Junín. sábado 18 de agosto de 2018
Semanario de Junín » Deportes » 7 ago 2018

Automovilismo

Autódromo: nada para festejar

El 7 de agosto se recordó la reinauguración del Eusebio Marcilla. Un cumpleaños que invita más a la reflexión que a la celebración. Poco a poco, las categorías nacionales dejaron de visitarlo y ahora espera una millonaria cifra para su reconstrucción.


El 7 de Agosto de 2011 se re- inauguraba el autódromo Eusebio Marcilla en Junín. Aquél día de fiesta, en la jornada de TC , el recordado Guido Falaschi se quedaba con la victoria, en el que sería su único triunfo en Turismo Carretera. Una jornada de tensiones, con trabajos de madrugada en el curvón para reparar la carpeta del sector, preanunciaron lo que hoy es una postal casi del abandono. Poco a poco, las categorías nacionales dejaron de visitarlo y ahora espera una millonaria cifra para su reconstrucción.

El autódromo se re-inauguró el domingo 7 de agosto de 2011 con la participación del Turismo Carretera y el TC Pista. El circuito original que poseía 2.000 Mts. fue modificado, se anexaron al predio más de 50 ha y se construyó un circuito de más de 4.200 m, capaz de albergar a cualquier categoría del automovilismo nacional argentino, como el Turismo Carretera, Súper TC2000, TC2000, Turismo Nacional, Fórmula Renault y Top Race.

 

El diseño de la 'jota' juninense nació mal y terminó peor. Administrado por la comisión de Automotoclub Junín, pensado para las categorías nacionales, pronto encontró su curva descendente. Sin otros ingresos que los escasos de los 'dueños del espectáculo' el club debió vender su sede de calle Remedios Escalada de San Martín para pagar parte de la deuda que le insumió la construcción del trazado y acudió a diversas estrategias para 'mantenerlo activo' con la presencia de algunas categorías regionales como las Agrupadas Federadas y algunas picadas nocturnas. Pero no mucho más.

Hoy, olvidado y necesitado de una millonaria inversión, el mítico 'Caballero del Camino' que le dio su nombre espera por aquellos días de gloria.

Se precisan  más de veinte millones de pesos para darle vida otra vez. En medio de un panorama nacional complicado, con aumento de costos y la irrupción de nuevos trazados en cercanías de Junín, como el caso de San Nicolás, Azul, Olavarría o Rosario, sus días parecen contados.

Los pedidos de auxilio a empresas y políticos no han dado ningún resultado. Incluso el ahora senador de la zona, Esteban Bullrich, cuando fue MInistro de Educación y Deportes al ser consultado enfáticamente contestó que "el estado tiene otras urgencias, antes que invertir en un autódromo".

Por todo ello, este 7 de agosto, al Marcilla la ciudad le prende una vela. Y no precisamente para festejar un cumpleaños. 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS