Junín. miércoles 21 de noviembre de 2018
Semanario de Junín » Bonaerenses » 11 jul 2018

Prevención Local

Provincia avanza con el desmantelamiento de la Policía Local en los 135 distritos

La idea del Gobierno es que cada uno de los jefes comunales, de manera voluntaria, acepte traspasar los “pitufos” a la fuerza distrital.


La Provincia de Buenos Aires avanza a paso firme para ponerle fin a la Policía Local, creada por la gestión de Daniel Scioli. Ayer, el ministro de Seguridad bonaerense, Cristian Ritondo, firmó un convenio con el intendente de Necochea, Facundo López, para traspasar los efectivos de esta fuerza al ámbito de la Policía de la Provincia de Buenos Aires.

"La incorporación de los efectivos y la logística a la Policía Distrital es una forma de unificar criterio para el abordaje de las problemáticas en seguridad", aseguró el funcionario provincial.

Por su parte, el jefe comunal indicó que "tomamos la decisión de firmar el convenio para fortalecer el sistema de seguridad pública unificando la Policía Local con la Distrital".

Según el acuerdo, se rescinde del convenio de adhesión al régimen de Policía de Prevención Local y se incorporan los recursos y los efectivos a la Policía Distrital.

Con este traspaso, ya son dos las Policías Locales incorporadas al ámbito distrital. La anterior fue el 3 de julio pasado y correspondió a la municipalidad de Berisso.



Desde hace un año, la Provincia lleva adelante una serie de medidas para extinguir, de manera paulatina, la Policía Local. A comienzos de 2017, por decisión política, se suspendió el ingreso de nuevos postulantes durante todo el año y, en cambio, se incorporaron tres mil efectivos a la fuerza distrital. 

“Hay serias deficiencias en el reclutamiento de la Policía Local, que incluye mayor cantidad de egresados que la actual capacidad. El sistema está mal hecho”, reconoció Vicente Ventura Barreiro, subsecretario e Planificación, Gestión y Evaluación del Ministerio de Seguridad.

De acuerdo al relevamiento elaborado por la cartera, y dado a conocer en 2016, uno de cada tres policías locales no está capacitado para cumplir con sus funciones al no superar las pruebas de tiro, y/o los tests psicológicos y socioambientales. A partir de estos resultados, el Gobierno propuso una solución que no afecte el número de personal en la calle y que, a su vez, mejore la prestación del servicio de seguridad y prevención ciudadana.

En primer lugar, se puso en marcha la unificación de la Policía Local y la Policía Comunal en 29 municipios. En ellos funcionaban ambas fuerzas en simultáneo y, a partir de la fusión, todos los efectivos comienzaron a cumplir sus tareas bajo el sello de la Comunal, creada por el exgobernador Felipe Solá en 2004 para los municipios que cuentan con menos de 70 mil habitantes. 

“Estos 29 casos eran excepcionales. La idea es mantener al personal en su lugar de origen y también eliminar el doble comando, porque al funcionar las dos policías al mismo tiempo, había dos jefes para las tropas”, detalló Ventura Barreiro.

Por otro lado, la cartera comandada por Cristian Ritondo desarrolla otro tipo de arreglo con los intendentes que administran ciudades más pobladas; es decir, donde patrullan las calles tanto policías locales como pertenecientes a la Bonaerense. La idea del Gobierno es que cada uno de los jefes comunales, de manera voluntaria, acepte traspasar los “pitufos” a la fuerza distrital. 

Por ahora, los primeros en hacerlo fueron Berisso y Necochea, pero no se descartan que sean más los municipios que se adhieran a esta medida.  

Fuente La Tecla

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS