Junín. martes 16 de octubre de 2018
Semanario de Junín » Bonaerenses » 24 sep 2018

partido centenario

El fantasma de la interna vuelve a decir presente en el radicalismo bonaerense

El triunvirato de Daniel Salvador, Maximiliano Abad y Carlos Fernández llega a su fin, y ya hay un frente de tres dirigentes que quieren jugar la interna para quedarse con la conducción en un año clave para Cambiemos.


Mientras la crisis social y financiera pega de lleno en el país, la Unión Cívica Radical se encamina a transitar un nuevo periodo electoral interno. Si bien en los últimos comicios boina blanca, después de las especulaciones, se llegó a un frente de unidad con tres figuras al mando, ahora el escenario plantea otra acalorada discusión.

Es que, la conducción del triunvirato Daniel Salvador, Maximiliano Abad y Carlos Fernández fue puesta en discusión desde la propia Legislatura bonaerense. En definitiva, dos diputados y un intendente del conurbano trabajan para sumar adeptos y consagrarse como la nueva conducción radical.

Se trata del quilmeño Fernando Pérez, el oriundo de San Martín, Walter Carusso, y el mandamás de San Isidro, Gustavo Posse. 
 
Las intenciones del sector apuntan a consagrar una renovación al mando del Comité Provincia y mantener la relación con la pata amarilla de la alianza Cambiemos. Claro está, no la tiene fácil. Del lado de enfrente se encuentra el vicegobernador, un diputado nacional y el jefe bonaerense de la bancada de Cambiemos.

Como si fuera poco, las charlas del triunvirato que promueve las internas, ya tuvo sus repercusiones en los intendentes del partido centenario y no cayeron en gracia.

Las críticas apuntan a la crisis social y financiera que atraviesa el país. "La gente no quiere que le hablen de política y peleas de poder, quiere soluciones para salir de la tormenta", sentenció uno de los alcaldes del interior.

"El camino para seguir creciendo es la unidad, una unidad que sea verdadera y que piense en la realidad que atravesamos", redoblaron desde las intendencias radicales del interior.

Con dicho panorama, el recambio de autoridades del radicalismo ingresó en la rosca y género divisiones internas. El reparto de poder ya se discute internamente y genera malestar como aliados.
 
Fuente La Tecla

NOTICIAS RELACIONADAS

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS