Junín. lunes 17 de diciembre de 2018
Semanario de Junín » Locales » 6 ago 2018

PIPO EL PAYASO

Risa y alegría como armas combativas


Por:
LUCIANA CAMARERO

Producto del sufrimiento tras la separación de sus padres, nace “El payaso Pipo”, a quienes muchos juninenses conocen tras verlo hace ya años en la plaza de los niños.

 

Oriundo de 9 de Julio, ciudad donde sigue residiendo aunque visita periódicamente Junín, Pipo asegura que de chico, el ver a su madre trabajar todo el día, sintió la responsabilidad de robarle una sonrisa. Su convicción radicaba en considerarse un payaso que se disfrazaba de persona. “El humor funciona como una respuesta al miedo y en ese ejercicio de hacer reír a alguien, te vas convirtiendo poco a poco en un payaso”, expresó Pipo a SEMANARIO.

De grande comenzó a sentir que el personaje no le quedaba tan cómodo y ahora siente que es una persona que se disfraza de payaso con el fin de transmitir algo de alegría y felicidad en este mundo hostil.

Con las responsabilidades que toda persona adulta va adquiriendo e incorporando con los años, Pipo formó una familia y había encontrado un trabajo estable que le garantizaba muchos beneficios, pero el encierro lo agobiaba y no se sentía pleno.

“Trabajaba de sereno en un supermercado y estar encerrado no era lo mío. A los días veo a un señor, que ahora es quien vende pochoclos en la plaza, vestido de payaso vendiendo globos. Me gustó, me hice el traje y noté que en unas cuatro horas pude ganar lo que obtenía con el sueldo entero en el supermercado y encima estaba siendo feliz haciendo lo que me gustaba”, recuerda.

En esas situaciones donde se toman decisiones tan cambiantes, en el ámbito familiar requiere mucha incertidumbre y desafíos contantes, pero la pasión y el deseo por trabajar por y para los niños era su motor diario.

Con el tiempo se fue perfeccionando y leyendo mucho sobre psicología, sociología, cultura y hace varios años que viene realizando encuentros solidarios en distintas ciudades.

A su vez, Pipo se prepara para los festejos del día del niño que tendrán lugar el 19 de agosto junto a una agrupación solidaria en el barrio Cooperativa (Pastor Bauman y Camino del Resero), donde dará un espectáculo gratis para 200 chicos y regalarán globos, juguetes y golosinas.

Estos espectáculos son gestionados con otros shows gratuitos que brinda Pipo en escuelas, comedores y jardines del noroeste de la provincia de Buenos Aires como 9 de Julio, Bolívar, Pehuajó, Bragado, Carlos Casares, Agustín Roca, Junín, entre otros, con el fin de poder llegar a los más chicos que no tengan acceso o la posibilidad económica para ir a un circo o a un cine.

“Estas actividades son financiadas con una poesía impresa que se le da a las personas, no se vende pero es a voluntad y colaboran con lo que puedan. Dentro de esa misma poesía está mi número de teléfono para que la gente se comunique por medio de whatsapp, y una vez realizado el evento, yo les mando la foto con los chicos que fueron participes del show gratuito. Eso brinda una transparencia tal que nos permite que cada año podamos elegir distintas instituciones para brindar otros espectáculos gratis”, explica.

El humor es una forma de sociabilizar: quien te quiere se va a reír, la persona que no quiere, por más que el chiste sea muy gracioso, no lo va a recepcionar. Pipo habla de la “coulrofobia”, que es el temor o el miedo a los payasos. Para un pequeño porcentaje de la población la figura de éste es asociada a sensaciones negativas y desagradables, hasta al punto de generar en la persona mucho pánico.

Aunque generalmente suelen producir sensaciones y emociones diversas asociadas a momentos divertidos y de entretenimiento, Pipo maneja ciertos recaudos y cuidados cuando se alerta de casos en donde no es bien recibido, sea cual fuere la causa, y lo respeta.

LAS INQUIETUDES DE PIPO

Pipo es un payaso que, desde su lugar, lucha contra el sistema, y eso lo motivó a generar nuevos proyectos. Entre ellos, ser presidente del Banco del Tiempo de 9 de Julio, una forma de comprar y vender sin dinero, como una versión mejorada del trueque. Esto brinda fuerza local porque se crea una moneda propia social capaz de circular y no ser acumulativa.

Este banco funciona y se organiza a través de whatsapp y a Pipo le gustaría que en Junín exista la posibilidad de fomentarlo. “Cuesta hacerlo porque en el caso del trueque, todo el país había caído en una crisis. Está muy relacionado pero le pusimos Banco del Tiempo porque no tiene nada que ver con la crisis. Lo que pasa es que la clase media quiere ser clase alta, por eso vota a gente elitista. Una vez que la clase alta lo recibe, lo devuelve a su estado original o un poco más abajo, que sería pobreza y lo que no se está entendiendo es que estamos siendo dominados económicamente. Este proyecto genera más recursos”, detalló.  

El proyecto trata, básicamente, de ofrecer un servicio a cambio de unidades de valor. En el caso de la ciudad de 9 de Julio utilizan pétalos, es decir, únicamente se contabiliza el tiempo invertido en el servicio prestado para acumular esa ganancia en la cuenta de la persona que lo presta y que podrá canjear después para recibir otra contraprestación.

“Hay demasiada programación para que siendo gente de un país rico vivamos como gente pobre”, concluyó Pipo.

¿Qué es el Banco del Tiempo?

El Banco de Tiempo es una iniciativa cuyo objetivo es fomentar los servicios de cooperación y solidaridad entre las personas, con el propósito de mejorar la calidad de vida de las mismas a través del trueque. A través del BdT se puede aprovechar el altísimo potencial que tenemos como comunidad y como individuos, aprovechando cada habilidad, cada competencia, cada aptitud, cada experiencia, para ofrecérselos a otras personas que los necesitan, utilizando como unidad de intercambio el tiempo. Es decir, lo moneda de intercambio es el tiempo. Por ejemplo, si una persona es muy buena tocando guitarra y quiere aprender computación, y por otro lado, una persona es muy buena en informática y quiere aprender a tocar guitarra, ambos tiene una habilidad que pueden intercambiar por un período determinado, por ejemplo, una hora de tiempo, satisfaciendo así su necesidad sin la intervención del dinero.

 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS