Junín. sábado 18 de agosto de 2018
Semanario de Junín » Locales » 27 jul 2018

titular de uocra junin

Eduardo Diotti: “la crisis que se avecina es peor que la de 2001”

El secretario general de los trabajadores de la construcción manifestó que están que arden. A nivel nacional el gobierno no les cumplió y a nivel local no hay obras.


Por:
Semanario

Hace poco menos de un mes se reunieron en la sede del sindicato de la construcción en la ciudad de Buenos Aires y acordaron que habría una "tregua" en los reclamos por parte de los empleados y empresarios de la construcción y que, a cambio, en el mes de agosto el Gobierno se pondría al día con las deudas de los certificados de obra. Pero parece que no fue suficiente.

En la semana que pasó hubo un nuevo encuentro del Consejo Directivo Nacional de la Cámara de la Construcción y las quejas fueron mayores.

"Tenemos los mismos problemas que teníamos en la previa al encuentro con el ministro de Interior, Obras Públicas y Vivienda, Rogelio Frigerio”, con quien se juntaron el pasado 27 de junio y acordaron un “proceso de reacomodamiento”.

Eso parece que no ocurrió y el ajuste ata de manos al gobierno y el parate lo trasladan al empresariado.

Por el lado de UOCRA la situación es similar, las huestes que lidera Gerardo Martínez, sostienen que "no se cumplió con nada hasta ahora y estimamos una pérdida de 25 mil puestos de trabajo en menos de un mes. Si seguimos en este camino van a tener una reacción de la UOCRA".

Hay algunos pagos trabados en las oficinas de Rogelio Frigerio y si bien el funcionario dice que todo está normal, la situación no lo está en absoluto.

“JUNÍN ESTÁ MAL”

Para Eduardo Diotti, el secretario general de UOCRA Junín, la situación en el distrito “están mal”. Expresó a SEMANARIO que “no hay obras públicas nuevas. Se inician y se paran”.

El panorama trazado por el dirigente es más que preocupante ya que se creía que la llegada de obras públicas alentaría el mercado laboral, pero quedó demostrado que se trató de un envión inicial y ahora todo transcurre lento y conflictivo.

“Las empresas no cobran o están pidiendo los mayores costos por inflación y no se los dan y entonces se complica todo” sostuvo Diotti y añadió que “en algunos lados, los contratistas,  prefieren dejar lo que hicieron e irse, otros van más lento, pero siempre el perjudicado es el obrero”.

De ese modo ejemplificó que “hay una obra parada en Arribeños que también pertenece a la seccional Junín donde la empresa no cobra desde diciembre y es un emprendimiento grande de cloacas y una planta depuradora”.

El sindicalista narró que “el otro día estuvimos allí con la empresa, el contratista, el secretario de obras Públicas municipal y prometieron que pagarían y no pagaron. Finalmente paramos la obra hace 10 días, porque los compañeros quieren cobrar. Es lo lógico”.

Reconoció que “acá en Junín tenemos la autovía que hasta ahora va bien. Si se para esa obra, es un grave problema, hay 160 compañeros trabajando”.

Dijo que también “siguen adelante las obras de desagüe pluvial”, pero hay otras que se frenaron.

Al referirse al sector privado, el titular de UOCRA dijo que “habían empezado un edificio torre, pero el inversor se arrepintió por la situación que presenta el país. Prefiere poner la plata en interés, viendo lo que están dando. Es más conveniente meterse en la bicicleta financiera que en ladrillos”, opinó. Agregó que “el resto son algunas obras chicas”.

El panorama es preocupante en extremo, ya que la crisis del sector -uno de los termómetros de la economía- no levanta la puntería.

SITUACIÓN “DESESPERANTE”

“No hay muchos compañeros trabajando y hay alrededor de 1500 curriculums en la UOCRA (NdR: hace dos años eran 300), de gente que va a buscar trabajo, la verdad que es desesperante. Es peor que el 2001”.

Dijo además que les llegan pedidos empleo de gente que se dedica a todos los rubros y se ofrecen como ayudantes de albañil ya que no consiguen nada ligado a lo suyo.

“Vienen a la UOCRA porque se quedaron sin trabajo en supermercados, comercios o en alguna fábrica”.

Consideró Diotti que “para quien no está en un sindicato tal vez no lo note, pero al nuestro vienen 30 o 40 personas todos los días para buscar trabajo y lamentablemente no les podemos dar solución. Ojalá pudiéramos”.

Además hay muchos ayudantes anotados y, por ejemplo, “no hay carpinteros porque muchos de ellos están trabajando en la obra de la autopista de la ruta nacional nro.7, con buenos salarios”.

Sobran ayudantes y faltan carpinteros armadores de enconfrados.

El dirigente destacó que “en la ruta 7 ya no hay más cupos para entrar y en Junín ya casi no quedan fábricas, no hay obras grandes, no se construyen viviendas. Junín se quedó frenado”.

Hizo hincapié en que “los otros días leí un artículo que daba cuenta de que en un partido bonaerense iban a construir 200 viviendas, entonces a 2 o 3  personas por vivienda son 800 a 1000 fuentes de trabajo y eso achicaría mucho la bolsa de ofertas, pero eso no pasa en Junín. Seguimos anotando ayudantes y la mayoría son chicos de entre 18 y 25 años. El problema es que quien no va más a la escuela, no tiene adonde ir a trabajar”.

Ante la consulta acerca de qué puede hacer el sindicalismo, Diotti manifestó que si no salen obras “¿qué podemos hacer nosotros? ¿Dónde ponemos la gente a trabajar?”

Finalmente el gremialista sostuvo que “había obras de la UNNOBA que se pararon, también la ampliación del hospital interzonal se paralizó, el nuevo centro de monitoreo de calle Lavalle va muy despacio y la terminal de ómnibus está finalizando. El problema es que si no viene nada nuevo, se trata de una situación muy grave”.

 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS