de que la misma tenía un domicilio en el cual alternaba, ubicado en calle Arquímedes y Francia de nuestro medio.

Los trabajos de inteligencia permitieron corroborar la presencia de la impostora en dicho inmueble, por lo cual se requirió una orden de allanamiento que fue cumplimentado ayer.

EL PROCESAMIENTO DE ERCOLINI

Patricia Delia Falasca trabajaba en varios centros de salud. Uno de ellos era el Cottolengo de Don Orione. Allí recibía consultas, diagnosticaba y hasta medicaba pacientes sin título. Ahora irá a juicio. La decisión fue dispuesta por el juez federal Julián Ercolini. El procesamiento se basa en “los delitos de ejercicio ilegal de la medicina; el haber prescripto medicación psiquiátrica; y la falsificación de los documentos que avalaban sus estudios”, según informaron fuentes judiciales.

Falasca había presentado títulos de la Facultad de Medicina de la Universidad de Buenos Aires (UBA) y de la Universidad del Salvador. Con esos certificados comenzó a trabajar como médica. Además, poseía una especialización en psiquiatría de la Facultad de Medicina de la UBA, con matrícula expedida por el Ministerio de Salud y credencial expedida por el Colegio de Médicos de la Provincia de Buenos Aires.

Tanto la cartera de Salud como la Casa de Altos Estudios remarcaron que todos esos diplomas eran falsos. La mujer aguardará la fecha de juicio en libertad. Se debe a que la Cámara Federal determinó que fuera excarcelada al confirmar el procesamiento.

Falasca salió en libertad bajo fianza luego de que la Cámara Federal, al confirmar su procesamiento, determinó que debía ser excarcelada. A un juzgado vecino al de Ercolini, el de Sergio Torres, llegó desde la justicia de instrucción una causa en la que Falasca estaba procesada: otra estafa mediante la utilización de documentos de otra persona. Es decir que Falasca tiene otras complicaciones judiciales además de la –muy grave- de haberse hecho pasar por psiquiatra.

LA SUPUESTA PSIQUIATRA

A Patricia Delia Falasca la detuvieron en marzo pasado en Haedo. La Policía la buscó tras una denuncia que un sanatorio privado realizó ante la Fiscalía Nacional en lo Criminal y Correccional Federal Nº 2.

El centro había descubierto que la acusada no tenía licencia. La supuesta profesional, además, trabajaba en el Centro Médico Rent Consultorio; la Clínica Comave S.A.; el Cottolengo Don Orione; y el Instituto de Atención Médica Integral de Ramos Mejía, entre otros.

Fue en ese momento cuando comenzó una intensa investigación. En su declaración, el director médico de Don Orione explicó que Falasca había sido despedida por “elevar las dosis hasta cinco veces más de lo que se recomendaba en la auditoría”.

El director también explicó que después del despido se hizo una auditoría sobre las prescripciones de medicamentos psiquiátricos realizados por la falsa médica en esa institución. Al expediente se sumó el resumen de esta auditoría, en donde se corroboró una discrepancia con las prescripciones médicas que había realizado Falasca, ya que "se trataron de medicaciones en dosis más elevadas que las que la auditora recomendaba, sin haber visto resumen o constancia que justificara eso y, en su caso, por cuánto tiempo".

 

 

 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS