Junín. domingo 09 de diciembre de 2018
Semanario de Junín » Humor Político » 5 jul 2018

PÁGINA AMARILLA

El Reino de Alexia (XII)


Por:
Semanario

Alexia se encerró con sus sialexistas. Una especie de retiro de trabajo. Una especie de retiro espiritual. Una especie encerrada. Algo así. En el reino, con su gente, donde todo es más lindo. Calentito, y de color. No como los de las afueras, que también están calentitos, pero por otras cuestiones que los del Reino Amarillo no quieren ver ni entender. Cuando le piden explicaciones, Alexia responde que todo va a mejorar, que no desesperen, que se está ocupando. No explica muy bien de qué, pero sí queda claro cuando les dice que no jodan que para eso es rey. Que en todo caso, si no les gusta o están disconformes, que se postulen a reyes y que vean como les va.

Los de las afueras le responden que no quieren ser reyes, sino vivir como él, o como los reyes de todos los reinos; o en el peor de los casos que al menos  les paguen por lo que trabajan. Porque las contribuciones al reino son asfixiantes y dicen que no pueden más. Pero parece que Alexia ni mu.

En estos días, Alexia se agrandó y festejó con sus aduladores y algunos retratadores que el reino fuera ‘Emergente’… ¡Emergente queremos ser nosotros!, le gritaron los de las afueras ¡Queremos emerger la cabeza!... ¡Sí! ¡Queremos sacar la cabeza afuera del agua! O algo así a lo que Alexia respondió que piensa mucho en ellos, cada vez que se va a dormir. Casi, casi, una frase existencial. Que nadie  creyó, pero bueno, la dijo. “Si pensara de verdad, debería  tener pesadillas con lo que hace y dice”, dijo uno.

Lo cierto es que Alexia intentó mostrarle a los de las afueras que es una persona común, como ellos, sólo que tiene un Palacio mejor, y unos carros mejores, y un ingreso mejor y… bueno, todo mejor. Una vida de rey, algo así como un bacán. Alexia responde  que para eso trabajó y que no lo jodan.

Para reafirmar esa idea Alexia salió del Palacio (cuentan que no sale tanto como al principio) a hablar con uno de sus retratadores preferidos, en la propaladora del reino para que los de las afueras crean que es amplio. Anunció una especie de feria artesanal de los comerciantes de su reino al que bautizó “Big Sale” o “Big algo”, un mercado de pulgas para que cada posadero de su reino venda más.

No le creyeron. “Che, Alexia, que querés que vendamos si nadie tiene un cobre”, le gritó uno de las afueras. “Éste se debe creer que comemos vidrio”, le dijo otro. “Pulgas son las que nos sobran”, gritó uno a lo lejos. No, no le creyeron.

Alexia insiste, e insiste con sus frases y augurios de buenos deseos. Algo debe estar fallando, porque entre lo que dice, hace y pasa, hay bastante diferencia.

Y algo debe pasar, porque a medida que su reinado avanza, a Alexia ha empezado a crecerle la nariz. Tanto, que muchos han comenzado a llamarlo Alexinón….una mezcla de Alexia y narigón. Los hay más realistas, no tan pasionales, que dicen que siempre la tuvo igual. A la nariz. “No, las mentiras no”, gritan desaforados.

Pero bueno, es lo que dicen ellos, que no lo quieren  ni un poquito. En cambio, los sialexistas lo ven rubio, alto y de ojos celestes. Tanto, tanto como el Rey Amarillo I, que siempre fue alto, rubio y de ojos celestes. Debe ser por eso que Alexia lo imita tanto. Para ser cómo él y para seguir subiendo en el reino Amarillo. Porque eso sí que le importa. A él y a sus sialexistas, aunque diga que sueña cada noche con su gente, con los de sus afueras.

Eso le comentaron a uno, que tenía las patas en el barro, luego de algunos días de lluvia. Se rió. “Qué va a soñar ése”, dijo.

PetrEgo

Bajó el perfil, pero no su impronta. Impulsó a sus funcionarios a una idea polémica y de mirada cortísima. El Big Sale parece que llegará a Junín (foto arriba). ¿A ninguno se le ocurrió pensar en las condiciones que hicieron que la mayoría haga cuentas para llegar a fin de mes? Porque, de haberlo hecho y encontrar las soluciones de fondo, podrían evitarse estos beneficios sólo para algunos poseedores de algunas tarjetas.

Don PetrEgo, ordene la tropa… hace poco la actual diputada Laura Ricchini, salida de su riñón, dijo que “el país no se saca adelante con paros, sino con diálogo”.  Pónganse de acuerdo, porque ‘sus jefes’ hicieron lo contrario: descartaron llamar al diálogo a la CGT. ¿O no?

Y hablando de diálogo, llamó al sector agropecuario local, para reparar los caminos. ¿No era que estaba todo bárbaro y sus especialistas tenían todo bajo control? Como sea, bienvenido sea. Escuche para abajo, aunque sea de vez en cuando, en vez de mirar tanto para arriba. Dicen que lo hizo por haberse encajado en algún zanjón. ¿Será?

Como le cuesta, eh. Por ahí, es parte del aprendizaje. No habló tanto esta semana, ni apareció demasiado. Tal vez empiece a valorar aquél viejo dicho que reza que la única verdad es la realidad.

No se preocupe que, salvo la muerte, todo tiene arreglo. Vaya dilema para usted. Alinearse con la gente,  que está castigada por ‘su’ gente.  A usted que habla tanto con la almohada… ¿nada de esto le quita el sueño?

Boletín comunal amarillo

MIRÁ LO QUE NO HICIMOS ESTA SEMANA:

-No generamos empleo ni Mauri bajó la inflación, pero nosotros creamos el Big Sale… Todo lo demás, para más adelante, cuando el gradualismo ordene.

-Supervisamos las obras que tenemos en marcha. El canal del norte, el canal del Norte –norte y el canal del Norte– este; y el canal del Norte – Oeste. Ah. Y el canal del canal.

-Prorrogamos la eliminación de tasas en las boletas de luz hasta enero de 2019. ¿Qué  hubiera beneficiado a los vecinos de la ciudad? Bueno, la felicidad nunca es completa.

-No cortamos los yuyos de la que iba a ser pista de atletismo. ¿Para qué? Si al final no fue…

-Reclamar por el alcantarillado del ‘puente de Lincoln’, que estuvo a punto de ceder en las pasadas inundaciones. Lo haremos. ¿Cuándo? Cuando vuelva la crecida, para mostrar que este gobierno nunca te abandona.

-Coordinar la onda verde de los semáforos de calle Belgrano. Es para que se entusiasmen, piquen y ahí  les cortamos el envión. Como para estar sintonía con el país.

-Por último, celebramos el día Mundial del Árbol, recordando que talamos un montón de eucaliptus del Parque Borchex.

-Seguimos monitoreando velocidades escondidos en la ruta 7, a la altura del Golf, o por ahí… Hay que pagar aguinaldos.

 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS