Junín. martes 16 de octubre de 2018
Semanario de Junín » Humor Político » 19 sep 2018

pagina amarilla

El Reino de Alexia (XXIII)


Por:
Semanario

“¿Cómo es posible que, con todo lo que falta hacer en el reino, a Alexia no se le caiga una idea para hacer? Porque pareciera que, desde que Amarillo I quedó tapado por los desboles de la tormenta, nuestro selfie-rey, en solidaridad con su jefe de color o vaya a saberse por qué, desapareció del reino”, le dijo uno de las afueras a otro.

Un cronista retratador del reino, que casualmente pasaba por allí y escuchó el diálogo, pensó: No es que Alexia desapareció. Estuvo tapado de revoluciones de alegría mandadas como festivales, bailes, comidas y cosas así. Claro, lo que se dice gobernar, gobernar, nada. Poquito y nada. Más nada que poquito. Pero entretenido sí, para no hablar de ciertas cosas. Así que, mejor bailongo que obras y mejor músicos lejanos que pesares cercanos. Y todos contentos. Al menos por un ratito.

Miren que hay cosas para hacer en el reino… Como decir qué tipo de reino querer ser, por ejemplo. Pero no. Ni eso. ¿Un reino industrial? Mmmm, difícil, aunque se haya retratado con algunos exitosos de las afueras, ni ahí… ¿Uno comercial? Complicado, si los comercios del reino están que trinan por los tributos y la caída en las ventas… ¿Uno agropecuario? Mmmm tampoco, si Amarillo I le clavó una cuchillada por los acres que precisa… ¿Tal vez uno deportivo? Menos que menos, si el deporte del reino lo conducen algunos y ni las migajas dejan en el reino… Bueno, podría ser un reino turístico… Alexia y todos los reyes tienen la dicha de tener una geografía que los ayuda, con algunas praderas verdes, lindos arbolitos y lagunas con peces… claro, podría si a las lagunas le hubieran puesto algo como para que los visitantes tuvieran ganas de quedarse, algo más que cortar los pastos… en fin… ¿Qué queda? Nada. O sea, como dicen los de las afueras, este reino es pura cháchara, con algunos palacetes lindos, los de los reyes y no mucho más. O sea, poquito pero con lindo maquillaje. Con mucho por hacer y Alexia pensando en los pesares personales de su tribu y no en los de su reino. Así, va la vida y por eso el reino está como está.

“Nada no, no sea desagradecido”, acotó uno de las afueras que leyó la mente. “Festival Cultura Reino; Tango Reino, Cosechero Reino, Rural Reino; comidas y adoquinados en algunas afueras, para no seguir. Tan mal no estamos… no sólo eso: los bancos del reino tienen plata, las empresas del reino invierten, los caminos reales siguen adelante, el reino madre de todos los reinos del mundo nos prestó dinero, los grandes reyes se calmaron en el mercado central del dinero, vienen músicos a tocar gratis al reino, Alexia se congeló sus ingresos... mirá si no hay cosas positivas… ¿de qué te quejás?”.

Al otro se le inyectaron los ojos de sangre… y así, con los ojos saltones con una mezcla de bronca y lástima, abrazó a su amigo paternalmente y le susurró al oído: “¿Sabés de qué me quejo? De lo mismo que se quejaba mi abuelo de los reyes conservadores de su época.  Te cuento: laburo doce horas al día, mi mujer nueve, cada vez ganamos menos acres, me pagan en cuotas, no estamos casi nunca en casa, a nuestros hijos los vemos en los portarretratos, dejamos el carro en el galpón del fondo porque no me da para echarle pasto al caballo, los tributos –aunque no estamos casi nunca-, son impagables y estamos cada vez más afuera de las afueras. ¿Entendés? Afuera de todo, en casa comemos pan duro para que los vástagos coman arroz. Armamos una quinta en los fondos de la finca para acordarnos que la lechuga es verde, y vos… y vos… ¿todavía me preguntás de qué me quejo?… decime… ¿sos tan boludo, que no te das cuenta? Oíme ¡En qué reino vivís? ¿En el de Alexia o en el de las afueras? Porque no es lo mismo, viste, no…no es lo mismo”.

PetrEgo

Perdido en su propio mundo, la semana pasada, cuando la empresa Fideos Don Antonio suspendió a 13 trabajadores, PetrEgo no tuvo mejor idea (ayudado por la prensa adicta) que salir a contar que Junín ¡sortea la crisis y que se abrieron comercios como nunca! Increíble.

Es inexplicable tamaño dislate discursivo. Uno esperaría otra cosa del jefe comunal. En momentos que el dolor de quien se queda sin trabajo, o ve licuar su dinero, lo mínimo sería una palabra de apoyo, de acompañamiento y el trabajo (para eso también está en el cargo, sépalo) para que el presente sea un mal recuerdo, pero no. PetrEgo recurre a frases semejantes que suenan  a cargada.

“Junín es líder en la región y hemos tenido la apertura de muchos comercios en estos días”. Curiosa arenga, don PetrE, va a lograr que llegue gente de todos lados a la nueva Suiza bonaerense.

¿No habrá querido decir otra cosa? Junín, de la mano de PetrEgo sortea la crisis. ¿Quién la quiere?

La verdad, en ese sorteo, la inmensa mayoría tenemos todas las bolillas y algún conocido siempre saca el premio mayor. Mayor tarifa en gas, en luz, en combustibles. Sólo a PetrEgo se le ocurre sortear la crisis, justo lo que nadie quiere ganar. Aunque a él, el problema pareciera resbalarle y vivir en otro mundo.

Por algo en la reciente conferencia de prensa, donde se explayó sobre la transparencia y su situación personal dijo que “venimos trabajando y ahorrando (él y su esposa suponemos) como lo hace cualquier pareja (¿?) que tiene proyección y vamos a seguir haciéndolo”. Más claro, agua. De ese lado, la de él, ésa vida, del otro, la nuestra, otra bien distinta.

"Aconsejar economía a los pobres es  insultante. Es como aconsejar que coma menos al que se está muriendo de hambre", escribió un tal Oscar Wilde. Podría leerlo, don PetrEgo.

Boletín comunal amarillo

MIRÁ LO QUE NO HICIMOS ESTA SEMANA:

-Cortar el yuyal de la pista de atletismo.

-Contar de qué lado estamos. Si estamos con las empresas sospechadas de corrupción (que hicieron obras en Junín) o con la gente.

-Pedir por la transparencia ahora. Ahora, ¿qué nos negamos en el pasado reciente? Bueno, cambiamos.

-Explicar cuándo largamos con el bondi. Por ahora le damos duro a las paradas.

-Realizamos una jornada de control de pesca. El pejerrey es nuestro, y por eso ni se pesa, ni se toca ni se vende. Es para los de afuera.

-Fuimos anfitriones de una “jornada de fortalecimiento de municipios y agentes territoriales”. ¿Qué para qué sirve?

-Aclaramos que el show ‘Las cuenteras de la esquina’ no hace referencia a los integrantes del edificio de la intersección de Arias y Rivadavia ¡Por favor, malpensados!

 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS