Junín. sábado 18 de agosto de 2018
Semanario de Junín » Locales » 1 ago 2018

TERAPIA PEDIÁTRICA

HIGA: la dirección que juega con la salud

La co-directora del hospital, Alicia Ramallo, en consonancia con la gestión municipal, provincial y nacional, “pateó la pelota para adelante” y en lugar de reconocer falencias en el servicio de terapia infantil, esbozó un “cuento de hadas” con miras al 2019. Año de -más- promesas y elecciones.


Por:
Semanario

Una de las directoras (tiene tres) del Hospital Interzonal General de Agudos (HIGA) “Abraham Piñeyro”, Alicia Ramallo, salió al cruce de la denuncia realizada por SEMANARIO la semana pasada, acerca del estado decadente que presenta el servicio de terapia intensiva pediátrica del centro público que ella dirige y la posibilidad de que deje de funcionar en los próximos días.

Funcionarios atados al sillón, aburridos de la profesión y olvidados del juramento hipocrático, suelen ponerse a la defensiva cuando algo o alguien los saca de la zona de confort y su arremetida sin argumentos los hace caer aún más bajo de lo que estaban.

Del mismo modo, como se viene asegurando hace más de una década, Ramallo se sumó a los cuentos de sus antecesores y sostuvo -sin sonrojarse- que “el Ministerio de Salud provincial aprobó la elevación a la categoría de ‘servicio’ de esta área, lo cual se concretaría a partir del presupuesto provincial 2019”, al tiempo que negó que vaya a cerrarse el servicio.

En primer término, la co- directora hospitalaria habla de que “no se cerrará” un servicio que en verdad no existe, ya que el HIGA nunca contó en forma oficial con una unidad de cuidados intensivos pediátricos, sino que como señalara SEMANARIO en su denuncia “no está reconocida como tal en los papeles, ante el Ministerio de Salud provincial; los pediatras que cumplen funciones cobran como médicos de planta y no como terapistas, una especialización a la que corresponden otros salarios”. Algo así como un servicio “en negro”.

Tampoco dice la responsable del nosocomio qué médicos se harán cargo de cumplir con los cuatro puestos que quedaron vacantes y si seguirá ayudando a que los especialistas terminen con la “cabeza quemada” (ver aparte), como podría ocurrir con una médica que la semana pasada debió hacer una jornada de 36 horas corridas y después de que otro terapista se rindiera a esta metodología debido al estrés que causa la indiferencia de las autoridades frente a las necesidades del sistema. De hecho, uno de los médicos renunciantes fue quien el pasado febrero debió enfrentar a la mamá del niño que llegó desde Vedia con una picadura de alacrán y decirle que no había antídoto cuando el HIGA forma parte de la red de establecimientos federales para atención de ataques ponzoñosos. Ese tipo de situaciones de fuerte tensión son las que desbordan a los profesionales médicos y enfermeros, a quienes por más “corazón” que pongan, el cerebro le termina pasando factura.

Más allá del profesionalismo, ¿qué confianza se puede tener en un profesional que hasta pone en riesgo su propia vida para salvar otras?

Incurre en un error la directora cuando dice que “entre todos” intentarán cubrir los cargos, cuando se sabe que ni el jefe de la unidad tiene especialización en terapia y que se requiere de personal idóneo y no “voluntarista” para estos casos porque se trata de vidas humanas, se trata de un servicio público y se trata de ser serios y responsables para no caer en un presunto incumplimiento de los deberes de funcionario público.

Siguiendo en el apuro de dar respuestas a la prensa frente a la verdad revelada, Ramallo expresó: “estamos viendo la forma de que la unidad siga trabajando como siempre lo ha hecho”, demostrando su desidia a sabiendas de que el funcionamiento “como siempre lo ha hecho” es deficitario en todo sentido, con equipos vetustos, algunos que no pueden ser reparados porque no se consiguen repuestos, personal médico no reconocido, derivaciones de otros distritos rechazadas, personal insuficiente en épocas “pico” invernales y otra andanada de carencias que pareciera resultan normales para quien suele padecer de desmemoria acerca de lo que seguramente le enseñaron en la facultad y lo que hace a estar a cargo de un ámbito público que requiere de un perfil político que indudablemente no tiene y se nota en la gestión.

Por último, en la escalada de desinterés demostrado ante un hecho de gravedad, la Dra. Ramallo, al igual que lo hacen el intendente, la gobernadora y el propio Presidente de la Nación, “tira la pelota para adelante”, cuando afirma que el “año que viene” se regularizará el tema.

Entonces, les decimos a los niños que no se enfermen ni se accidenten hasta el año próximo, que nuestros funcionarios benefactores están haciendo todo para corregir los errores, pero lo cierto es que si SEMANARIO no se hubiera hecho eco de numerosas voces para convertirse en caja de resonancia, la “zona de confort” de los funcionarios ineficientes no hubiera sufrido contratiempos.

La dirección del hospital hace rato ya -y lo venimos remarcando- se mantiene en modo “desconectado” como si nada les importara, más que el depósito de su sueldo mes a mes, todo ello avalado por una Región Sanitaria III descabezada, silenciosa, pero no por ello menos responsable, que en conjunto hacen del hospital un lugar de preocupación cuando debiera ser de orgullo.

No sólo se está demorando la llegada del transporte público, en cuyo caso caminaremos algunas cuadras. Se están demorando soluciones que hacen al bienestar de nuestros niños, de nuestros jóvenes y también de nuestros adultos y mayores, y no sólo de Junín, sino de toda una amplia región a cuyos habitantes también se les están negando atención. Que eso cambie deberá ser responsabilidad de sus intendentes que deben considerar al “Hospital de Junín” como un hospital de “toda la región” e insistir a las autoridades para tener un servicio no sólo “acorde” sino “modelo”

Porque en el sector público, cuando no se tiene sensibilidad, es preferible dar un paso al costado y dejar los cuentos de lado, ya que como en este caso, son vidas las que se ponen en juego.

NOTICIAS RELACIONADAS

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS