Junín. sábado 22 de septiembre de 2018
Semanario de Junín » Locales » 12 jul 2018

SECRETARIO GENERAL DEL SEC

Melo: “Junín es netamente comercial y hay que gestionar para aprovecharlo”

El secretario General del Sindicato de Empleados de Comercio, Federico Melo, en una entrevista con Semanario, trazó una radiografía de las fortalezas y debilidades que presenta el sector, en medio de una crisis de consumo preocupante.


Por:
Semanario

Federico Melo hoy reemplaza a Julio Henestrosa. Nada menos. A este joven dirigente le toca continuar una tarea que hizo del Sindicato de Empleados de Comercio de Junín un sitio de reconocimiento a nivel nacional por el desarrollo y organización logrado.

Melo se convirtió hace 10 años en el “delfín” de Henestrosa, ya que con sólo 21 años y cuando trabajaba en un pequeño comercio se le presentó en sus oficinas al Secretario General, poniéndose a “su disposición”.

“Era un sábado a la mañana y a Julio le llamaba la atención que prácticamente un chico le hiciera ese planteo, sin embargo me invitó a almorzar junto a su pareja y allí me contó toda la historia de su gestión sindical y a partir de allí lo empecé a acompañar en sus recorridas gremiales y políticas, hasta que me propuso ser el secretario de Organización, cargo que acepté y desde allí empecé a transitar el gremio”, explicó Melo en una entrevista con SEMANARIO.

-Hiciste un master en capacitación gremial

-Tal cual. Es como un cuento, si lo buscás no lo encontrás. Para Julio no existía el “Manual del dirigente gremial” y por eso me decía ‘tratá de agarrar algunas cosas de las que ves y para otras le pondrás tu propia impronta’. Y es así, se logra con la experiencia de los años y también a través de la gestión. Así se aprende sobre dirigencia gremial.

-Por su trayectoria y carisma es seguramente difícil alejar a Henestrosa de lo que es el comando del sindicato. ¿Cómo llevás adelante este “duelo”?

-La verdad aún no lo puedo separar. Desde hace dos años teníamos ausencias esporádicas debido a su salud, pero siempre estaba el contacto telefónico y viajábamos periódicamente a Buenos Aires. Él faltó a partir del 6 de junio por su fallecimiento y a la semana siguiente yo recibía felicitaciones por el cargo que ocupo, pero realmente no lo siento de ese modo.

Este es un puesto momentáneo que me toca llevar adelante con toda la comisión directiva; mi relación con Julio traspasaba lo laboral. Por eso él está presente en todas las decisiones que tomo. Aún hoy pienso que está en Buenos Aires esperándonos, entiendo que esa sensación se irá yendo con el tiempo. Seguramente voy a necesitar algún apoyo en ese sentido, pero sería egoísta de mi parte decir que hoy puedo separar estas cosas.

DESFASAJE SALARIAL

-¿Cuál es hoy la realidad del empleado de comercio frente a la crisis, primero en el orden nacional y luego puntualmente en lo local?

-A nivel nacional no podemos estar ajenos a lo que está pasando en todos los sectores. La federación de empleados de comercio (FAECYS), aglutina a más de 1.200.000 trabajadores y la realidad es que estamos pasando las mismas complejidades que los demás. Las paritarias fueron insuficientes y precisamente esta semana se acordó una mejora salarial al 15% ya acordado, pero igualmente esto es insuficiente. Esto ayuda a acentuar aún más la retracción que hay en el consumo comercial y un “parate” en las incorporaciones laborales. Si bien no estamos observado desvinculaciones de personal en las grandes superficies porque creo que las empresas están haciendo un esfuerzo enorme para mantener su plantel total.

Ahora, si el escenario lo planteamos en Junín, vemos la misma realidad, el comercio con muy poca afluencia de público, gran preocupación por las tarifas que afectan tanto al comerciante como al trabajador en su propio domicilio. Y esto lo queríamos subrayar en el anterior paro nacional ya que cuando hablábamos con los comerciantes les explicábamos que no era una medida en contra de ellos, sino que debía ser en conjunto porque el reclamo es de todos. Esta es una pelea de “pobres contra pobres”. Tal vez hay una mirada distinta sobre las grandes superficies, que son las empresas multinacionales que tienen otra estructura y otra forma de trabajar, pero las pymes y los comercios locales están pasando momentos muy delicados.

-Qué pasa entonces cuándo como defensor del trabajador hay que ponerse también del otro lado del mostrador, ya que son ambos los que tienen dificultades y ambos están formando parte de la relación laboral.

-Es un problema mayúsculo porque reclamarle al empleador sería injusto. Son las autoridades nacionales las que tendrían que hacerse responsables de este parate económico. Creo que la llamada de atención a través del paro reciente, fue una manifestación masiva precisamente por este tema. Si bien hubo algunas denuncias de presuntos aprietes en negocios del conurbano para que cierren sus puertas, también hubo denuncias de trabajadores que fueron presionados por la patronal para que trabajen, en medio de un reclamo que es absolutamente constitucional. Reitero que son casos aislados que van a existir siempre.

Pero creo que fue una demostración clara de advertencia al gobierno, acerca de que esta política nos está afectando a los bolsillos de todos.

Ya estamos viendo que no se puede llegar a fin de mes. Hace muchos años que yo no observaba una reapertura de paritarias como la que se observa ahora. Debemos recordar que en enero la pauta inflacionaria era de un 15% y a los pocos meses eso se ha superado con creces y hace falta reabrir la discusión por salarios.

DISCUSIONES COMPLICADAS

-¿Cómo se enfrenta precisamente esa paritaria, en el marco del que dábamos cuenta en una pelea -como decías- de “pobres contra pobres”?

-En primer lugar, vale hacer una aclaración y es que a nivel local el sindicato no tiene poder para negociar paritarias, eso es algo que algunos piensan, pero lo cierto es que la federación es la que lleva adelante la discusión.

Por otra parte, muchas veces se cree que la paritaria sólo es salario, pero se trata también de una serie de condiciones laborales. Pasa que en los últimos años y debido a la situación nos dedicamos a debatir salarios, debido a la pérdida del poder adquisitivo.

En este momento son dos los motivos, más allá de que las bases están reclamando porque no puede llegar a fin de mes, entendemos que si nosotros no inyectamos poder adquisitivo en los trabajadores, el comercio no va a mejorar.

Por eso soy un poco crítico acerca de este 10% logrado ahora que suma un 25% en total por la manera en que se va a aplicar. Ya que será de un 3% en octubre, 3% en noviembre y un 4% en diciembre. De esa manera estamos corriendo detrás de la inflación y no estamos inyectando más poder adquisitivo para que se traduzca en poder de compra del empleado.

-Porque ya las previsiones inflacionarias son del 30% para fin de 2018, cuando eran del 15% y recién vamos por mitad de año

-Tal cual y si bien se deja establecido que las partes se deben reunir en enero para reajustar lo que corresponda siempre venimos atrás de la inflación.

-Y la patronal, el comercio, ¿entiende que se necesita mejorar el consumo o simplemente lo ven como un “gasto” salarial?

-Según he leído estimo que esto es entendido por las cámaras empresariales y desde la entidad local. Sin embargo también comprendemos que el comerciante chico y la pyme, están siendo atacados de todos lados. Tanto desde las tarifas por servicios, los alquileres que en Junín son muy altos y muchos de ellos ajustados al dólar, la crisis cambiaria. Entonces pareciera que el sueldo del empleado siempre queda para lo último, pero realmente es el motor de consumo.

COMERCIO JUNINENSE

-¿Qué modificaciones ha sufrido el comercio juninense en los últimos años? ¿Cómo lo ven ustedes?

-Lo que se ve es una mayor presencia de multinacionales y grandes superficies. Entiendo que el gobierno, la sociedad, nos debemos un replanteamiento de los centros comerciales. Junín es una ciudad netamente comercial y tendríamos que hacer hincapié en algunas gestiones para que sea más llamativo y atrayente para el turista zonal. Si bien ahora están haciendo algunas “movidas” con descuentos lo veo como algo de emergencia para alentar el consumo, pero creo que debieran ser cosas planeadas a largo plazo y sostenidas en el tiempo. Siguen teniendo mucha presencia de supermercados multinacionales, casas de electrodomésticos que vienen de afuera junto a las tradicionales locales.

Mientras haya una competencia leal yo estoy de acuerdo en abrir las puertas a quienes vengan a la ciudad. No estoy de acuerdo cuando esa competencia no es justa, caso de los supermercados orientales de los cuales hay unos 36 en nuestra ciudad.

Han destruido el almacén de barrio y no vemos que generen fuentes de trabajo locales, más allá de eso nos preocupa su cumplimiento de normativas de seguridad e higiene, normativas laborales. Creo que habría que haber un mayor control en materia impositiva. Sabemos que no son de lo más prolijos en estos temas y termina pagando las consecuencias el comerciante local.

-Frente a ese tipo de situaciones ¿Hay falta de reglamentación o de control? ¿Falta decisión política?

-Creo que es falta de decisión política, porque desde el sindicato tratamos de hacer dos o tres inspecciones por semana, con Ministerio de Trabajo de provincia y nación y vemos que son insuficientes y que prefieren seguir pagando las infracciones antes que regularizar. Entonces hace falta ese compromiso que no digo que sea local sino nacional y provincial. Porque esto que pasa en Junín se replica en todas las ciudades de la provincia. En algunos lugares han logrado reglamentar por ordenanza el ingreso de supermercados. Lo mismo ocurrirá con Farmacity, hay municipios que ya han establecido ordenanzas para regularizar su ingreso.

-¿Y qué ocurre con el caso de los grandes supermercados de firmas multinacionales?

-Por ejemplo, cuando fue el caso de que Easy quería instalarse en Junín, fue muy criticado y yo por aquellos tiempos (año 2012) les mostraba a dirigentes de Comercio e Industria que estas empresas generan puestos genuinos de trabajo, de hecho tenemos numerosos afiliados en ellas. Los supermercados multinacionales que tenemos en la ciudad (Chango Más y Vea. La Anónima es nacional), generan trabajo genuino, tenemos buena relación con ellos, contamos con la presencia de delegados gremiales, lo que hace que ante cualquier problema estemos al tanto. Tal vez con la llegada de estas empresas haya habido súper locales que les fue mal porque no se “aggiornaron” a la época. Aunque creo que los que más los afectaron, como por ejemplo a Mastromauro, fueron los comercios orientales.  

TRABAJADORES MERCANTILES

-¿Qué cantidad de empleados de comercio hay en Junín?

-Serán unos 5.000. Y nosotros entre activos y jubilados sumamos unos 4.500 afiliados

-¿Y qué cantidad de empleados de comercio hay en la informalidad?

-No podría decir un número porque no lo tengo, pero son muchos. El mayor flagelo que tiene el comercio es la informalidad. Parte de la responsabilidad la tienen los empleadores, pero la mayor parte es del Estado por no preocuparse de alentar la formalidad con diferentes políticas. Cuando este gobierno inició su gestión en 2015 se hablaba de un blanqueo laboral, pero eso no apareció hasta la fecha. No podemos seguir midiendo con la misma vara al kiosco de la esquina o a las grandes superficies multinacionales.

Las cargas tributarias de los comercios más chicos son muy altas y alientan la informalidad.

-Se trata de un problema de mucho tiempo que no ha podido subsanarse. Nadie parece entender que no deben pagar siempre los mismos

-Exactamente, no hay que ajustar a los que pagan sino ampliar la base tributaria. Y aquellos que históricamente fueron “beneficiados” como grandes empresas monopólicas, hay que exigirles lo exigible. El comerciante, la pyme, que son grandes dadores de trabajo debieran tener una rebaja impositiva laboral lo cual también sería bueno para el trabajador.

No hay nada mejor que dignificar el trabajo teniendo su obra social, su aporte previsional, su acceso al sindicato por los servicios que brinda un gremio. Acceso a un convenio colectivo. Eso es trabajar dignamente.

-Hablamos de los problemas del asalariado y del problema de los comerciantes. ¿Qué dificultades se generan frente a la crisis a un gremio como este que ha estado en permanente crecimiento durante 30 años?

-Cuando la economía pasa un mal momento, cuando el comercio pasa un mal momento, se acrecienta el trabajo de un sindicato porque las consultas son mayores. También lo es la presencia. Y económicamente lo primero que vemos es la baja en los aportes, que cuesta cobrarlos porque se le da prioridad a otros pagos por parte de la patronal.

En el gremio, farmacia y obra social, somos unos 150 trabajadores y también damos trabajo en Junín. Esto también replica en la farmacia por el aumento en los medicamentos ha sido considerable y el que hoy va a la farmacia compra lo necesario y si antes adquiría algún accesorio hoy ya no lo hace. Es una cadena y nos toca algo de todo eso.

-¿Cómo seguirá la atención médica?

-No se modificará. Tenemos en total unos 26 consultorios, incluido Villa Belgrano. El servicio seguimos brindándolo y tratando de estar a disposición en la salud. En eso tenemos una estructura muy grande y brindamos un servicio muy bueno en relación a lo que son las obras sociales sindicales. El 50 por ciento son empleados de Comercio y la otra mitad son quienes llegan de otros sectores a elegir nuestro servicio.

En 2019 nuevas inversiones

Federico Melo respecto a las inversiones que se seguirán haciendo reveló a Semanario que “para principios de 2019 está proyectada la inauguración de una nueva dependencia para la farmacia”.

Explicó que “Julio había adquirido dos lotes ubicados en Gral. Paz y Libertad. La única dependencia alquilada es la farmacia de Libertad 8, por eso creemos que ya la trasladaremos en breve. Las acciones se atrasaron un poco por la ‘movida cambiaria que alteró algunos presupuestos’, pero dijo que ‘es un compromiso que vamos a cumplir’.

A ello se le sumará el traslado del jardín maternal que es un “gran beneficio para los afiliados y ya nos ha quedado con una gran demanda pendiente. Se compró un inmueble en calle Arias y después que terminemos la farmacia nos abocaremos al jardín. Es una gran inversión para los afiliados y un establecimiento que tiene además un gran prestigio”.

EL TEXTO ORIGINAL FUE PUBLICADO EL SÁBADO 07 DE JULIO 2018 EN NUESTRA EDICIÓN IMPRESA   

 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS